MLB celebra el día de Jackie Robinson en medio de protestas raciales

Aunque la temporada de Grandes Ligas comenzó un poco tarde y con un calendario reducido. La MLB no podía dejar de celebrar el legendario Día de Jackie Robinson, hoy más que nunca, cuando el racismo está tan presente como en aquellos tiempos del jugador.

Las Grandes Ligas de Béisbol celebraron un día de Jackie Robinson como ningún otro viernes, con equipos celebrando a un hombre que rompió la barrera del color del deporte con los Brooklyn Dodgers en 1947 mientras continuaba el ajuste de cuentas racial.

Diez partidos de béisbol se pospusieron durante dos días ya que algunos equipos se unieron a otros deportes como la NBA, WNBA y MLS para protestar contra la injusticia social.

Para el mánager de los Mellizos, Rocco Baldelli, es un honor oportuno.

“Me pareció casi una locura y algo genial, después de todo lo que pasó ayer en el béisbol y en los deportes y también con nuestra organización, que volvamos aquí hoy y nos vistamos con el número 42 y salgamos y celebremos a Jackie. Robinson y todo lo que ha hecho por nuestro juego, y realmente, por la nación «, dijo Baldelli.

El Día de Jackie Robinson suele ser el 15 de abril, pero la celebración se trasladó al 28 de agosto esta temporada para adaptarse al horario alterado por COVID-19, que comenzó a fines de julio. La fecha fue elegida porque es el aniversario de la Marcha en Washington en 1963 y también el día en 1945 cuando el gerente general de los Dodgers, Branch Rickey, se reunió con Robinson para discutir cómo romper la barrera del color.

Un impulsor del “Black Lives Matter” antes de su creación

Black Lives Matter es un movimiento descentralizado que aboga por la desobediencia civil no violenta en protesta contra los incidentes de brutalidad policial y toda la violencia por motivos raciales contra los afrodescendientes.

Este movimiento social se creó en Estados Unidos, pero se ha convertido en un llamado internacional. Su fundación fue realizada el 13 de julio de 2013. Un total de 66 años antes de esa creación, un pelotero luchador y con gran perseverancia, luchó contra un sistema comandados por “blancos”.

Jackie Robinson desde el día uno en que fue presentado por los Dodgers de Brooklyn, debió ser protagonista de una guerra racial. No era bienvenido en distintas localidades por su color de piel. Sufrió golpes y atropellos de los rivales, por el simple hecho de ser “diferente”. Sin embargo, se impuso a todo ese mal y se convirtió en leyenda.

Si Robinson hubiese tenido el respaldo del movimiento social “Black Lives Matter”, sería el encargado de lucir su firma e imagen para apoyar la iniciativa. De hecho, su propia hija Sharon Robinson, aseguró que su padre “abrazaría con mucho cariño este llamado de protección a los maltratados por su color”.

El 28 de agosto también es una fecha importante

El 28 de agosto es una fecha importante en la historia de Estados Unidos para la famosa «Marcha sobre Washington» en 1963, a la que Robinson asistió con su familia.

Como dice su hija Sharon en un video ensayo transmitido el viernes en MLB Network, el 28 de agosto de 1945, el gerente general de los Dodgers, Branch Rickey, invitó a Robinson a su oficina para una cuasi entrevista antes de extenderle un contrato con el equipo.

El discurso de Martin Luther King Jr. ese día, dijo Sharon Robinson, «se sintió como una continuación del progreso en el que papá había estado en el centro desde que jugó por primera vez en Ebbets Field».

A pesar de que su padre murió en 1972, Sharon Robinson dijo que le han preguntado cómo se sentiría su padre ante la ola de protestas en nombre de la justicia racial.

«Creo que lo único que puedo decir con certeza es que mi papá se habría concentrado en el cambio que debe venir, identificando formas para que impacte a la mayoría de las personas y haga la mayor diferencia», dijo. «Él habría abrazado la lucha de Black Lives Matter y creído en la lucha.

No puede existir un año sin Jackie

La pandemia de COVID-19 impidió que la temporada de las Grandes Ligas de este año comenzara según lo programado y, por lo tanto, negó a las Grandes Ligas la oportunidad de celebrar el Día de Jackie Robinson en su forma habitual en el campo, el 15 de abril. Esa fue la fecha en 1947 cuando Robinson, jugando primera base para los Dodgers de Brooklyn, rompió la barrera de color de las Grandes Ligas. Al hacerlo, cambió el juego y la sociedad con él.

El cambio de este año que involucró a Robinson fue perfecto. Cuando se le negó la oportunidad de reconocerlo en abril, MLB cambió la celebración de 2020 del pionero sin igual del béisbol al viernes, que merece ser recordada como una fecha trascendental por su rico significado.

«Mientras el nombre de Jackie Robinson esté ahí todos los años, eso es todo lo que cuenta para mí», dijo Tommy Davis, un jardinero negro que ganó títulos de bateo de la Liga Nacional con los Dodgers de Los Ángeles en 1962-63. «Debe ser recordado todos los años, por el resto de nuestras vidas, por el hecho de que fue el primer pelotero negro. ¿Qué importancia tiene eso?»

El día de Jackie Robinson se debe seguir celebrando, aunque la dura realidad pareciera que ni porque el gran 42 le dio un fuerte golpe al racismo, la sociedad cambió. El racismo sigue más vivo que nunca, y las protestas aunque se han hecho notar, parece fulminarla.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba