Odúbel Herrera se sintió bienvenido en los Phillies, pero ¿y en Filadelfia?

No hubo malas caras o comentarios con trasfondos hirientes. Dentro del clubhouse de los Phillies recibieron a Odúbel Herrera como un pelotero más. Pareciera que quedó en el olvido sus problemas fuera del terreno de juego y, si no fue así, sencillamente los jugadores decidieron que eso no afectara el ambiente del equipo. Ahora el venezolano tiene otra pregunta: ¿cómo lo recibirán en Filadelfia?

Es una duda que ni siquiera Herrera escondió que lo inquieta. Por supuesto que no le afectará su actuación en el terreno, después de todo, volver a jugar en las Grandes Ligas 23 meses después era un objetivo que tenía entre sus prioridades y no desaprovechará la oportunidad, pero sí es uno de los temas que quisiera tener respuesta.

Pero tendrá que esperar. Los Phillies están en medio de una serie con los Cardinals en San Luis, por lo que será el viernes 30 de abril cuando su equipo se mida a los Mets en el Citizens Bank Park, cuando escuchará abucheos, aplausos o indiferencia de la afición de Filadelfia.

Odubel Herrera le toca demostrar que aún tiene nivel para los Filis
Odubel Herrera le toca demostrar que aún tiene nivel para los Filis / Foto AFP

“Entendería completamente si algunas personas no me quieren”, declaró Odúbel Herrera a NBCS Sports. “Lo aceptaré si sucede. Algunos aficionados me querrán y otros que no. Todo lo que puedo controlar en este momento es trabajar fuerte y hacer lo máximo posible para ganarme su confianza de nuevo”.

Por mucho tiempo Herrera fue uno de los peloteros favoritos en Filadelfia. Desde que llegó a las Grandes Ligas, su personalidad contagiosa gustó en los admiradores de los cuáqueros y crearon un vínculo sólido. Sin embargo, luego de violar el código de violencia doméstica de Major League Baseball (MLB), lo que envió al Torito al ostracismo.

Cumplió una suspensión de 85 juegos y su imagen desapareció del parque de los Phillies. Las personas perdieron interés y dejaron de llevar artículos con su nombre. Ahora, ese jugador que era defendido a capa y espada, duda de cómo lo recibirán.

“Se siente bien estar de regreso a las mayores”, siguió Herrera, ahora con 29 años de edad y convencido de que es una persona diferente. “Para eso trabajé fuerte, así que agradezco a Dios y a los Phillies por la oportunidad”.

Odúbel Herrera se siente cómodo en los Phillies

La presencia de Odúbel Herrera en los Phillies fue un tema de debate durante el Spring Training. El presidente de operaciones del equipo, Dave Dombroski, aseguró en su momento que algunos peloteros tenían dudas sobre la presencia del venezolano, aunque toda decisión iba a ser netamente deportiva. Pese a batear mejor que la competencia, Herrera fue enviado al complejo deportivo alternativo.

De inmediato se dispararon los comentarios de una posible mala relación entre los peloteros de los Phillies y Herrera. Al menos tras el primer contacto entre el pelotero y el resto del róster, no tiene por qué pensar que es una persona non grata dentro del equipo.

“Debo agradecerles a mis compañeros. Por abrirme los brazos y hacerme sentir bienvenido cuando regresé”, aseguró Odúbel Herrera. “Pero todo es un trabajo en proceso. Sigo trabajando para ganarme la confianza de todos”.

Phillies-Odubel Herrera-Regreso
Odúbel Herrera llegó al campamento de los Phillies con muchas dudas. Foto AFP

Tiene la convicción de que lo logrará porque tiene experiencia en esos procesos. Ya recobró la confianza por parte de su pareja, que fue agredida por el jugador en mayo de 2019 y ahora está en una buena posición. No fue sencillo, pero lo consiguió, por lo que tiene la certeza de que sucederá igual con los otros jugadores y las personas de Filadelfia.

«En este momento, mi relación con Melany es realmente buena», garantizó Herrera. «Estamos en un lugar realmente bueno. Es una relación muy saludable y todos los días, en eso trabajamos. Todos los días, lo que aprendí de la consejería, lo aplico con Melany. Así es como tenemos una relación realmente buena porque aplicamos lo que aprendimos al aconsejarnos unos a otros».

Se le preguntó a Herrera qué aprendió específicamente en la consejería y cómo lo cambió. «Hay algunas cosas que quiero guardar para mí», respondió. «Algunas cosas son privadas, pero lo que puedo compartir con ustedes es que me ha dado la sensación de tener mucha más responsabilidad, mucha más paciencia y cómo ser un mejor hombre».

Año clave en la carrera

Odúbel Herrera participó en el Juego de las Estrellas en 2016 y en las Grandes Ligas lo veían como una figura. Solo cinco años antes. Ahora, está en su último año de contrato con los Phillies y su continuidad en el beisbol está en discusión. Solo con una buena actuación podrá aumentar sus posibilidades de recibir un acuerdo para la próxima zafra. Sea en Filadelfia o en otro lugar.

Lo último que mostró en el máximo nivel no fue bueno. Bateó .218 durante los 136 encuentros que disputó antes de la suspensión. Pero no preocupa en este momento al jugador venezolano.

«Si lo piensas y miras mis números antes de 2019, los tres años anteriores, mis números eran bastante buenos, así que realmente no estoy preocupado por el tipo de año que tuve en el campo en 2019», dijo. «Creo que eso le puede pasar a cualquier pelotero. Sigo trabajando duro y creo que estoy listo para demostrar que lo que viene es lo mejor que vas a ver en mí».

Ya eso vendrá después. También la receptividad que tendrá. Actualmente está contento por volver y concentrado en demostrarle a todos que puede ser un pelotero productivo todavía.

«Realmente voy a tratar de estar encerrado para ayudar al equipo a ganar. Ese será mi enfoque principal porque para eso estamos aquí», cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba