Tiburones: Gustavo Molina fue el precio para buscar un cambio

Un directivo de los Tiburones de La Guaira sintió que era momento de cambiar algo dentro del equipo durante el segundo juego de la doble cartelera ante los Cardenales de Lara del pasado 15 de diciembre. Era inconcebible que, tras perder a primera hora en un encuentro cerrado y competido, se viera tan poca intensidad en el choque siguiente.

La opción indicada, era imposible. No existe un camino viable para buscar más de 20 peloteros para reemplazar a los que están rindiendo como se esperaba. Ante eso, solo quedaba una decisión: despedir a Gustavo Molina.

“Era más fácil hacer eso que botar a 25 peloteros”, aseguró un gerente de Tiburones. “Hablamos un rato largo con Gustavo. Discutimos qué se puede hacer, pero era necesario tomar una decisión porque el equipo necesita un empujón. Molina no es culpable, sin embargo, era lo único que estaba sobre la mesa. Lo conversamos y Gustavo estuvo de acuerdo. No hubo malestar, ni se finalizó la relación en malos términos”.

El detonante llegó durante la segunda entrada ante Cardenales. El cuadro crepuscular anotó cuatro carreras y, desde las oficinas de Tiburones, se veían a los peloteros de La Guaira cabizbajo. “Parecía que habíamos perdido. Necesitábamos lanzar tumbarrancho dentro de dugout”, continuó el directivo.

En definitiva, los Tiburones cayeron. Con el revés, La Guaira se mantuvo en el último puesto de la División Central y, cuando restan poco más de la mitad del calendario regular, la tropa litoral tiene mucho camino por remontar para meterse dentro de los puestos de clasificación.

Y ese bache, de acuerdo a las estadísticas, llegó por una flojo producción de todas las áreas de Tiburones. El pitcheo salado dejó efectividad colectiva de 6.05 bajo las órdenes de Molina, mientras que la ofensiva anotó 80 carreras, la segunda cantidad más baja en la LVBP hasta el 17 de diciembre.

“Gustavo es una persona que sabe de beisbol y muy organizado con sus cosas”, afirmó un miembro del alto mando de Tiburones. “Había que hacer un movimiento para ver si el equipo despierta. No sabemos si sucederá, pero había que hacerlo”.

Tiburones busca mánager; Russell Vásquez es interino

Como coach de banca, Russell Vásquez quedó preocupado por el clima que había dentro de Tiburones. Parecía un equipo que se estaba acostumbrando a perder, lo que sentenciaría todas las posibilidades de La Guaira, sin importar incorporaciones o inversión que se realice.

Ahora, como mandamás del equipo, aunque sea de forma interina, quiere cambiar eso. Esa será primera orden a los peloteros, de forma que salgan al campo con la intensidad alta, la presión baja. “Hay que cambiar la mentalidad, porque los peloteros y el juego son los mismos”, afirmó Vásquez durante una conversación con Triangulo Deportivo.

Hacer algo diferente a Molina es complicado, porque comparte que el mánager cesanteado no era problema. Aunque expresó que “cada dirigente guía su equipo a la manera que le guste que jueguen. Pero en cuanto a la mentalidad, quiero que tomen una actitud de ganadores”, expresó.

Los problemas para los Tiburones de La Guaira llegan por todos lados. Nuevamente el Covid-19 mordió los interiores del conjunto escualo.
Tiburones de La Guaira / Alejandro van Schermbeek

Cuando reemplazó a Molina durante la tercera semana, Tiburones mostró síntomas de recuperación. Ganaron tres juegos de forma consecutiva, lo que invitaba a pensar que La Guaira podía escalar puestos dentro de la tabla de posición rápido. “No hicimos nada diferente, solo jugar con intensidad. El acostumbrarse a perder o verlo normal es mortal, por lo que es algo que quiero evitar”, siguió Vásquez.

Pero, aunque su discurso sea sólido, con argumentos creíbles, Tiburones busca un mánager que se pueda hacer cargo del equipo el resto de la temporada. El perfil de esa persona debe tener una característica innegociable: experiencia, porque la directiva desea una voz de mando que imponga respeto dentro de clubhouse.

“Ya tenemos algunos nombres, lo que pasa es que el proceso de contactarlos y negociar puede tomar algún tiempo. Buscamos a alguien que no permita que nadie salga al terreno ya derrotado y eso solo se puede conseguir con experiencia en la LVBP”, expresó una fuente de Tiburones.

No obstante, Russell Vásquez se encuentra en una especie de casting. Si La Guaira repite el nivel que mostró cuando el técnico tomó las riendas del equipo, “nadie lo moverá”, de acuerdo a un gerente de la tropa varguense. Además, el ahora piloto cuenta con mucho conocimiento de la LVBP, aunque no tenga mayor recorrido como mandamás en Venezuela.

No hay más excusas en La Guaira

El alto mando de los Tiburones de La Guaira comprendió el flojo inicio. Entendió que las inconsistencias en el terreno de la segunda semana, sin embargo, ya no esperarán más. Creen que llegó el momento para jugar mejor, sumar triunfos constantemente y acercarse a los puestos de clasificación.

Tiburones-Positivos-Coronavirus
Los Tiburones se hicieron las pruebas PCR durante la semana. Foto Prensa Tiburones

Porque es cierto que la zafra para los escualos no fue sencilla. Iniciaron con un brote que provocó que 10 peloteros salieran positivos en las primeras pruebas PCR. Luego llegaron algunas lesiones y peloteros de renombre se incorporaron después de lo esperado, pero ahora todos están recuperados y las figuras disponibles, por lo que se acabaron las excusas.

“Ya están los caballos y algunos resultados de los rivales nos favorecieron. Si se consiguen tres victorias seguidas, nos metemos en la pelea y era necesario hacer algo para que despierte el equipo. Lamentablemente, Gustavo Molina fue el sacrificado”, cerró el directivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba