Tiburones reprobó en la primeras pruebas PCR

La boleta llegó a los despachos de los Tiburones de La Guaira con un deficiente en la materia que menos querían fallar la gerencia. Los resultados de las pruebas PCR realizadas al equipo, arrojó que hasta 10 peloteros salieron positivos por COVID-19, según informó una fuente a Triángulo Deportivo.

Ahora, el escenario que quería evitar el alto mando de Tiburones se hizo realidad: todos los jugadores que se encuentran contagiados tendrán que ser aislados y, en el mejor de los casos, se perderán las dos primeras semanas de la temporada 2020-2021.

¿Qué dice el protocolo sobre estos casos?

De acuerdo al protocolo de seguridad establecido en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) para jugar durante la pandemia, todo pelotero que salga positivo por el coronavirus debe ser aislado inmediatamente. Se le monitoreará de cerca por especialistas, con el cuidado necesario.10 días después, se le practicará una nueva prueba, de acuerdo a una persona con conocimiento del reglamento.

A diferencia de otras disciplinas, en el que dos negativos es el mínimo requerido para incorporarse al equipo, en la LVBP no. Al décimo día de haber realizado la prueba, el pelotero que dio positivo entra en una etapa en la que podría volver. Un comité , confordado por el médico de cada equipo y apoyo del Instituto Nacional de Deportes (IND) harán las pruebas necesarias para confirmar que el jugador está sano, ya no representa peligro de contagiar y está en condiciones para jugar.

«Por la chatarra genética, es posible que una persona siga saliendo positivo en las pruebas PCR sin ser un riego. Además, como hay limitaciones en las pruebas que se realizan, se conformará un comité para revisar cuándo un jugador puede volver al equipo», explicó una fuente a Triángulo Deportivo. Este proceso se hará solo después del día 10, siendo el primero el momento de la recolección de la muestra.

Si el comité está conforme con la salud del jugador que dio positivo 10 días antes, dará luz verde para su regreso al equipo. Cuándo volverá, dependerá de la gerencia y las normas de la LVBP sobre los róster semanales. Sin embargo, en una temporada regular de apenas 40 juegos y sin mucho margen de error, no contar más de una semana con múltiples jugadores, trastoca los planes de las gerencias.

“Tener un positivo en este momento, es perder a ese jugador prácticamente dos semanas”, comentó un directivo de Tiburones. “Es un proceso necesario y que lo principal es la salud de todos nosotros. Pero no deja de ser algo que tememos todos los que estamos trabajando en esto”.


Lee también:


La Guaira, durante las dos primeras semanas de la zafra, disputará 11 encuentros. Los 10 peloteros contagiados por Covid-19, se perderían el 27% del calendario regular, en el mejor escenario para Tiburones, porque ningún trabajador del cuadro litoral tiene la certeza de cuándo podrán regresar al róster.   

“De nuevo volvemos a sacar cuentas. Muchos acuerdos cambian por estos positivos, así que estamos en otro inconveniente de esta temporada. Lamentablemente, lo que siempre quisimos evitar, nos tocó y hasta peor”, comentó una voz de Tiburones.

Entre los jugadores afectados, todos se encuentran en buenas condiciones, según afirmó el informante. Además, se encuentran bajo el cuidado de los médicos de Tiburones, que se encargarán de realizar todas las pruebas para garantizar la salud de los afectados.

Evaluación cardiológica y chequeos que confirmen que no existe riesgos pulmonares. “La salud y seguridad de nuestros jugadores no tiene precio, no podemos saltar normas mundiales de las comunidades científicas y deportivas como FIFA, NBA y MLB entre otras. Se debe seguir por la ruta segura”, explicó Arnaldo Machado, médico de los Tiburones.

También las personas contagiadas que laboran en el personal administrativo y del cuerpo técnico. A los jugadores que se incorporaron luego ya que se le hicieron las pruebas PCR, como a Daniel Mayora quien llegó vía cambio tras los chequeos iniciales por lo que se le habitó una inspección el pasado jueves. Sus resultados esperan que se conozcan antes del inicio del primer juego ante Leones.

Segundo positivo no será impedimento para los jugadores de Tiburones

El protocolo de la LVBP fue diseñado con las limitaciones de las pruebas PCR disponibles. Como es imposible hacer chequeos continuamente, un pelotero contagiado que salga positivo en una prueba 10 días después, todavía tiene opciones para jugar. Siempre bajo recomendación médica y garantizando que no representa peligro para él u otros.

“Los doctores harán los chequeos necesarios y pueden permitir que un pelotero asintomático pueda jugar”, aseguró el directivo de un equipo de la LVBP. “Habrá una comisión médica para esta temporada. Ellos determinarán cuándo, un beisbolista que salga positivo en una segunda prueba a los 10 días, pueda estar en el campo”.

Ante eso, Tiburones podría recuperar a los jugadores infectados para la tercera semana de la campaña regular. Pero eso dependerá de la aprobación de doctores que tomarán toda decisión tomando toda la precaución posible- Claro está, sin comprometer la integridad de los otros miembros del equipo.

La Guaira no es el único conjunto de la LVBP con positivos en sus filas, sin embargo, sí es el más perjudicado. Leones del Caracas, Navegantes del Magallanes y Cardenales de Lara confesaron tener positivos dentro de sus filas, aunque la cifra no se acercó a la decena entre los jugadores. Los nombres de los jugadores de Tiburones fueron reservados para proteger su privacidad.

Con la jornada inaugural encima, el circuito continúa plantando cara al coronavirus. “Continuaremos monitoreando muy de cerca la situación. Tomando las medidas adecuadas para limitar la propagación de algún brote de contagios. De momento, la situación hasta ahora parece limitada a los casos con resultados positivos en las pruebas realizadas”, afirmó la LVBP en un comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba