Mookie Betts es todo lo que los Dodgers esperaban

En la actualidad, Mookie Betts es para los Dodgers de Los Ángeles lo más cercano a un jugador como Babe Ruth. “El Bambino” era sinónimo de béisbol. Un pelotero entregado, de alto nivel y, sobre todo, lujoso. El guardabosques lo ha demostrado en el 2020 con su nuevo equipo y la Serie Mundial ya tiene su firma estampada.

Esto puede sonar extraño para un fanático de los Medias Rojas, pues el pasado se vuelve a repetir. Los Medias Rojas vieron como su principal estrella Babe Ruth abandonó sus filas para convertirse en la figura histórica de los Yankees de Nueva York. Luego Ted Williams hizo creer de nuevo a los seguidores bostonianos en un jugador emblema, pero no todo era para siempre y cuando llegó su retiro en 1960, después de 19 campañas defendiendo el uniforme, esa vacante quedó huérfana.

Manny Ramírez, David Ortíz y hasta Dustin Pedroia ganaron fama, pero ninguno como los antes mencionados. Hasta que apareció un joven de Tenessee, drafteado en 2011 en quinta ronda por los patirrojos. Quizás en ese momento no lo veían de la misma manera, pero cada año que pasaba su nivel incrementaba.

En 2014, Mookie Betts debutó con Medias Rojas y se dieron cuenta que había material para un buen tiempo. Tan solo le tomó un curso para hacerse notar de gran manera. Con apenas 21 años cumplidos ya ilusionaba a esa importante franquicia.

Para el 2016 ya había quedado de segundo en la votación al Más Valioso de la Liga Americana. Dos años más tarde lo terminó conquistando. Betts era un espectáculo que con el uniforme rojo hacía creer que sería finalmente el reemplazo de Ted Williams. Había que firmarlo de por vida, pero un movimiento audaz de los Dodgers clausuró por completo ese pensamiento.

Lo que los Dodgers esperaban

La temporada baja es un lugar que cualquier anuncio puede convertirse en una “bomba”, pues este 2020 empezó con el escándalo de los Astros de Houston, pero los Dodgers de Los Ángeles se encargaron de captar más atención en torno a transacciones y colocaron en la mesa un mega cambio.

Los Medias Rojas esperaban al prospecto dominicano Álex Verdugo, pero si querían una pieza de ese valor debían desprenderse de otra joya. El elegido por los Dodgers fue el jardinero Mookie Betts y el lanzador David Price. En términos de ese momento, parecía que los bostonianos salían beneficiados en soltar veteranía y gastos a cambio de juventud y futuro. El caso es que los californianos no temían en cubrir el sueldo de estos jugadores y además aprovecharon en amarrar “casi de por vida” a Betts, pues le ofrecieron una extensión de contrato de 12 temporadas y 365 millones de Dólares.

A pesar de apostar tanto dinero, el cual va desglosado en 30.416.667 millones por año y un bono de 65 millones con la firma.

El desglose de su contrato

Betts firmó su extensión de 12 años con los Dodgers después de que lo adquirieron de los Medias Rojas. La extensión comienza a pagarse en 2021, después del último año de arbitraje salarial de Betts en 2020. Betts debía ganar $27 millones en salario base en 2020 en una temporada de duración normal. Eso se ajustó a $10 millones en la campaña acortada por la pandemia.

Los Dodgers y Betts distribuyeron su bono por firmar de $65 millones de manera uniforme a lo largo de esta temporada y los próximos 12 años de la extensión para fines de nómina, con un bono de $5 millones que se cobra contra el salario total de los Dodgers cada año. De lo contrario, su salario base aumenta en su mayoría, con un salario base de $17 millones en 2020-21 antes de que aumente a $20 millones, $25 millones y $30 millones en los años siguientes antes de volver a caer a $27,5 millones en los últimos dos años del acuerdo.

Si Betts supera la duración de su contrato con los Dodgers, será agente libre en 2033 a los 40 años.

Al leerlo causa dolor de cabeza contar tantos millones, pero los Dodgers están más que conformes con lo que hicieron, pues Mookie Betts vale eso y hasta más.

Los Dodgers llegaron a la Serie Mundial y Betts es parte importante de ese logro.

Betts y Ruth en un choque generacional

Mookie Betts tuvo una actuación espectacular para los Dodgers de Los Ángeles cuando se enfrentaron a los Rays de Tampa Bay el martes por la noche: convirtiéndose en el primer jugador en conectar un jonrón, robar dos bases y anotar dos carreras en un juego de Serie Mundial.


También te puede interesar:


Betts recibió una base por bolas del abridor de los Rays, Tyler Glasnow, para iniciar la quinta entrada de cuatro carreras de los Dodgers, que rompió el juego, y apenas estaba comenzando. El expatirrojo se robó la segunda y la tercera base antes de anotar, convirtiéndose en el primer jugador desde Babe Ruth en 1921 en recibir boleto y robar dos bases en la misma entrada de un juego de Serie Mundial.

Dado que la segunda base robada de Betts fue parte de un doble robo con Corey Seager, los Dodgers se convirtieron en el primer equipo de la Serie Mundial en 108 años, desde los New York Giants en el sexto juego en 1912, en robar tres bases en la misma entrada.

Más tarde, Betts conectó un jonrón al comienzo del sexto, eso lo convirtió en el segundo jugador en la historia con un jonrón y dos bases robadas en un juego de Serie Mundial. El otro fue Chase Utley de los Filis de Filadelfia, quien curiosamente también lo logró contra los Rays en el Juego 1 de 2008.

Posteriormente, Betts, quien terminó con dos hits en la jornada, se convirtió en el primer jugador en la historia de la Serie Mundial en conectar jonrón, robar dos bases y anotar dos carreras en un solo juego. Fue solo el quinto juego de este hito en la historia de la postemporada, poniendo a Betts en una lista con José Reyes (Juego 6 de la NLCS de 2006), Reggie Sanders (Juego 2 de la Serie Divisional de la Liga Nacional de 1995), Bert Campaneris (Juego 2 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 1973) y Tommie. Agee (Juego 2 de la NLCS de 1969).

«Sólo estoy tratando de llegar al home», dijo Betts, a la prensa, al concluir el encuentro. “Sin embargo, llego de esa manera, así es como llego. Pero voy a ser más agresivo en las bases».

A los Dodgers se les ha negado durante mucho tiempo conquistar la Serie Mundial, pero con esta versión increíble de Mookie Betts todo parece que es cuestión de esperar ese gran momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba