El Clásico Mundial de Béisbol sigue siendo desplazado

Por más que los aficionados del béisbol queramos defender a capa y espada que sobran argumentos para pelear por el primer lugar del podio con los deportes de mayor arraigo mundial, como el fútbol y el baloncesto; esto se hace muy difícil si en la actualidad se sigue contando con un Mundial a medias. Una competición, en la que ni siquiera va el grueso de los jugadores más importantes de la especialidad.

Se preguntarán, ¿por qué decimos a medias si existe el Clásico Mundial de Béisbol? La respuesta es muy sencilla. Una vez más, MLB, principal sponsor del campeonato mundial, demostró que no le tiene nada de cariño al evento –por decirlo de alguna manera- al postergar la edición de 2021 posiblemente hasta 2023; según datos reportados por una fuente a ESPN Deportes.

Mientras que otros deportes planifican sus temporadas en base a los eventos continentales o mundiales que se realizarán a mediano plazo en su especialidad; el béisbol, principalmente las Grandes Ligas, pone como excusa la discusión de un nuevo contrato colectivo en 2021 y planifica primero su temporada. De esta manera, da completamente la espalda a un evento tan relevante para sus seguidores como lo es el Clásico Mundial; que ahora más que nunca necesitaba seguir en la palestra pública de cara a la que sería su quinta edición.

Sin duda, una verdadera lástima esta decisión de la MLB. Una industria que maneja tanto dinero y que tiene tanto apoyo mediático en gran parte del mundo; deja a un lado la añoranza de millones de aficionados del béisbol; que siempre han fantaseado en tener un mundial serio, con los mejores del mundo disponibles.

Sí, la pandemia del Coronavirus le ha dado fuerte a todo el mundo, incluyendo a los deportes; pero se debía de haber hecho todo lo posible para considerar la realización del evento en 2022. Así hubiesen demostrado que todavía existía cierto amor hacia él, pero no pensar ni siquiera en hacerlo para esa fecha, demuestra todo lo contrario.

El Clásico Mundial de Béisbol siempre ha sido el patito feo de la familia de la MLB. A ellos les importa poco y cada vez lo demuestran más. Lo tienen solo para complacer cada cierto tiempo a sus aficionados, para callar ciertas críticas, ganar un poco de dinero y darle, quizás, emoción al juego por un par de semanas. De resto, nada de nada.

Para el 2023 la seriedad tampoco existirá, es lo más probable. Seguramente muchos equipos vetarán a peloteros, otros no asistirán para prepararse para una nueva temporada que comienza un par de semanas después del Mundial y los aficionados tendremos que seguir buscando excusas sin sentido, para pelear con el fútbol y el baloncesto en una guerra en la que ya desde hace tiempo tenemos la respuesta. Si teníamos dudas, esta decisión nos las confirmó.

Lee también: Triángulo Deportivo: ¡Feliz cumpleaños!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba