¿Por qué una familia de latinos demandará a los Dodgers?

La familia Verdin demandó a los Dodgers de Los Ángeles por supuestos tratos racistas y uso excesivo de la fuerza por parte de la seguridad privada en el estadio. El suceso ocurrió la pasada temporada. Específicamente en el mes de octubre durante el Juego 5 de la Serie Divisional ante los Nacionales de Washington de la MLB.

Los agredidos son de orígenes latinos y además fanáticos del equipo con sede al sur de California. Según reporta ESPN, los mismos están siendo asesorados por Peter diDonato. Este abogado actualmente lleva otros tres casos parecidos por problemas con la seguridad de la institución.

La demanda se llevó a cabo el jueves en la Corte Superior de Los Ángeles. La familia Verdin busca la remuneración de 17 millones de dólares. En un comunicado de prensa, diDonato aseguró que 7MM serían por «daños por asalto, agresión, encarcelamiento falso, infligir angustia emocional y violación de derechos civiles federales». Mientras que otros 10MM, serían por «daños punitivos».

¿Qué sucedió en el Dodger Stadium?

Durante dicho juego, los efectivos de seguridad internos de los Dodgers confundieron la actitud de los miembros de esta familia con la de otro fanático. La demanda indica que «había otro fanático actuando erráticamente, empujando y gritando a los demandantes y sus miembros de la familia».

Sin embargo, cuando estaban abandonando el recinto deportivo, recibieron insultos racistas, tales como pandilleros o matones. El acoso iba en aumento para ese momento hasta que los guardias buscaron agredirlos. Rigoberto Verdin, de 48 años de edad fue atacado junto a varios de sus hijos por parte de estas personas.

Por un lado, a David de 24 años, fue golpeado varias veces en el cuerpo y la cabeza, además de recibir una «movida física estrangulante». Por otra parte, un oficial tiró al piso a su hermano Rigoberto Jr. de 26 años, y colocó su rodilla en el cuello. Javier y Jamie, de 16 y 18 años respectivamente, también tuvieron percances, como la fractura en la nariz para este último. Después del inconveniente, David y Rigoberto Jr. fueron detenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba