Tommy Pham tiene una segunda vida: “Agradezco solo por poder jugar”

El momento más complicado de Tommy Pham no tuvo nada que ver con beisbol. Ni cuando tuvo sus peores temporadas con los Cardinals, que hicieron dudar si podría producir en las Grandes Ligas, o sus fracasadas expediciones en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional con los Leones del Caracas o los Navegantes del Magallanes.

Las peores horas de Pham llegaron tan solo hace cuatro meses, solo tres días después de que terminó su temporada de 2020, con la eliminación de los Padres en postemporada. Recibió una puñalada en la espalda baja durante un altercado en el estacionamiento de un club de striptease que, no solo amenazaron su carrera sino su vida.

Por eso estuvo poco tiempo en un hospital, vivió las incomodidades de ser operado y cumplir un tratamiento. Pero nada de eso molestó al jardinero de San Diego, porque pudo ser mucho peor.

“El corte fue profundo. El médico aquí básicamente me dijo que, si no estuviera tan musculoso, podría estar muerto o paralizado”, declaró Tommy Pham a MLB. “Tengo suerte. Soy un afortunado de poder jugar”.

Porque todos los sucesos inmediatos al susto que vivió Pham le hicieron llegar a la conclusión que “no era mi momento”. Ingresó a una sala operatoria el 11 de octubre y tres noches después ya conversaba con el gerente general del equipo, A.J Preller. Lo hizo con tranquilidad y sin mayores contratiempos.

Tommy Pham jugó en el primer encuentro de primavera. Foto AFP

Una semana más tarde, Pham inició su rehabilitación. Luego cumplió su habitual proceso de pesas y ejercicios de beisbol. Cuando los campamentos de los Padres abrieron en Arizona el 15 de febrero, el pelotero fue de los primeros que se incorporó y alineó como titular durante el primer juego del Spring Training de los Padres. Nada de eso era posible cuando recibió la puñalada por un antisocial.

“Pensé que no iba a poder jugar”, recordó Pham, quien siempre dudó cuando conversó con médicos y técnicos del equipo. «Cuando me hicieron la tomografía computarizada, la doctora me dijo: ‘Tengo una gran noticia para ti. Puedes jugar’. Ella solo dijo que requeriría un poco de rehabilitación».

Sin muchos detalles sobre el incidente

Los eventos de lo que pasó aquella noche, Tommy Pham los tiene bastante claro. Sin embargo, no puede comentar al respecto porque la Policía de San Diego está investigando y todavía no se realizó ningún arresto.

Lo que sí ofreció fueron las consecuencias con las que terminó. Se necesitaron 200 puntos de sutura para cerrar la herida que, de nuevo, Pham recordó que fue “profunda”. Un video publicado por las redes sociales mostró cómo la camiseta del pelotero terminó empañada por su sangre.

“Obviamente no es el tipo de noticias que esperas”, explicó Preller, quien afirmó que temió la peor cuando escuchó la noticia, aunque se sorprendió cuando vio las primeras evaluaciones de los especialistas. “Ese tipo de llamada telefónicas nadie las quiere tener”.

El directivo añadió que Pham era «una cuestión de hecho en términos de hablar sobre lo que sucedió. El mayor enfoque para nosotros era asegurarnos de que estábamos en condiciones de llevar a nuestros médicos al caso y tratar de asegurarnos de que estábamos siendo inteligentes al brindarle todas las ventajas posibles en el cuidado que necesitaba en ese momento».

Cuando lo vieron desplazarse por los jardines, batear, lanzar una pelota y no tener ningún dolor, todos recordaron lo afortunado que es Tommy Pham. Pasó de temer por su vida, a volver a ser un beisbolista profesional como el resto de sus compañeros.

«Es la suerte que tuvo. Cuando se habla de una herida de arma blanca en cualquier área, pero que era tan profunda y extensa como lo fue. Si fuera un centímetro en cualquier dirección, tal vez un resultado diferente”, siguió Preller. “Una vez que superamos ese obstáculo, con su ética de trabajo y la forma en que ataca las cosas y se mete en el gimnasio y se cuida a sí mismo, iba a darse todas las oportunidades posibles para volver. Está en muy buena forma. Obviamente tuvo algunas lesiones diferentes el año pasado. Creo que está listo para jugar».

2020, un año para el olvido para Tommy Pham

Curiosamente, el ataque recibió de un desconocido no fue lo único con lo que lidió Tommy Pham. Sufrió varias lesiones y hasta se contagió por COVID-19. Además, bateó para .211, con un OPS ajustado de 74 y defensivamente terminó evaluado con saldo negativo dentro de los mayores departamentos estadísticos.

«Probablemente tengo más que demostrar porque tuve un año terrible», dijo Pham. «Además, este también es mi año como agente libre. Así que siento que tengo más que demostrar. «Trabajé con algunos médicos para llegar a donde estoy porque solo han pasado alrededor de 4 meses y medio, y el plazo es normalmente un poco más largo».

https://www.youtube.com/watch?v=V9uOi1AbNIQ

Su rutina no cambió tras recibir una puñalada. Quizás hacer menos sentadillas y levantar peso muerto, ejercicios que provocan algunas molestias en su espalda baja, pero nada que afecte la preparación para batear o fildear elevados. «Mis normas aún no están ahí. Realmente no tienes que hacer muchas sentadillas ni hacer mucho peso muerto para ser un buen jugador de béisbol», afirmó Pham.

Sin embargo, no hay nada de que preocuparse. La vida le permitió salir ileso de un accidente que no muchos pueden y que un atleta pagaría con su carrera. Ahora todo lo vive diferente y, ni siquiera venir de su peor temporada como jugador, le preocupan actualmente.

«Todavía veo todo casi igual. En todo caso, probablemente gastaría más dinero y dejaría de ahorrar tanto, porque si moría sentiría que tengo demasiado dinero en el banco y no vivo lo suficiente», cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba