32 razones para entender por qué el deporte venezolano está muerto

En abril de 2020 durante un live de instagram, Yulimar Rojas aseguró que el deporte venezolano estaba agonizando. Sin duda, tiene razón y aunque muchos digan que no hace vida en Venezuela, la reina, quien viene de los estratos más bajos de la pobreza venezolana, hoy lo vive en carne propia.

La estadía de Yulimar en Venezuela le confirmó lo que denunciaba hace unos meses nada más. Sí, el deporte finalmente falleció. Murió porque quienes hoy se encargan de dirigirlo lo mataron. Lo asesinaron al declarar que “los atletas también pueden trabajar”. Sí, quizás es un juego de palabras que parece lógico. Sin embargo, imagine usted que tenga que levantarse a las cinco de la mañana, ir a correr y a hacer pesas. Luego ir a su trabajo, emplear una sesión en la mañana, descansar, e ir de nuevo en la tarde a trabajar; al salir irse al gimnasio y posteriormente, ya entrada la noche, volver a casa. Pero, no se acaba el día: hay que responder llamadas, hacer la comida, atender a familiares, etc.

Esa es la vida regular de un atleta de alto rendimiento. Su trabajo está representado en las posiciones que ocupa en el mundo entero.

Entonces saque la cuenta de lo que necesitaría invertir para que su «trabajo valga»; es decir, que pueda ocupar los primeros puestos de algún escalafón mundial (intentar ser mejor en su trabajo e intentar también ser el mejor atleta en el mundo entero).

Desde esa «muerte» propiciada desde el revanchismo, la imposición de un modelo gastado y el desconocimiento de las autoridades deportivas del país, enumeré 32 razones para entender por qué el deporte venezolano está muerto.

1) Atletismo

La atleta más importante en la historia de Venezuela, Yulimar Rojas, trabaja para darle el cuarto oro olímpico al país. Afortunadamente posee patrocinio privado, pero eso no la exime de los vaivenes de la dirigencia. Hoy entrena en Venezuela, en la destruída pista del Polideportivo José Antonio Anzoátegui de Puerto La Cruz. Un buen resultado de ella y lo que venga con la delegación (sea cual sea el otro resultado) le dará a Venezuela la mejor actuación en la historia de los Juegos Olímpicos. Yulimar mejoró por completo en España, es otra atleta desde que la tiene el cubano Iván Pedroso.

En el caso de Robeylis Peinado, ya tiene boleto a Tokio. Entrena con Wiaczesław Kaliniczenko, al polaco le deben dinero desde antes de Lima. De ahí para abajo el atletismo sufre, Andrea Púrica y Nediam Vargas hacen campaña de GoFundMe para poder tratar de hacer la marca que las lleve a los Juegos Olímpicos. Trabajan por su cuenta, antes de que las mandaran oficialmente.

2) Bádminton

Sin chance de ir a Tokyo. La última noticia que se conoció de este deporte en Venezuela, fue la muerte de Michelle Martínez por Covid-19 en Colombia. Era una de los 4 millones de inmigrantes que tiene el país.

3) Baloncesto

Después de los dimes y diretes de una polémica elección de nuevas autoridades, al baloncesto le queda un chance más en el Preolímpico. Con pandemia incluida, el único evento en el que compite es la Superliga en Venezuela. El 3×3 de este deporte, que fue top 20 mundial, no tiene ningún chance de ir a Tokio.

3) Balonmano

Este deporte no clasificó. No va a eventos internacionales. No es prioridad.

4) Béisbol

Le queda una oportunidad más, quedan apenas dos cupos en el mundo. La presidenta de la federación, Aracelis León, es el ejemplo de los dirigentes de los nuevos tiempos. Sin embargo, su dependencia estatal es lo que preocupa de cara a ese último evento de la Premiere 12 que será en Estados Unidos, hay que tramitar visas, pasaportes y lo que sea necesario para tratar de ganar ese torneo donde participa Estados Unidos, Venezuela, Puerto Rico, Cuba, República Dominicana, Canadá, Colombia y Nicaragua.

5) Sóftbol

El femenino no clasificó. Pasó de la gloria, de ser  sede de un Mundial, a quedar prácticamente sin apoyo de ningún tipo. María Soto, su presidenta, busca en los entes internacionales levantar este deporte que llegó a ser quinto de todo el mundo en categoría femenina. El masculino fue subcampeón mundial. 

6) Boxeo

Mindeporte intentó por todo los flancos poner a un presidente de manera obligada. Desde ahí viven un calvario. La mayoría de ese equipo olímpico que metió a cinco pugiles en Río se fueron al profesional. Como oportunidad real les queda Gabriel Maestre y Yoel Finol, quienes viven en Colombia y comparten su vida entre el profesional y el amateur. El resto que se fue por razones económicas, todo se lo complicó la pandemia. Un atleta como Endry Saavedra, quien fue olímpico en 2016, es herrero en México.

7) Ciclismo

Probablemente sólo Daniel Dhers y Orluis Aular representen a Venezuela en todo el ciclismo olímpico. En el BMX Free Style, que es un deporte nuevo, Venezuela le debe todo a Dhers. Es su proyecto individual y el resultado que este arroje es, en teoría, de él y para él. El país no le dio nada más que la bandera a representar.

Por otro lado, atrás quedó el más importante récord panamericano en la pista para la persecución, las medallas del omnium y ni hablar de la velocidad femenina, el keirin y pare usted de contar. Lo del ciclismo, en el caso de la pista, es complejo. Ningún cupo. Representa la participación más baja desde Atlanta 96.

8) Natación

Hasta la fecha ni una marca clasificatoria. La federación está en disputa, los atletas están regados por el mundo, haciendo otros trabajos para poder subsistir. También apuntan a la delegación más baja desde Barcelona 92. Nado Sincronizado, Saltos y Waterpolo viven la misma situación: poco o nada para TokIo 2020

9) Equitación

No va a Tokio 2020.

10) Escalada

No va a Tokio 2020. No hay dinero 

11) Esgrima

El proyecto de Ruperto Gascón en Polonia mantiene vivo a este deporte para Venezuela. La muestra fue en Lima 2019 oro, plata y bronce en la espada. De resto un bronce más. De no ser por los 19 años que tiene este equipo trabajando en Europa, este deporte se habría acabado.

Rubén Limardo ya clasificó a los Juegos Olímpicos. Probablemente él y una espadista femenina participen por Venezuela en Tokio. Antes, Venezuela participaba en todas las armas (espada, sable y florete) en masculino y femenino.

12) Fútbol

Para clasificar a Tokyo se hizo una convocatoria forzada. Al final, el resultado del Suramericano fue insuficiente para clasificar. Como nota aparte, al seleccionador nacional le deben el sueldo.

13) Gimnasia

Las opciones de clasificar son muy lejanas. Venezuela tuvo un campeón mundial en anillas, un diploma olímpico en Beijing 2008 y otro más en Río 2016.. Esto sucedió hace apenas dos ciclos olímpicos.

14) Golf

Jhonatan Vegas está en zona de clasificación. Sólo él podrá acceder a ese cupo olímpico, gracias a que es profesional y tiene un proyecto personal para continuar en el deporte. 

15) Halterofilia

Uno de los deportes que más expectativas generó por la cantidad de atletas. Además tiene chance de obtener buenos resultados en Tokio, peroahora está a la espera de una decisión de la Federación Internacional de este deporte.

Venezuela ha entrado en una especie de «lista negra» por presentar más de nueve atletas dopados desde 2008. El escándalo no se ha abierto por completo, pero se espera que varios integrantes de la selección del país den positivo en sustancias prohibidas, lo que reduciría el cupo a dos atletas solamente para Tokio. Rogando que no sean quienes mejores. marcas tienen para los Juegos Olímpicos.

Las pesas estaban en República Dominicana para disputar el Preolímpico y la pandemia les encerró en este país durante meses. Hoy, todo es incierto. Sólo queda esperar y rezar al mismo tiempo.

16) Hockey sobre césped

Lamentablemente no tiene ningún chance. Este deporte perdió TODOS los eventos que sumaban puntos para la clasificación olímpica. 

17) Judo

Hay tres atletas que pueden estar en Tokio. Ya el cupo continental fue asignado a Karen León, a ella se le suma Elvismar Rodríguez y Anriquelis Barrios, esta última nominada atleta del año por el círculo de periodistas deportivos del país.

El judo sobrevive gracias a las gestiones de su federación y la beca de solidaridad olímpica. Elvismar y Anriquelis entrenan en japón, de ahí el elevado nivel deportivo que presentan. Sin la misma suerte va Karen León o Pedro Pineda, quienes estuvieron trabajando en casa, ya que más allá de la pandemia, el Centro Nacional de Judo fue secuestrado por Mindeporte meses atrás para convertirlo en «hospedaje» para pacientes con Covid-19.

18) Karate

Antonio Díaz ya tiene el cupo para Tokio. El sensei, fiel a su proyecto personal, ha asistido a las competencias que necesitaba para buscar el sueño olímpico.

Andrés Madera vive en Estados Unidos, desde donde entrena junto al número uno juvenil de este país. Madera tiene un chance más, si suma en las paradas que vienen en Europa.

En el femenino Yorgelis Salazar y Claudimar Garcés también tienen oportunidad. Esta última hoy trabaja en un restaurante de Florida para poder subsistir. Los presupuestos fueron recortados al máximo.

19) Lucha Grecorromana y Libre

Se creó una expectativa enorme en torno a esta talentosa delegación de muchas medallas en el ciclo olímpico. Sin embargo, ni la preparación en Europa, ni los privilegios de algunos de sus integrantes fueron suficientes para clasificar a ningún atleta a Tokio. Hay un chance más en europa, sin embargo luce cuesta arriba. Dijo el Libertador Simón Bolívar «El talento sin probidad es un azote».  

20) Piragüismo

Venezuela no aparece en ningún ranking de ninguna especialidad en este deporte.

21) Pentatlón Moderno

Venezuela tiene un atleta masculino en el puesto 86 de clasificación olímpica. En el fememino, no existe.

22) Remo

Después de miles de intervenciones, problemas y falta de presupuesto, este deporte tendrá una oportunidad más en el evento mundial del 18 al 10 de mayo en Lucerna Suiza. 

23) Rugby 7

Venezuela, que perdió un montón de eventos, no tendrá acceso a la repesca Mundial. Para Río 2016, el femenino lo intentó en Irlanda.

24) Surf, Skateaboarding

A la espera de eventos clasificatorios que otorguen cupos continentales.

25) Taekwondo

Se perdieron casi todos los eventos internacionales. No suman puntos en el ranking olímpico desde Río 2016. No viajaron. Increíblemente uno de los deportes que más medallas olímpicas le dio a Venezuela no participará en Tokio 2020. 

26) Tenis, Tenis de Mesa

En el tenis de campo el clasificatorio fue en Lima. No van a los Juegos Olímpicos

27) Tiro con Arco

Ana Mendoza está en el lugar 52 del arco compuesto y Mayra Méndez aparece en el puesto 112 del recurvo. No van a eventos internacionales, no pueden sumar puntos de clasificación olímpica.

28) Tiro Deportivo

La Federación planificó tres eventos en India, China y Azerbaiyán, pero todo depende de los recursos de Mindeporte. Los dos atletas con más posibilidades están en Venezuela.

29) Triatlón

No tienen presidente.

30) Vela

El único atleta clasificado que irá a Tokio será Andres Lage, él tomó la decisión de irse del país, de buscar la mamenra de entrenar y clasificar por sus propios medios.

En el caso de Daniela Rivera no clasificó y no hay oportunidad de hacerlo para Tokio. La suma de no realizar la preparación adecuada a nivel internacional, sin entrenar y aunado a que tuvo un accidente de tránsito grave dos semanas antes del clasificatorio la dejó afuera por tres puntos. 

El mismo caso está José Gutiérrez, no se tuvo ningún apoyo para la preparación, así como Daniel Flores. Gutiérrez tenía la posibilidad de entrenar en España con atletas de alto nivel, pero no fue suficiente, el resto se quedó en Venezuela sin posibilidad ninguna de prepararse. 

31) Voleibol de playa

El femenino la tiene muy compleja para clasificar. Fueron a Río con Olaya Pazos y Norisbeth Agudo. Pazos está retirada del deporte, fue mamá dos veces y Agudo vive en Bolivia. La otra integrante del equipo, Gabriela Brito, vive en Chile.

En el masculino todavía queda una oportunidad. Un par de válidas suramericanas y una Continental Cup, de hecho, una de ellas será en Venezuela. 

32) Voleibol de cancha

Hicieron la heróica de clasificar a Tokio. Pero parece que fue lo peor que les pudo pasar.

El 80% de los atletas no tiene pasaporte. El entrenador, Ronald Sarti, acaba de llegar al país. No concentran, a la mayoría le dio Covid-19. El plan de trabajo les dijeron que para febrero del año que viene.

De no ser por el voleibol y sus doce clasificados hoy Venezuela sólo tendría ocho clasificados a Tokio. Esta selección pasa por los desmanes de una Federación obsoleta, además del abandono absoluto del Ministerio del Deporte. No sabemos en qué forma van a llegar a los Juegos Olímpicos. 

Otras razones

El resto de las razones para entender que el deporte ha muerto, es sencilla. No ha habido Juegos Nacionales que tengan eventos adultos desde el año 2011. Además, Venezuela dio más de 50 forfeits internacionales en los últimos cinco años en la gestión más larga y más controversial de los últimos 20 años, donde se crearon subgrupos de atletas que comandan los presupuestos de otros, donde el ataque a las federaciones ha sido la bandera y donde los resultados han hablado por sí solos.  

Como he escrito en otras ocasiones, el país obtendrá el mejor resultado de su história olímpica. Sin embargo, eso no es reflejo absoluto de un deporte que ha muerto, que ha abandonado toda la idea posible de un desarrollo sostenido.

Hoy la dirigencia manda a trabajar a los atletas, porque esa misma dirigencia no es capaz de trabajar. Lamentablemente, después de Tokio si no existe un cambio verdadero en toda la estructura deportiva del país, sólo nos quedará el recuerdo de un deporte que murió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba