5 venezolanos que podrían ser cambiados antes del 31 de julio

El mes de mayo llegó a su ocaso y en las Grandes Ligas eso empezará a cambiar la faceta. Dejará de ser “el inicio de la temporada” para convertirse en los “tiempos de cambios”. Y hay, por lo menos, cinco venezolanos que seguramente estarán dentro de los rumores de transacciones porque reúnen todas las características para ser intercambiado antes del 31 de julio, fecha límite para hacer movimientos sin limitaciones en las mayores.

Cuando arranca junio los conjuntos empezarán a buscar opciones para mejorar sus rosters y encontrar a esos jugadores que puede ayudarlos a ser contendientes al título. Seguramente no serán todos los que serán movidos, pero no sería de extrañar que algunos de estos nombres estén involucrados en alguna operación.

Especialmente los que está en su último año de contrato y pertenezcan a organizaciones con pocas aspiraciones de llegar a la postemporada. La historia reciente de las Grandes Ligas demostró que estos jugadores son los principales protagonistas de los cambios y hay varios venezolanos que están en esta situación.

1) Eduardo Escobar: el favorito entre los venezolanos para ser cambiado

Sería más complicado explicar por qué los D-Backs se quedarían a Eduardo Escobar. El versátil pelotero venezolano es uno de los principales nombres que dentro del mercado de cambios en las Grandes Ligas y es bastante probable que Arizona lo mueva a otro equipo durante las próximas semanas. Incluso, no sería de extrañar que lo empiecen a vincular con otros clubes en pocos días.

Escobar está en su último año de contrato de los Diamondbacks. Además, es el líder de carreras remolcadas, un bateador sobre el promedio los últimos años, con la capacidad de jugar en distintas posiciones del campo y con un salario asequible para el resto de la campaña. En una de las temporadas con peor ofensiva en la historia de Major League Baseball (MLB) no serán pocos que llamarán a Arizona para escuchar el precio del aragüeño.

Es cierto que su promedio de bateo es bajo (.230), pero con 12 cuadrangulares y 35 carreras impulsadas mostró su productividad ofensiva. Del mismo modo, desde 2018 tiene OPS ajustado de 106 (promedio de la liga es 100), por lo que está considerado por las estadísticas avanzadas como un madero sobre la media.

Defensivamente, Escobar también es un comodín para la segunda parte de la campaña regular. Puede desempeñarse en la segunda base y la antesala con tranquilidad. Además, defenderá los jardines sin deslucir, otra de las fortalezas del pelotero. Todo eso provoca que lidere el grupo de venezolanos que seguramente será cambiado de equipo pronto.

Posibles destinos: Mets, Atléticos, Gigantes, Azulejos.

2) Freddy Galvis: defensa por un módico precio

Si Eduardo Escobar está entre los venezolanos con más posibilidades de ser cambiado en las Grandes Ligas, Freddy Galvis no está muy lejos. El campocorto de los Orioles arrancó la zafra en un gran nivel, por lo que Baltimore recibirá gran cantidad de ofertas que no van a dejar pasar. Especialmente por ser un conjunto sin aspiraciones a competir y que preferirán mover al talento veterano para fortalecer más sus granjas.

Galvis será agente libre al finalizar la actual campaña, por lo que los Orioles no esperarán mucho tiempo para moverlo. Además. Gracias a su gran inicio de temporada su valor será elevado y traspasarlo pronto parece ser el escenario que más le convenga a la gerencia oropéndola. Los interesados tampoco tendrán que invertir mucho dinero por un jugador experimentado.

Freddy Galvis tiene promedio de .270 con seis cuadrangulares y OPS ajustado de 125 (25% más productivo que el resto de los bateadores en 2021). Defensivamente es poco lo que se puede agregar del venezolano: es séptimo entre todos los campocortos de las Grandes Ligas en UZR (1.1), por lo que su guante sigue siendo una garantía en una posición premium.

Es complicado no vincular a Galvis con un equipo como los Yankees. A pesar de tener a un pelotero como Gleyber Torres, en Nueva York buscan a un jugador como el torpedero de los Orioles: buena defensa en el campocorto, preferiblemente que batee al lado izquierdo (Galvis es ambidiestro) y que su llegada no desestabilice las finanzas. Galvis llena todas esas casillas.

Posibles destinos: Yankees, Phillies.

3) Willson Contreras: ¿Llegó el momento?

No es la primera vez que Willson Contreras aparece en una lista de los venezolanos que podrían ser cambiados en las Grandes Ligas. Después de todo, los Cachorros demostraron que se acercan a una época de reconstrucción y mover a una de sus piezas más importantes actualmente solo les permitirá conseguir más a cambio.

Pero hay muchos motivos para pensar que, de estos nombres, Contreras es el menos probable en tener uniforme nuevo para julio. No será agente libre sino hasta 2023, por los que Chicago no está obligado a traspasarlo a menos de que llegue una oferta descomunal. ¿La recibirán? Es poco probable por la forma como se manejaron recientemente.

Sin embargo, Contreras es un receptor que muchos conjuntos quisieran tener. Un bateador con OPS ajustado de 121 esta zafra y está bien valorado por su trabajo detrás del plato. Además, tiene experiencia en la postemporada y bastante recorrido en el manejo de un cuerpo de lanzadores.

Posibles destinos: Rays, Bravos, Yankees

4) Miguel Rojas: de los casos más interesantes entre los venezolanos

Ver a los Marlins anunciado el cambio de Miguel Rojas a otro equipo es un escenario poco viable hasta que llegan argumentos de peso. El campocorto, que fungió como capitán y se convirtió en un emblema de la organización, podría ser agente libre al finalizar el año y es un candidato a buscar un contrato importante, de esos que Miami dejó de ofrecer desde hace mucho tiempo.

Entretanto, la actuación de Rojas durante los dos primeros meses de la zafra provocará que existan muchos interesados. ¿Quién no pujará fuerte por un campocorto sobresaliente con el guante que tiene OPS de .805 y un crecimiento sostenido de su ofensiva? Además, una presencia positiva dentro del clubhouse.

Son argumentos para que muchos conjuntos presenten ofertas importantes a los Marlins. La organización, dispuesta a mejorar sus granjas, ¿se negará a una propuesta que les permita añadir dos prospectos de algo nivel? La historia es una prueba de que los Marlins siempre estarán abiertos a salir de sus figuras.

Pero hay otro motivo: Jazz Chisholm Jr. El novato es un campocorto titular que ha demostrado estar listo para batear consistentemente en las Grandes Ligas. En caso de que Miguel Rojas sea traspasado, hay un reemplazo natural.

Posibles destinos: Rojos, Yankees.

5) Pablo López: entre los venezolanos con menos posibilidades de salir

Que los Marlins no tengan ningún motivo para salir de uno de sus mejores lanzadores solo puede significar que será más costoso. Y en las Grandes Ligas, en el que el pitcheo siempre es buscado, es bastante probable que alguien esté dispuesto a llegar a ese costo. Bajo esa tesis, Pablo López está en la lista de venezolanos que podrían ser traspasados.

López será agente libre en 2025, por lo que Miami no tendría ni que escuchar ofertas. Sin embargo, la organización tiene lanzadores de sobra y desprenderse de algunos les podría permitir fortalecer otras áreas que adolecen actualmente. Con el abridor venezolano recibirán, como mínimo, hasta tres promesas de buen nivel.

Además, el hecho de que todavía el derecho no perciba un sueldo importante provocará que los Marlins puedan pedir más a cambio. En fin, son distintos argumentos que provocarán que en Miami vean diferente un traspaso de su abridor.

Posibles destinos: Azulejos, Yankees, Filis, Medias Rojas.

Un comentario

  1. excellent issues altogether, you just gained a new reader. What may you suggest in regards to your put up that you made some days in the past? Any sure?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba