Salvador Pérez, otro de los misterios del coronavirus

Encerrado en su casa, sin ver o tocar a un familiar, Salvador Pérez se pregunta: ¿Qué fue lo que pasó? El pelotero venezolano es uno de los contagiados por el coronavirus, COVID-19 en el universo de Major League Baseball (MLB), pero no sabe cómo o cuándo pasó.

Dentro de su familia, ningún otro miembro tiene la cepa en su organismo. Ni su esposa o hijos, con los que tiene continuo contacto, tienen la enfermedad en su cuerpo. Tampoco madre u otra persona con la que acostumbra a interactuar.

Dentro de los Reales de Kansas City, seguramente tampoco llegó el contagio. Es cierto que el lanzador Brad Keller y el primer base Ryan O´Hearn salieron positivos en las pruebas, pero Salvador Pérez confesó que siempre respetó el distanciamiento durante los entrenamientos. Tampoco hubo abrazo, saludo o conversación sin tapaboca con el mánager Mike Matheny, otro de los contagiados por el COVID-19.

Para añadir más dudas a la cabeza del criollo, ninguno de los síntomas está en su vida actualidad. No hay fiebre, tos o dificultad para respirar. Salvador Pérez es otro de los misterios de este virus que detuvo al mundo.

“No siento nada”, aseguró Pérez por medio de una videoconferencia. “No sé cómo me contagié. Todos en mi familia están seguros, todos salieron negativo en sus pruebas. Estaba en Miami durante la pausa y allá hubo bastantes casos. Pero no siento nada”.

Salvador Pérez, parte del 1,8% en MLB

De acuerdo a datos que entregó ESPN, MLB realizó un aproximado de 3.740 pruebas de saliva para detectar el coronavirus entre sus peloteros y miembros del cuerpo técnico de los equipos. 66 de esos chequeos salieron positivos, un 1.8% que tiene ilusionado a directivos de que se podrá jugar en la pandemia.

Pero Salvador Pérez tiene una forma para mantenerse positivos mientras lucha contra un virus que no ve, ni siente. Observa su vitrina plagada de trofeos para sonreír. Con dos Bates de Plata, cinco Guantes de Oro, un anillo de la Serie Mundial y otros reconocimientos fuera de las Grandes Ligas, el careta le dijo al mundo: “me siento mejor”.

https://www.instagram.com/p/CCWp04_pn8r/?utm_source=ig_embed

“Estoy en mi casa en Kansas City y espero que todo pase rápido para estar otra vez con mis compañeros”, cerró Pérez en su acercamiento con la prensa.

Sin saber cómo o cuándo se contagió, pero con la tranquilidad que es el único en su familia, Salvador Pérez espera en su sala de trofeos volver al campo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba