MLB no le teme a crisis ni brotes

En la Major League Baseball (MLB) están bastante claros que atraviesan su primera crisis en la temporada 2020. Los positivos por el COVID-19 dentro de los Marlins de Miami se puede considerar como un motivo para cancelar la campaña, pero el alto mando confía que solo es un mal rato de lo que será un éxito.

Incluso, Rob Manfred, comisionado de MLB, esperaba una crisis de este tipo. Estaba consciente que jugar en pandemia iba a traer contagiados en algún punto y, aunque que ocurriera en la primera semana no estaba en los planes de nadie, se sienten preparados para enfrentar la crisis.

El plan en la liga es claro. De momento, los Marlins no jugarán los dos primeros encuentros que tenían programados contra los Orioles de Baltimore. Esperarán los resultados y, dependiendo de los mismos, podrían volver al terreno el miércoles. Por su parte, los Filis de Filadelfia se mantendrán a la espera por precaución.

“Estamos esperando ver los resultados de las pruebas antes de tomar una decisión», dijo Manfred en una entrevista. «En este momento, lo único que es firme es que si los resultados de la prueba resultan negativos para el resto de los [Marlins], jugaríamos al menos dos en Baltimore el miércoles y jueves».

El pasado fin de semana aparecieron varios contagiados dentro de los Marlins. Según el comisionado, uno se confirmó el sábado y cuatro más el domingo. Según un reporte de Jeff Passan, la cifra supera los 12 peloteros.

Todos esos jugadores quedaron bajo el protocolo de MLB. Se sometieron a otras pruebas para confirmar, se chequearon los síntomas y se comprobó la temperatura corporal. Además, fueron automáticamente colocados en cuarentena.

MLB negó cancelar la temporada; jugadores piden respuestas

La información de los positivos movió los cimientos de MLB, pero de momento, el edificio sigue en pie. Sólido, según declaró Rob Manfred. El directivo afirmó que se reunió con los 30 dueños de los equipos y hubo un consenso: no se cancelará la temporada.

«Hablamos sobre la situación», afirmó Manfred. “Creo que la mayoría de los propietarios se dan cuenta de que creamos protocolos anticipando que tendríamos pruebas positivas en algún momento durante la temporada. Pero los protocolos se crearon para permitirnos continuar jugando con esos positivos. Creo que hubo apoyo para la idea de que creemos que los protocolos son adecuados para mantener a nuestros jugadores seguros».

Sin embargo, algunos peloteros no creyeron. El relevista de los Rockies de Colorado, Tim Collins, renunció a seguir jugando una vez se enteró del nuevo brote de contagiados en MLB, por lo que se convirtió en el primero que cesó de sus actividades.

Uno que desde hace semanas desistió de participar en la campaña fue David Price. Temeroso por contagiarse del COVID-19, el zurdo de los Dodgers de Los Ángeles aseguró siempre dudó de las intenciones de MLB, por lo que prefirió quedarse en su casa.

https://twitter.com/DAVIDprice24/status/1287793458602635265?s=08

“Ahora REALMENTE podemos ver si MLB va a poner la salud de los jugadores primero. ¿Recuerdas cuando Manfred dijo que la salud de los jugadores era lo PRINCIPAL? Parte de la razón por la que estoy en casa en este momento es porque la salud de los jugadores no se ponía en primer lugar. Puedo ver que eso no ha cambiado”, expresó Price en Twitter.

Más adelante en la entrevista, Rob Manfred reiteró su creencia de que MLB está preparada para manejar brotes como el de Miami: «Sigo siendo optimista de que los protocolos son lo suficientemente fuertes como para que podamos seguir jugando, incluso a través de un brote como este – y se pueda completar nuestra temporada».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba