Ray Chapman: La muerte que conmocionó a las Grandes Ligas

Hasta los momentos, Ray Chapman es el único pelotero de las Grandes Ligas, que falleció de un pelotazo recibido en su cabeza. Este lamentable hecho, cumplió 100 años el 17 de agosto, pero sigue vigente en la memoria de la MLB.

Los Indios de Cleveland derrotaron a los Yankees de Nueva York el 16 de agosto de 1920 en el Polo Grounds. Sin embargo, ese puntaje ocasionó la triste historia de Ray Chapman, quien fue golpeado en la cabeza por un lanzamiento del lanzador de los neoyorquinos Carl Mays , y murió al día siguiente.

https://www.instagram.com/p/CD_8GA4nE7D/?utm_source=ig_web_copy_link

Hasta el día de hoy, Ray Chapman sigue siendo el único jugador de Grandes Ligas que muere por una lesión recibida durante un juego de Grandes Ligas. La muerte de “Chappie” llevó a las Grandes Ligas a establecer una nueva regla, instituida en 1921, que requería que los árbitros reemplazaran la pelota cada vez que se ensuciara.

Una pelota sucia

Los lanzadores, durante ese tiempo en la historia del béisbol, comúnmente ensuciaban las pelotas de béisbol con tierra y saliva con tabaco, y/o las raspaban, para que ayudara a que la pelota se moviera de manera más errática. Mays hacía ese tipo de jugadas.

Carl Mays realizó un lanzamiento de submarino hacia ese plato que navegó directamente a la cabeza de Ray Chapman. Cuando la pelota golpeó a Chapman directamente en la sien izquierda, el sonido fue tan fuerte que Mays pensó que había golpeado el bate de Ray, ¡así que fildeó la pelota y la lanzó a primera base!

Ray Chapman cayó de rodillas. Salía sangre de su oreja izquierda. Murmuraba mientras yacía en el suelo. Finalmente recuperó la conciencia y sus compañeros de equipo lo ayudaron a salir del campo, ya que no podía caminar solo. No habló en el transcurso.

Chapman fue llevado al hospital donde los médicos literalmente extirparon una pequeña parte de su cráneo fracturado debido a una gran cantidad de sangre que se había acumulado en su cerebro. Ray murió a las 4:40 am.

Pidieron la cabeza de Mays

Ray Chapman hizo un toque de sacrificio en la primera entrada. Luego conectó rodado en una doble matanza en la tercera entrada. Chapman «murió» en la quinta entrada. «Chappie» fue golpeado en la sien por un lanzamiento de Carl Mays, inmediatamente cayó al suelo sangrando por la oreja izquierda y luego fue llevado al hospital, donde murió al día siguiente.

Los principales diarios del país relataron el hecho, con la figura de Carl Mays como “asesino”. Sin embargo, el artículo más feroz salió en el Cleveland Press, donde escribieron: «Carl Mays ha demostrado que no posee el control adecuado para continuar como lanzador en la Liga Americana. En lo que va de año, Mays ha golpeado a seis bateadores. Desde que Mays ingresó a la liga en 1914, ha golpeado a 55 bateadores. Su control es tan pobre que es una amenaza para el bienestar del béisbol «.

Después de ese terrible suceso, Mays laboró por nueve años más y terminó su carrera con 89 golpeados en total. Su temporada con más pelotazos otorgados fue 1917 con los Medias Rojas de Boston (14) y en 1920 terminó con nueve golpeados.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba