Dusty Baker: Nueva York fue «extremadamente rudo con José Altuve”

Nadie dentro de los Astros esperaba un trato cordial o una bienvenida cordial cuando llegaran a Nueva York. Fue la afición de los Yankees que tomó peor el escándalo de robo de señas en 2017 y, tras un 2020 en el que no lograron verse las caras, ahora iban a tener la oportunidad de expresarse. Claro, con un objetivo claro: José Altuve.

El segunda base venezolano terminó como el blanco de todas las críticas por aquella ilegalidad que practicó el equipo. Aunque dentro de los Astros insistieron en que Altuve nunca aprobó el robo de señales usando tecnología, los aficionados de los Yankees apuntó hacia él todos los comentarios que tenían guardados.

Es por eso que se hicieron sentir desde el primer momento que el venezolano salió al campo. No importaba que eran ejercicios de calistenia, práctica de bateo, turno ofensivo o una jugada con el guante, un cónsono abucheo bajó desde las gradas. Además, con todo tipo de insultos que convirtieron un juego de beisbol en un espectáculo que sorprendió al mánager Dusty Baker.

“Los aficionados fueron extremadamente rudos con José Altuve”, declaró Baker a los reporteros, añadiendo que seguramente ese contexto afectó en el rendimiento de su pelotero. «Está haciendo un gran esfuerzo, quizás demasiado».

El camarero no conectó inatrapables en ninguno de los cuatro chances ofensivos que tuvo ante el pitcheo de Nueva York. Se ponchó en una ocasión, pero en ninguno de sus turnos golpeó la pelota con fuerza, como hizo antes de contagiarse por el Covid-19. Tras la jornada, el promedio de bateo del pelotero bajó a .247 con OPS de .628.

Nuevamente está en medio de otra zafra en la que el beisbol lo señaló. Ya en 2020, Dusty Baker afirmó que a Altuve le afectaron las críticas y señalamientos, por lo que no sería complicado pensar que la serie por Nueva York tendrá un contexto difícil para resaltar.

“El año pasado fue difícil para él”, dijo a MLB.com Dusty Baker, mánager de los Astros. “Hay cosas en la vida que la gente cree que no nos afecta. No lo conocía (antes del año pasado). Lo respetaba desde el otro lado del terreno. Ahora lo veo cantando y con una forma de caminar con la que refleja felicidad. Va a tener un buen año”. 

Dusty Baker solo espera que no haya violencia

Será complicado jugar con pitos y abucheos, pero José Altuve tendrá que lidiar con eso. También le sucederá cuando vaya a Los Ángeles u otra ciudad que todavía no haya olvidado lo que sucedió en 2017. Para Dusty Baker, lo único que espera que todo se mantenga con gritos y no pase a un nivel superior.

«Al menos no hubo violencia. Pueden decir lo que quieran», siguió el experimentado estratega de los Astros. «Sonaba como una casa llena esta noche, aunque no lo era. Esperábamos esa recepción, así que tendremos más de lo mismo mañana y al día siguiente».

Altuve, Alex Bregman y Carlos Correa formaron parte del equipo del campeonato de Houston 2017 que usó video para robar señales y luego transmitió la información a los bateadores mediante goles a un pote de basura. Esa campaña José Altuve ganó el Premio al Jugador Más Valioso, superando a Aaron Judge, jugador preferido de la afición de los Yankees. Además, Houston eliminó a Nueva York de la postemporada, lo que creó un sentimiento que ahora decidieron tomar una venganza.

«Eso fue intenso. No me gustaría estar al otro lado de eso. Trajeron algo pesado», analizó Giancarlo Stanton, pelotero de los Yankees. «La energía que se creó, no la hemos visto desde 2019, así que fue un juego divertido del que formar parte», agregó Aaron Boone, mánager de los bombarderos.

Y lo que falta. Los Astros se quedarán otros dos días en la ciudad para enfrentarse a los Yankees, por lo que esperan más gritos y comentarios que tenían guardados por más de un año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba