Tigres del Licey pasó penurias, en la primera temporada de Luis Sojo al mando

La eliminación de los Tigres del Licey de la temporada 2020 de la Liga de Béisbol Invernal de la República Dominicana (LIDOM) dejó boquiabierto a muchos. La salida en serie regular del equipo azul se debió a múltiples factores que se fueron dando en el transcurso de la temporada, pero la lupa cae en lo que Luis Sojo pudo haber o no haber realizado.

El dirigente venezolano y su cuerpo de coaches nunca mostraron sentido de urgencia ante la situación de los Tigres. Todavía luego de un brote de Covid-19 que mantuvo a una buena parte de los jugadores titulares del equipo fuera por un tiempo considerable, desde la dirigencia se cometieron muchos errores y siempre se mostró una calma poco característica de un equipo que busca avanzar en un torneo.

El mismo estratega estuvo al menos 17 días fuera de la dirección del equipo, pues fue uno de los positivos con Covid-19. Ahora, Sojo no tiene toda la culpa de la eliminación del conjunto bengalí. Aunque está consciente de la situación.

«No pudimos pasar a lo que queríamos por muchas razones. Esto no es tratar de hacer excusas, pero cuando no ejecutas se hace difícil», contó el piloto a Grandes en los Deportes.

Cuando estuvo fuera, su trabajo lo llevó el coach de banca Joel Noboa como mánager interino. Su estadía en el cargo fue parte de las causas de problemas, de la primera cadena de seis derrotas consecutivas en la temporada del conjunto.

Más problemas fuera del cuerpo técnico de Sojo

Claro, el equipo también sufrió un bajón ofensivo. En términos generales, fueron una de las peores ofensivas de la temporada. Entraron a la jornada del lunes con el penúltimo promedio de bateo colectivo (.221). Ocupan el último lugar en por porcentaje de embasarse (OBP) con .300 y tienen el cuarto puesto en slugging (SLG) con .343, para un OPS de .643, segundo peor de la liga. Su promedio de bateo con hombres en base es de .239, tercero mejor de la liga, sin embargo, solo batean para .207 con corredores en posición de anotar.

“El equipo debe mejorar en el bateo”, confesó Sojo semanas antes de su eliminación. Sin embargo, eso no pudo suceder y las lesiones llegaron a los únicos bateadores que mejor producían para el equipo.

“Las lesiones de Jairo Asencio y Emilio Bonifacio afectaron anímicamente al Licey. En las últimas semanas nos pasó de todo», aseguró Sojo.

También está la diferencia de gerencia entre las novenas. Licey tuvo a los grandeligas Emilio Bonifacio y Sandy León, pero más allá de esos dos protagonistas, en las otras aceras brillaban mucho más.

«Los Toros están blindados. Mira el Escogido, con Vladimir, Gregory Polanco. Tuvimos mucha decadencia en la parte ofensiva», cuestionó.

Licey quedó hasta el martes, con récord de 12 ganados y 17 perdidos. Los números lo convirtieron en el primer eliminado de la zafra. De igual manera, Sojo espera volver a comandar en la cueva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba