Ronald Acuña Jr. y Salvador Pérez entre los más votados para el Juego de las Estrellas

En Major League Baseball (MLB) revelaron el primer boletín de las votaciones para el Juego de las Estrellas de las Grandes Ligas. En una noticia que seguramente no sorprenderá a nadie, Ronald Acuña Jr. fue el pelotero que más apoyo recibió en la Liga Nacional durante la primera actualización.

El jardinero de los Bravos de Atlanta recibió 834.237 votos durante las primeras semanas de las votaciones. Ningún otro pelotero del circuito nuevo rebasó las ocho centenas de sufragios de los aficionados, muestra de la popularidad y fanatismo que consiguió Acuña entre rivales y entusiastas de su equipo.

De hecho, a Ronald Acuña Jr. solamente lo superó Vladimir Guerrero Jr. en la votación general. El primera base de los Azulejos de Toronto, candidato al Jugador Más Valioso de la Liga Americana y en la pelea por la Triple Corona, consiguió 857.956 de acuerdo al boletín que envió MLB a los reporteros.

¿Y cómo no votar automáticamente por ambos? Acuña ya conectó 18 cuadrangulares en la temporada, con un OPS ajustado de 159 y anotó 52 carreras. Son estadísticas que lo convirtieron en uno de los toleteros más temidos durante los primeros meses de la temporada regular y también lo colocarán como un potencial candidato al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Por su parte, Vladimir Guerrero Jr. lidera todas las Grandes Ligas con 21 jonrones, pero su promedio de .344 con 55 impulsadas también son la máxima cantidad en esos determinados departamentos, por lo que era predecible que ambos iban a aparecer en la mayoría de las papeletas de los votantes.

Salvador Pérez y Ronald Acuña Jr. los únicos venezolanos

De momento, solamente dos venezolanos irían al Juego de las Estrellas. Todavía resta mucho tiempo en la votación, sin embargo, Ronald Acuña Jr. y Salvador Pérez son los únicos criollos que lideran sus respectivas posiciones en el primer boletín que informó MLB.

Pérez, quien también se encuentra en una destacada temporada ofensiva, sumó 694.710 votos durante las dos primeras semanas. Ningún otro receptor de la Liga Americana consiguió más apoyo y, a menos de una sorpresa, debería ser una ventaja irreversible.

Después de todo, Pérez ha tenido un rendimiento ofensivo que ningún otro careta se acercó. Su promedio de .285, con 16 vuelacercas y 42 carreras impulsadas ya lo dejan como un toletero respetado que, además, actuó en todos los compromisos de los Reales esta zafra.

Ya las estadísticas concluyeron que Salvador Pérez es el mejor receptor ofensivo de las Grandes Ligas. No habría un motivo deportivo para que el pelotero de Kansas City acompañe a Ronald Acuña Jr. en Colorado el próximo 13 de julio.

“No sé por qué estamos sorprendidos por lo que hace en este momento”, declaró a MLB el mánager Mike Matheny sobre Pérez. “Está en un buen lugar con su swing. Incluso viéndolo todos los días, notas una diferencia. Trabajó realmente fuerte y todo comenzó en el Spring Trining. Ahora llevó todo ese momento hasta la actualidad”.

Atlanta no se preocupa por Acuña

Toda queja por dolor de Ronald Acuña Jr. provocó nerviosismo dentro de los Bravos. Cuando informó que su tobillo se le dolía bastante el cuerpo técnico lo retiró del encuentro y le dio tres días de descanso. Poco importó que en Atlanta no llegaban victorias y que la ofensiva se desplomó, Brian Snitker se cercioró que su pelotero estaba completamente saludable antes de utilizarlo de nuevo.

Acuña abandonó el juego en la parte baja del quinto episodio. Le comunicó al cuerpo técnico que su pecho le estaba incomodando y, aunque explicó que no era punzante el dolor, salió del compromiso. Los primeros chequeos descartaron algo de gravedad, pero Atlanta le hará pruebas de inmediato.

El departamento de prensa de los Bravos luego informó que “Acuña fue retirado por precaución” luego de que experimento “rigidez en el pectoral derecho”. A pesar de que los Bravos solo tenían una ventaja de tres anotaciones, el patrullero salió del compromiso y su puesto lo tomó Ender Inciarte, quien luego soltó un cuadrangular.

No pareciera que la molestia, por más mínima que sea, llegó durante el encuentro. Acuña soltó un hit en tres turnos al bate, con dos ponches recibidos y una carrera anotada. Luego de terminar guillotinado por Pablo López en el cuarto inning, completó ese episodio a la defensiva y posteriormente no salió al campo.

Sin embargo, fue el esfuerzo durante ese chanche ofensivo lo que seguramente provocó el problema. En el swing final se notó un extra en Acuña que generó el problema físico.

“Podría haber seguido adelante, quería continuar. Solo quiero pecar de cauteloso. No veo que esto sea [un] problema persistente”, dijo el manager Brian Snitker a MLB. “No era algo con lo que quisiéramos meternos. Lo estaba viendo lanzar y calentar, y no le molestó entonces. Creo que le dio un poco cuando estaba haciendo swing».

17 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba