El Spring Training comenzó con 142 venezolanos que dijeron presente

El beisbol ha cambiado con el transcurso de los años. Antes los nombres de Miguel Cabrera, Félix Hernández o Carlos González tenían un puesto asegurado en sus respectivos equipos, cuando iniciaba el Spring Training. Sin embargo, un total de 142 peloteros venezolanos se reportaron y no todos cuentan con esa posibilidad como era en el pasado.

El panorama cambió para Cabrera, que con cada zafra que comienza de las Grandes Ligas, las lesiones le han causado estragos en poder ser el peligroso bateador que un momento fue. Es cierto que Tigres de Detroit no tiene un equipo sólido en el que el maracayero no sea parte, pero aún así, deberá mostrar que está en un nivel alto desde el Spring Trainingara llenar de confianza a su mánager.

Los Tigres terminaron últimos en la Liga Americana en jonrones y OPS y últimos en las mayores en porcentaje en base. El declive de Miggy fue una gran parte del problema. Cabrera, de 36 años, bateó .282 pero tuvo un porcentaje de slugging de solo .398. Incluso después de agregar a Jonathan Schoop y C.J Cron, esta alineación no es particularmente intimidante.

Un Rey que no siente la vejez

El caso de Félix Hernández, es que, se alejó de la ciudad de Seattle. Ya no cuenta con su “corte del Rey”, cuando dictaba ordenes en la rotación de Marineros. Su desplome comenzó hace tres años, pero aterrizó en el campamento primaveral con los Bravos de Atlanta y, la única meta clara es adueñarse de un cupo en ese cuerpo de abridores para la venidera campaña 2020 de la MLB, mostrándose desde el Spring Training.

“Me siento bien”, dijo Hernández al portal oficial de MLB.com. “Sólo tengo que salir y hacer lo mío”.

https://www.instagram.com/p/B8gc0mjnqgt/?utm_source=ig_web_copy_link

Hacer lo suyo era muy sabido entre la zafras 2007 y 2015, mientras mantuvo efectividad de 3.00, para ser la mejor en la Liga Americana y que le valieron seis invitaciones al Juego de Las Estrellas. Sin embargo, en esta oportunidad carga con un presente un poco confuso, pues sus presentaciones en los últimos tres años dejaron mucho que desear.

¿Podría ser que el brazo del carabobeño está desgastado, cansado o avejentado?, a esto respondió El Rey, que: “No estoy tan viejo, tengo 33”.

Hernández se presentó el día jueves para el Spring Training, luciendo su nuevo uniforme. La competencia del serpentinero criollo por los dos puestos de rotación disponibles consiste en Sean Newcomb, Kyle Wright, Bryse Wilson y Touki Toussaint. Se podría presumir que si Hernández recupera su nivel o se acerca, es posible que supere a cualquiera de estos mencionados.

CarGo por un nuevo chance en su carrera

En Seattle decidieron darle un voto de confianza al jardinero zuliano, Carlos González, quien en 2019 vio como su carrera daba saltos de un lado a otro, pero en ninguno pudo afianzarse.

CarGo comenzó con Indios de Cleveland. Luego, subió de Triple AAA al beisbol organizado y duró solo 30 juegos. Después, se enganchó con Cachorros de Chicago y disputó 15 compromisos, lo que terminó con su liberación por el resto del curso. Nadie más quiso hacerse con los servicios del guardabosques de 34 años de edad, hasta que en 2020 fue contactado por los Marineros y la posibilidad de volver al ruedo está latente, en lo que demuestre en la primavera.

Parece ser una posibilidad remota para hacer que la lista de Seattle se centre en sus jugadores jóvenes y en un exceso de jardineros que salga del Spring Training. Pero el estado desconocido de Mitch Haniger después de una cirugía muscular central ha abierto una oportunidad en el campo derecho, al menos al principio de la temporada.

Es probable que González se agrupe con gente como Jake Fraley, Braden Bishop y Kyle Lewis en la competencia por los rincones del jardín hasta que Haniger regrese. Si todo sale como espera el jugador y el equipo.

Adiós Tommy John. Hola 2020 para Salvador Pérez

Una lesión en los entrenamientos primaverales del 2019, acabó de inmediato con su presencia con los Reales de Kansas City, algo que Salvador Pérez quedó devastado y con una cirugía que debió reconstruir el ligamento de su codo derecho. Aunque eso quedó en el pasado, según lo informado por el mismo careta.

«Estoy al 90%, cerca del 100 de hacer cualquier cosa», dijo Pérez. «Veremos qué dice (el médico) para hacer más trabajo de campo. Me siento bien».

La principal cualidad del carabobeño es su defensa detrás del plato. Algo que le ha otorgado cinco veces el Guante de Oro en la Liga Americana, pero tras haber sufrido ese tipo de lesión, el mánager Mike Matheny espera usarlo de vez en cuando en la inicial, con tal de no sobrecargar el brazo del venezolano. Algo que a Pérez no le incomoda, pero tampoco le agrada.

«Si me necesitan en un par de juegos no tengo ningún problema», aseguró Pérez. «No me gusta pensar que seré un primera base o un bateador designado, yo soy cátcher. Me preparo para ser cátcher en 162 partidos o más si nos toca estar en postemporada».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba