¿Quién es Francisco Álvarez y qué es lo que está haciendo para hacer soñar a los Mets?

Si un día, por azares de la vida, te topas con Francisco Álvarez por la calle, no vas a saber que es Francisco Álvarez, ni tampoco que le saca los suspiros más amorosos a los Mets de Nueva York. Al menos por ahora lo vas a ignorar. Quizás solo verás a un muchacho que, para su estatura, es bastante corpulento.

El venezolano, cuyo origen está fichado en Guatire, no es un pelotero común. Es visto como alguien que tal vez un día llegue a las Grandes Ligas y haga sufrir a unos cuantos lanzadores. Aunque pueda pasar desapercibido un día normal, su nombre no es nada gris cuando se revisan las listas de las mayores promesas del beisbol. No importa si es MLB Pipeline, Baseball América o Baseball Prospectus. Allí estará, entre los 100 mejores. Baseball America y MLB tienen una percepción similar con respecto a él: lo ubican como el 48 de todo el sistema. Prospectus es un poco más reservado y lo lanza a la casilla 84.

Lee también: LVBP tiene nuevas ideas para la temporada 2021-2022

Los que más le llama la atención a los Mets de Francisco Álvarez, un catcher que sigue desarrollando cualidades detrás del plato, es el enfoque que tiene en cada turno. Para sus 19 años y la categoría Clase A, parece tener dotes ofensivos adelantadores.

“Todo comienza con la manera en que controla la zona de strikes. Que un joven sea capaz de hacer swing a los strikes, dejar pasar las bolas, por sencillo que parezca, es extremadamente difícil”, le dijo Tommy Josephs, coach de bateo del St. Lucie Mets, a Nathalie Alonso de MLB.com. “Ha hecho un tremendo trabajo. Y cuando le tiran pitcheos para batear, está dando un swing agresivo y trata de hacer daño. Ha sido impresionante verlo”.

El Francisco Álvarez que los Mets quieren ver

Francisco Álvarez, al ser firmado por los Mets en 2018, fue proyectado como un receptor con habilidades especiales de la ofensiva. El contacto y el poder fueron resaltados en su reporte de scout. Todavía es pronto para saber si los veedores fueron precisos. Pero por lo poco que ha mostrado, el mirandino ha llevado la teoría a la práctica.

En este momento está en Clase A (corta). Hasta este viernes tenía 12 juegos en su haber y 37 turnos. Lo impresionante es que tenía 17 imparables, cinco de ellos extrabases. Su promedio de bateo es de .459 y su OPS de 1.229. Son números que corresponden a un patrón mucho mayor. Debutó en el sistema de ligas menores en 2019, directamente en Estados Unidos. En 54 encuentros de por vida como profesional, su average es de .340 y su OPS de .980. Lo más temible es que su poder y sapiencia todavía deben desarrollarse mucho.

El crecimiento de Francisco Álvarez con los Mets se vio detenido como el de todos los grandes prospectos de las 30 organizaciones. El año pasado las menores no se desarrollaron por los inconvenientes relacionados con el COVID-19. Eso puede desmotivar a cualquiera, sobre todo a muchachos tan jóvenes como el careta. Al menos lo invitaron este año a los campos de entrenamiento del equipo grande de los metropolitanos.

No es solo bateo

“Es difícil para uno porque se quieren jugar y demostrar el talento. Me sirvió de bastante aprendizaje para mí, porque estive con personas que ya habían jugado en Grandes Ligas y todavía está en Grandes Ligas”, comentó Álvarez. “Me dediqué a parender bastante de ellos, a ver cómo jugaban, qué hacían, qué no hacían. Eso me ayudó bastante”.

Hay algo extra que hace suspirar a los Mets cuando se habla de Francisco Álvarez: su brazo. Sus tiros están dentro de los mejores de la organización. MLB Pipeline lo calificó con 60 en un ránking que va del 20 al 80. Un receptor que pueda batear muy bien y que además tenga un rifle de presión en el brazo derecho es éxito seguro en cualquier parte del mundo.

“Definitivamente, es élite”, continuó el coach de bateo, ahora hablando sobre los tiros del venezolano. “Ha atrapado a corredores que fácilmente debieron llegar a salvo por los pitcheos o los elementos, y él los ha retirado. Es divertido verlo lanzar, eso es cierto. Simplemente necesita seguir jugando, ver más acción en los partidos, estar detrás del plato en una situación grande con corredores en las bases tarde en el juego. En esos momentos debes asegurarte de pedir el pitcheo indicado y que estés preparado para la situación. Creo que es en eso que tiene que trabajar y eso viene con el tiempo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba