MLB reconoce a las Ligas Negras como parte de su historia

Las estadísticas de las Ligas Negras de 1920 a 1948 ahora se clasificarán oficialmente como «Grandes Ligas». Esto marca un reconocimiento a los logros de los jugadores que no tuvieron la oportunidad de jugar en las Ligas Nacional o Americana de la MLB.

Major League Baseball anunció el miércoles que estaba «corrigiendo un descuido de mucho tiempo en la historia del juego»; al elevar oficialmente a las Ligas Negras desde 1920 hasta 1948 a la categoría de Grandes Ligas. Esta medida otorga reconocimiento a algunos de los pioneros del béisbol y reescribe inmediatamente el juego. Cambiaron los libros de registros.

Aproximadamente 3.400 jugadores negros y latinos a los que se les prohibió unirse a las Ligas Nacional y Americana segregadas ahora serán reconocidos como «jugadores de Grandes Ligas», junto con las estrellas blancas de la época.

La Ligas Negras no recibían el respeto y valor que merecían

Jackie Robinson seguirá siendo el primero

Antes de que Jackie Robinson rompiera la barrera del color del béisbol para los Dodgers de Brooklyn en 1947, las Ligas Negras eran el nivel más alto de béisbol profesional abierto a los jugadores de color, produciendo muchos jugadores que se consideran entre los más talentosos de la historia.

“Todos los que amamos el béisbol sabemos desde hace mucho tiempo que las Ligas Negras produjeron a muchos de los mejores jugadores, innovaciones y triunfos de nuestro deporte en un contexto de injusticia”, dijo el comisionado de MLB, Rob Manfred.


Tal vez te interese:


Más allá del simbolismo del movimiento, esta nueva designación cambiará los libros de récords de MLB. Todas las estadísticas y récords de los jugadores que jugaron en siete Ligas Negras que operaron durante ese lapso se convertirán en parte de la historia de MLB.

Estadísticas que afectarían a otras leyendas

MLB dijo que comenzó un proceso de revisión con Elias Sports Bureau «para determinar el alcance total de las ramificaciones de esta designación en estadísticas y registros»; trabajando con historiadores para evaluar los temas relevantes.

El impacto podría ser devastador. Por ejemplo, Ted Williams ha sido reconocido durante ocho décadas como el último hombre en batear .400 en las Grandes Ligas. Su promedio de bateo de .406 para los Medias Rojas de Boston en 1941 es una estadística grabada permanentemente en el tejido del deporte; que se mantuvo durante generaciones como uno de los pináculos del logro atlético.

Sin embargo, Josh Gibson, el receptor del Salón de la Fama conocido por su tiempo con los Homestead Grays, bateó .441 en 1943, según Seamheads Negro League Database; una fuente clave que utilizó la MLB para tomar su decisión. Eso significa que Gibson no solo supera a Williams, sino que supera el .440 de Hugh Duffy para los Boston Beaneaters de 1894 como el mejor de todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba