Salvador Pérez vuelve a donde es feliz 518 días después

Alejado por un problema físico, Salvador Pérez regresó al lugar donde es feliz y en el que se convirtió uno de los mejores de las Grandes Ligas. Finalmente y, tras demostrar que está completamente saludable, estuvo en un encuentro detrás del plato.

Fue el primer encuentro de Pérez como receptor desde el pasado 26 de septiembre de 2018. Estuvo alejado de su sitio preferido 518 días y no aguantó la satisfacción de conocer que finalmente se colocará los aperos y recibirá los disparos de un lanzador.

“Estoy listo. Quiero que empiece la temporada en este momento”, dijo el ansioso jugador de 29 años de edad. Además, reiteró que no tuvo preocupación alguna de que apareciera una molestia o que no esté en condiciones para el inicio de la temporada.

La lejanía de Salvador Pérez de su lugar feliz no es por una decisión propia. El carabobeño se rompió uno de sus ligamentos en el codo derecho y se sometió a una operación Tommy John. Por la intervención, se perdió toda la temporada 2019 y todavía se encuentra en la fase de rehabilitación.

«Para mí, si hubiera podido estar listo para la última semana [del entrenamiento de primavera], estaríamos bien», dijo el manager de los Reales Mike Matheny a MLB. «Llegó al Entrenamiento de Primavera significativamente por delante de cada receptor aquí en cuanto a lanzar debido a la progresión de dónde estaba en su programa de lanzamiento».

La precaución es la tónica de los Reales para manejar la recuperación de su jugador franquicia. De hecho, el regreso a la receptoría del venezolano estaba programado para el jueves 27 de febrero, pero se aplazó para estar convencidos que una recaída no apareciera.

Sin embargo, no fue su estreno en la pretemporada. Inició un encuentro en la primera base y estuvo por cinco episodios lanzando, corriendo, bateado, aunque nada de eso le complació como bloquear, manejar el juego o retirar corredores en intento de robo.

Pérez, sin limitaciones

Salvador Pérez tuvo que esperar más de 500 días para estar detrás del plato y, una vez confirmó su regreso, no tendrá limitación para volver. Solamente el estado físico del jugador determinará si necesitará un día de descanso o no.

“Estamos hablando de cómo mantener su bate en la mezcla. Algunos días le dan un descanso a sus piernas para que pueda [reducir] el riesgo de cualquier cosa que pueda terminar afectándolo ”, dijo Matheny. «Pero mientras su cuerpo responda bien y esté trabajando como está y se sienta bien, [estará en la alineación]. En los días que necesitemos darle un descanso, probablemente lo querremos en esa alineación si lo está haciendo bien. Hay días en que solo necesitará que lo cierren, pero en su mayor parte, si se siente bien, jugará», cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba