Shohei Ohtani ya había sido estudiado de cerca, pero ¿sabían que era tan supremo?

Billy Eppler se mantuvo viajando a Japón para estudiar a Shohei Ohtani desde 2013, lo que significaba que para cuando llegó la primavera del 2018, los Angelinos de Los Ángeles de Eppler sabían prácticamente todo lo que había que saber sobre la habilidad de Ohtani en el campo. Sabían sobre el brazo vivo, sabían sobre el poder prodigioso y, aunque un poco subestimado, sabían sobre la velocidad deslumbrante.

En su temporada debut, llamaba la atención con el tema de batear y abrir juegos de manera simultánea. Sin embargo, sus rasgos de lanzador no fue lo que lo llevó a ganar el premio Novato del Año en la Liga Americana. De hecho, para la siguiente zafra sufrió su primera cirugía Tommy John en su brazo de disparar serpentinas y los Angels no esperaban usarlo más en ese rol. No obstante, nada de eso evitó que se convirtiera en el fenómeno que es hoy en día.

Ohtani se fue de 4-2 con un jonrón solitario y una base robada en la derrota el pasado miércoles (16-5-2021) 8-4 ante los Atléticos de Oakland.

Después de que los Angelinos anotaron tres carreras en la primera, Ohtani tomó la delantera con una ráfaga en solitario en la segunda ante el zurdo Cole Irvin. Fue a 435 pies proyectados por Statcast en la segunda plataforma en el jardín derecho y tuvo una velocidad de salida de 110.9 mph. Fue su segundo jonrón en dos días, ambos contra zurdos. Fueron sus ocho jonrones con un zurdo esta temporada, ya que ha demostrado que puede machacar contra zurdos.

En su siguiente turno al bate, Ohtani mostró su velocidad, ejecutando un sencillo toque perfecto en la línea de la tercera base para abrir el quinto. Alcanzó los 29,8 pies por segundo en su camino a la primera, que está justo por debajo de la marca de 30 pies por segundo que Statcast considera élite. También se convirtió en uno de los seis jugadores este año con tres toques.

«Pensé que tenía una mejor oportunidad de meterme en la base allí en lugar de ir a por un jonrón», dijo Ohtani. «El juego estaba cerrado en ese momento. Estaba abriendo la entrada, así que quería comenzar con algo».

Luego rápidamente se robó el segundo lugar para convertirse en el cuarto jugador de este año en alcanzar los dos dígitos tanto en jonrones como en robos, uniéndose a Trea Turner de Washington, Fernando Tatis Jr. de San Diego y Ronald Acuña Jr. de Atlanta.

Cuando se estrenó en la MLB, no creían que tuviera tanta habilidad para correr las bases como decían las proyecciones. Es verdad, fue mejor de lo que esperaban.

“El video no le hace justicia de cómo corre», dijo el manager de los Angelinos para aquel momento, Mike Scioscia. «Tienes que verlo en persona».

“El Babe Ruth del momento”

Lo que causó Shohei Ohtani en su primer año como profesional en la MLB obligó a verlo como el nuevo Babe Ruth. ¿por qué? Pues simplemente porque el mundo del beisbol tenía más de 100 años sin disfrutar un jugador de dos vías (bateo y pitcheo).

En 2018, el mismo Ohtani reconoció esa comparativa que le mostraban en su presencia en el juego. “Me comparan mucho con él (Ruth), pero para mi él es como una leyenda, un mito. Su presencia es tan surreal que ni siquiera puedes tocarla. Conozco los números que él tuvo, pero considerando en la posición en la que me encuentro actualmente, no tengo derecho a hablar sobre él. Espero que con los años pueda acercarme cada vez más a él, pero actualmente, no puedo decir nada”.

Una declaración muy respetuosa y acertada, pero ¿Qué sucede con el Ohtani de la actualidad y esa comparación con el Bambino?

En los 64 juegos que ha disputado el japonés en la actual campaña, pueden funcionar para colocarlo de frente a lo que realizó Ruth en 1919, pues ambos batearon y lanzaron en su respectiva zafra.

Como bateador:

Shohei Ohtani ha superado en dos registros al legendario Babe. El japonés ha soltado 19 estacazos de vuelta completa en 257 turnos oficiales, mientras que Ruth soltó apenas 10 en 244 turnos al bate. También, el slugging del asiático es de .615, cuatro puntos más que el “Sultán del Swing”. En lo que no pudo superarlo fue en el average, ya que, Ruth promedió .323 y Ohtani .271.

– Como pitcher:

La situación se torna mucho más interesante. En aquel momento, era un espectáculo ver a Babe Ruth montarse en la lomita y realmente, porque era muy bueno. Pero los Yankees cuando lo contrataron sabían que su lugar era en la ofensiva. Volviendo a las serpentinas, Ruth era notable, aunque comparado a lo que ha venido mostrando Ohtani, queda muy rezagado.

En nueve salidas (todas como abridor), Ohtani es quizás intocable en comparación a Ruth, quien sumó más de la mitad de entradas que ha laborado el nipón. (83 IL contra 53.1). El diestro de los Angels refleja la minúscula efectividad de 2.70, mientras que Ruth, poseía un agradable 3.47 de porcentaje en carreras limpias admitidas.

Cuando de ponches se trata, Ohtani también es una máquina. En ese 1919, Ruth logró abanicar a 14 bateadores en los 64 juegos que se están comparando. Por otro lado, Ohtani ya suma 73 en menos cantidad de entradas presenciadas.

Con la relación de boletos, allí Ohtani ha sido también muy cuidadoso y es que, solo 29 rivales le han logrado negociar una almohadilla, mientras que el “Bambino” otorgó 42 pasaportes en sus diez actuaciones desde el morrito.

En conclusión, Ohtani ya pudo ser comparado con la deidad del beisbol y, pasó eximido en el examen.

Ohtani cuenta con las herramientas para quedarse con el MVP

Su ritmo arrollador con la ofensiva y su control envidiable en la lomita, hacen que Shohei Ohtani esté quizás un escalón más alto que Vladimir Guerrero Jr., su principal rival por el premio Más Valioso.

Cuando se hablas de un jugador con casi 20 jonrones, 50 carreras impulsadas a la vuelta de la esquina, un OPS de .954 en 63 juegos, que también tiene efectividad de 2.85 en nueve aperturas (sin contar la del jueves) con 68 ponches en 47.2 entradas: es simplemente extraordinario.

Ohtani ha sabido liderar a los Angels, ante la ausencia de Mike Trout. Aunque el equipo no sea el número 1 de la División Oeste de la Americana, sus triunfos cuando llegan son en gran parte por él.

Si Shohei Ohtani todavía está haciendo esto en la parte de la temporada en la que los jugadores encuentran desafiante solo hacer una cosa bien: batear o lanzar, entonces creo que sería difícil votar por alguien más. De no continuar su ritmo abismal, es posible que Vladdy sea condecorado como el MVP, pero solo sería por esa razón.

Ohtani ha estado jugando esencialmente todos los días por primera vez en su carrera y tiene que demostrar que puede sostenerlo a largo plazo.

Así los números como pitcher se vean diezmados, pero su ofensiva se mantiene intacta o aún mejor, Ohtani no tendría más rivales a final de temporada.

“Siempre que hablo de sus instintos o perspicacia para el béisbol, ahí está”, declaró el mánager Joe Maddon, sobre Ohtani. “Es un jugador de béisbol de un hombre realmente pensante. Y para mí, creo que esas jugadas de toque son más impresionantes que el jonrón de 600 pies».

Las aperturas de Ohtani se han convertido en eventos dondequiera que juegue. Es increíble ver al lanzador batear en segundo lugar, especialmente con las reglas de la Liga Americana con el bateador designado. Esa primera apertura en la que lanzó 101 mph y conectó un jonrón en su primer turno al bate contra los White Sox sigue siendo brutal.

Shohei Ohtani es un completo showman. Cada salida podrá asegurar una casa llena en el Angel Stadium. Si no lo creen, pues pueden revivir el duelo del jueves antes los Tigres de Detroit.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba