MLB se planta ante la pandemia: “No hay motivo para cancelar la temporada”

Tres equipos golpeados por el COVID-19, cifras que cada vez preocupan más y una pandemia que no da señales de detener su impacto en el mundo. Bajo ese contexto, Major League Baseball (MLB) no encuentra motivos suficientes para cancelar su temporada, que apenas inició el 24 de julio.

Pero la situación en las Grandes Ligas no es la mejor. Los Marlins de Miami tienen a más de 20 personas de su equipo contagiada por el coronavirus. Los Filis de Filadelfia tienen menos afectados, pero tampoco pueden jugar. Mientras que los Cardenales de San Luis recibieron resultados nada alentadores en las pruebas en sus jugadores.

A pesar de eso, Rob Manfred, comisionado de MLB, se mantiene optimista. Aunque pidió mayor compromiso y responsabilidad a los jugadores, negó que esté considerando cancelar la campaña.

«No hay razón para abandonar ahora», dijo Manfred a ESPN. «Los jugadores deben ser mejores, pero no soy un desertor en general. No hay razón para abandonar ahora. Hemos tenido que ser fluidos, pero es manejable».

En la jornada del pasado sábado, seis de los 30 equipos suspendieron sus partidos como consecuencia de la pandemia. Además, las cifras de jugadores lastimados crecen a ritmos históricos, dejando a la poca preparación como uno de los principales motivos.

Pero nada genera más preocupación en MLB que la actualidad de los Cardenales. Incluso más que los Marlins. Jeff Passan, periodista de ESPN, reportó el pasado domingo que las últimas pruebas realizadas a los jugadores de San Luis “no son buenos”, por lo que se esperan “múltiples positivos”.

De momento, los Cardenales se mantienen en cuarentena en un hotel en Milwaukee. De momento, similar a lo que viven los Marlins, se desconoce cuándo podrán jugar nuevamente.

MLB lucha contra su calendario

Ante la ola de contagios, MLB suspendió todos los juegos de esta semana de los Marlins. Con 18 peloteros y dos miembros del cuerpo técnico contagiados, no había otro camino por recorrer. Los Filis, con dos empleados afectados, tampoco salieron al terreno durante el fin de semana.

Eso metió en un atolladero a MLB. La temporada regular en 2020 es de 60 encuentros y con poco espacio para programar juegos pospuestos. Por eso, llegaron a un acuerdo con Asociación de Jugadores de Béisbol de las Grandes Ligas (MLBPA) para disminuir a siete entradas los doble juegos y, de esa forma, programar varias carteleras cuando todo regrese a la normalidad.

Lista de renuncias aumenta

Durante los últimos tres días, tres peloteros de las Grandes Ligas anunciaron que no jugarán más en 2020. Yoenis Céspedes, de los Mets de Nueva York, fue el último en renunciar a la campaña. El patrullero de los Cerveceros de Milwaukee, Lorenzo Cain, también anunció su decisión durante el fin de semana.

Sin embargo, el caso más impactante fue el del lanzador de los Medias Rojas de Boston, Eduardo Rodríguez. El venezolano se contagió del COVID-19 y, como consecuencia, terminó con un problema cardiaco por la enfermedad.

“No volverá a la acción esta temporada a la luz de su diagnóstico de una condición cardíaca llamada Miocarditis que puede haber resultado de su combate con la COVID-19 el mes pasado», dijeron los Medias Rojas en un comunicado.

Expertos médicos han puesto en duda que las Grandes Ligas, que declinaron organizar una única sede «burbuja» como la NBA o la MLS, puedan garantizar la seguridad de la competición con los equipos viajando y jugando casi a diario por Estados Unidos, un país donde la pandemia de coronavirus está en expansión con más de 4,6 millones de contagios y más de 154.000 muertes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba