Pablo Sandoval y el sobrepeso: ¿Un problema real para los Gigantes?

La imagen se extendió como un incendio por las redes sociales. La foto, publicada por el periodista Andrew Baggarly, llevaba la intención de informar que Pablo Sandoval tomaba roletazos en la tercera base, pero inmediatamente se convirtió en una oleada de críticas, burlas y señalamientos contra el pelotero.

No es un tema nuevo en San Francisco. Desde el primer momento que Sandoval se colocó un uniforme con el nombre de los Gigantes en el pecho respondió a preguntas sobre su estado físico, alimentación y efectos del sobrepeso en su juego. Bajo esas continuas interrogantes, destacó, deslució, se convirtió en estrella y en blanco de críticas en las Grandes Ligas.

Una década después, el abultado abdomen de Pablo Sandoval se mantiene como un tema popular. Pero, ¿es un problema para los Gigantes de San Francisco? ¿Esa ofensa que sienten los aficionados por el físico de un atleta la comparte el cuerpo técnico?

“Demostró que está saludable. Eso es lo más importante”, aseguró el mánager de los Gigantes, Gabe Kapler, popular en las Grandes Ligas por su afición por las pesas y del acondicionamiento físico. “Él (Sandoval) no será un primer bate para nosotros. Es un toletero de poder. Es un buen candidato para ser bateador designado. Esas son las cosas que están presentes en el campamento y son en las que nos estamos enfocando”.

Pablo Sandoval nunca tuvo el físico de peloteros más atléticos y, cuando no rindió lo esperado, fue ese el camino para criticarlo. En 2020, cuando regresa de una operación en el hombro y de un destacado 2019, volvió a usarse su forma física como una vía para atacar. “Es verdaderamente triste lo que se lee por las redes sociales. Ese tipo de ataques, no se lo deseo a nadie”, continuó Kapler.

Pablo Sandoval: ¿problema de peso o rendimiento?

En 2014, cuando los colosos consiguieron el título de las Grandes Ligas con Sandoval como estrella, el venezolano tenía un peso de 121.5 kilogramos. Con ese biotipo, el carabobeño tuvo una de sus mejores temporadas. Bateó para .279, pegó 16 jonrones y remolcó 73 carreras en 157 juegos, muestras de que estuvo saludable. En la postemporada, estableció un récord con 26 incogibles.

Para ese momento, el peso o la ausencia de un abdomen marcado no era un problema. Pablo Sandoval se convirtió en el ícono de una ciudad y los aficionados de las Grandes Ligas se divirtieron con el mote de “Kung fu panda”.

Esa popularidad, lo convirtió en un objetivo de un mercado más grande. Los Medias Rojas de Boston firmaron a Pablo Sandoval por un contrato de cinco temporadas a cambio de 95 millones de dólares.

Pablo Sandoval: From Panda to Punching Bag | Baseball Essential
Pablo Sandoval en sus segundos entrenamientps primaverales con Boston

En su primer año como patirrojo, solo estuvo en 126 compromisos y ligó para .245 con 10 jonrones. Al año siguiente, durante los entrenamientos primaverales, el sobrepeso volvió a ser un inconveniente. Cuando en 2016 solo estuvo en tres compromisos por una lesión, Pablo Sandoval dejó de ser el panda gracioso, para convertirse en una “vergüenza”.

Cuatro años después, cuando finalizó su vínculo con Boston y regresó a San Francisco, el mundo del beisbol sigue hablando del físico de Pablo Sandoval. El perfil oficial del pelotero señala que tiene un peso de 122 kilogramos, el mismo del 2014 cuando fue la figura del equipo campeón de las Grandes Ligas.

Quizás lo que diga una balanza o lo que muestra una cámara sea el problema. Nunca lo fue para Prince Fielder, Mo Vaugh, David Ortiz o el propio Pablo Sandoval, es su rendimiento en el terreno de juego lo que lo convierte en el “Kung Fu Panda” o oso malo de las Grandes Ligas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba