Ronald Acuña Jr. anda entre algodones por Atlanta

Aburrido por la excesiva tranquilidad que brinda una pandemia y el receso de temporada, Ronald Acuña Jr. decidió participar en un encuentro informal entre amigos en La Sabana. Su cuerpo le pedía beisbol y, lejos de la presión o la atención de las Grandes Ligas, no debería haber problema alguno.

Lo que desconocía Acuña es que un pelotero de su talla no puede pasar desapercibido. Pegó un largo cuadrangular que, al ser filmado por un desconocido, se hizo viral a los segundos por las redes sociales. Tanto, que llegó hasta las oficinas de los Atlanta Braves, algo que no agradó para nada.

“Me llamaron de inmediato; me regañaron. Yo no sé quién montó eso en las redes sociales”, confesó el pelotero de 23 años de edad, en un Live en su cuenta de Instagram. El motivo de la incomodidad de su organización es que Ronald Acuña Jr. se encuentra en proceso de recuperación por una cirugía menor a la que se sometió para solucionar los problemas que tuvo durante la temporada en su muñeca izquierda, por lo que no tenía permitido hacer swing durante todo diciembre.

El jardinero terminó la zafra aquejado por una inflamación en la zona. Incluso, su participación en la postemporada se llegó a poner en duda, sin embargo, en definitiva, participó. Pero Atlanta decidió que una intervención quirúrgica sería el mejor camino para que esa dolencia desapareciera de inmediato, por lo que descanso, prudencia y rehabilitación serían los planes del joven durante la campaña baja.

“Quiero empezar a batear ya. Me dijeron que puedo empezar a entrenar en enero y estoy ansioso por eso”, continuó Acuña, quien espera viajar a Estados Unidos los primeros días de 2021 para iniciar su puesta en forma para la zafra. “Estaré en Florida. Voy a practicar con Alcides Escobar y Miguel Cabrera”.

Ronald Acuña Jr. afirmó sentirse bien y sin problema alguno en su mano izquierda. Fue por eso que decidió salir al terreno a jugar, aunque vaya en contra de la exigencia de su organización. “Ahora me llaman casi que todos los días. Hablo con la gerencia, me preguntan si estoy cumpliendo el plan y cómo me siento. No tengo ningún problema en la mano, así que ya estoy listo para comenzar a entrenar”.

Ese plan de acondicionamiento, de acuerdo a Acuña, no tendrá pesas. “No me gustan. Ese es Cabrera que se pone a alzar no sé cuantas libras, pero prefiero hacer ejercicios de agilidad. Le digo a Miguel: ‘mira, tú eres caballo y sabes cómo son las cosas, sin embargo, eso no es para mí’. Hago mis mancuernas y trabajo de hombros ligero, porque eso de levantar peso te deja doliendo el cuerpo”, manifestó. “Una vez lo hice y hasta fiebre me dio. Además, me ponché cuatro veces ese día”.

Ronald Acuña Jr.: “Tramité el permiso para jugar con Tiburones”

Con su mano izquierda sin dolor, Ronald Acuña Jr. decidió hacer una llamada de esas que ya se conocen la respuesta. Alzó su celular, marcó el número de un gerente de los Braves y, casi sin saludar, preguntó: “¿Puedo jugar en Venezuela?”.

Tenía razones para hacer el intento. Christian Pache, el principal prospecto de Atlanta, recibió autorización para jugar beisbol invernal, por lo que valía la pena hacer consulta al alto mando del equipo campeón de la División Este de la Liga Nacional.

“Primero me dijeron que debíamos tener cuidado por mi lesión en la mano. Después que debíamos consultar con el médico del equipo. Ya ahí sabía que me iban a decir que no”, lamentó Acuña. “Un gerente, el beisbolista y la conclusión la iba a sacar el médico. Eso no puede ser”, continuó en tono de broma.

El desespero de Acuña es que todavía no ha podido debutar en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP). Colocarse el uniforme de los Tiburones de La Guaira es uno de sus grandes deseos, pero que su estrellato precoz e incomodidad de los Braves por ver a sus figuras en el Caribe, han evitado.

“Traté de conseguir ese permiso yo mismo. Llamé al gerente de Atlanta; no hubo forma. Yo quiero jugar, pero debo hacerles caso a mis jefes. No se puede estar de malas con ellos, porque son los que mandan”, explicó.

Es entendible la sobreprotección de los Braves con Ronald Acuña Jr. Durante sus tres primeras campañas en las Grandes Ligas demostró ser un pelotero diferente, de esos que pueden llevar sobre sus hombros el peso de una franquicia y convertirse en la piedra angular de un proyecto deportivo. Fue por eso que Atlanta aseguró su producción hasta 2028 a cambio de 100 millones de dólares, una extensión casi ningún jugador recibiría a su edad.

Y es por eso que continuamente está vigilado. En Atlanta cuidan minuciosamente a uno de los talentos más grandes que estuvo dentro de su organización, negándole deseos, aunque le causen malestar y priven a un país de verlo jugar dentro de su territorio.

65 comentarios

  1. kamagra pills [url=https://kamagraaustralia.quest/#]kamagra 100 mg oral jelly [/url] kamagra oral jelly kaufen deutschland kamagra jelly where to buy

  2. diltiazem nursing considerations [url=http://cardizem.shop/#]cardizem cd 300 mg capsule [/url] cartia diltiazem 180 mg xt caps what is diltiazem 120 mg used for

  3. chloroquine (aralen [url=http://aralen.shop/#]generic for aralen [/url] is aralen with methocarbamol 500 mg when you stop aralen how long does it take for your hair to stop falling out

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba