Rafael Marchán, el novato de las cifras anecdóticas y el jonrón inédito

Quizás cuando venía trotando las bases, al tachirense Rafael Marchán se le olvidó que tenía 846 turnos sin dar cuadrangulares. Con aplomo corrió, se tomó el casco y llegó al home impulsando tres carreras para los Filis. El batazo fue largo, por el jardín derecho, pero la anécdota es mucho más curiosa que la simple cifra que representó.

El careta de 21 años se paró en el plato en la séptima entrada con dos compañeros en circulación. Sus Filis estaban cayendo cinco carreras por dos ante los Azulejos así que un tablazo suyo bastaba para empatar. Pero esperen, el muchacho no había dado cuadrangular alguno desde su firma en la pelota organizada.

En cuenta de 1-2, al lanzador A.J Cole se le quedó una recta alta que el de San Cristóbal sacó. Tanto el narrador como el comentarista de la transmisión de televisión no pudieron ocultar la emoción. Aquel muchacho que venía trotando las bases estaba experimentando lo que era un cuadrangular que no fuese en prácticas de bateo.

“Fue una gran sensación. Estaba feliz corriendo las bases y todo lo demás. Ahora estoy aquí disfrutando el momento y tratando de ayudar a los Filis a ganar”, dijo Marchán a MLB. Entonces las redes comenzaron a disparar cifras sobre aquel jugador venezolano que acababa de empatar la pizarra.

Su debut con los Filis se dio cuando tenía 21 años y 206 días, por lo que es el cátcher más joven en conectar su primer cuadrangular para los de Filadelfia. También, según Elias Sports Bureau, es el de menor edad desde que lo hiciera Scott Rolen en 1996 con 51 días más que él.

Pero hay más. Salvador Pérez ha sido el cátcher más joven en conectar un jonrón al sacar tres pelotas en su temporada debut en 2011. El de Kansas City botó el primero con 21 años y 211 días, ahora el de San Cristóbal lo sigue en esa lista.

“No hay una mejor manera de conseguir mi primer jonrón que en las Grandes Ligas. Pienso que el poder está allí. Sólo se trata de darle a un buen pitcheo y ver qué pasa”.

Rafael Marchán

El tachirense recibió el llamado a las mayores luego de la lesión de J.T Realmuto. El manager Joe Girardi lo tomó en cuenta para ser el respaldo de Andrew Knapp, quien ha tomado la titularidad mientras se recupera el excátcher de los Marlins.

Rafael Marchán, el novicio que viene desde Clase A

La historia de Rafael Marchán tiene varios capítulos interesantes. Aunque ya no es novedad, engrosó la lista de peloteros venezolanos que debutan en Grandes Ligas antes de en la LVBP. Pero es que el tachirense tampoco tiene camiseta que ponerse en su país ya que aún no pertenece a algún equipo, según asegura la página oficial de la liga.

Al momento de ser llamado al equipo grande, Marchán jugaba en el Clearwater, sucursal Clase A avanzada de los Filis. Allí había conectado 18 inatrapables en 78 viajes al plato para un promedio de 231.

Pero es el más bajo que Rafael Marchán lucía en ligas menores. Se inició en 2016 en la Dominican Summer League bateando 333, luego chocó para 238 en la Gulf Coast League, 301 en Clase A corta y 271 en Clase A.

En todos los equipos en los que ha jugado el venezolano ha tenido una constante. Marchán no da batazos de larga distancia, de hecho, antes del cuadrangular solo había pegado un triple en 2016 en Dominicana y otro par en 2018 con Williamsport Crosscutters, en Clase A corta.

“Le di un abrazo”, alcanzó a decir Girardi sobre Rafael Marchán y su hazaña. Una que quizás no le dé para mantenerse en el equipo grande luego que se recupere Realmuto; pero sí le sirve para que la plana mayor de los Filis sepa que tiene en el venezolano una pieza a la que deben seguir de cerca.

Aunque en Filadeldia ya lo saben. Según MLB Pipeline, Marchán en el prospecto número 8 de los Filis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba