El impulso del talento a través de las academias

Actualmente las academias de béisbol en Venezuela y en algunos otros países de Latinoamérica tienen un papel clave y trascendental en el futuro de cientos de jóvenes con talento para jugar béisbol profesional.

El talento, para mí, es sin duda alguna lo más importante. Acompañado de la disciplina, el sacrificio, la actitud y el deseo del joven de lograr las metas pero también tiene gran importancia el apoyo; el plan, la visión, el desarrollo, la inversión y todo lo que una buena academia de béisbol le debe proporcionar a ese joven que sueña con jugar a nivel profesional. Además, también sirven de gran apoyo a esa familia; a ese papá y a esa mamá que quiere ver a su hijo cumplir sus sueños y encuentran en una academia un aliado. Una ayuda y un impulso para ver concretadas sus metas.

En varias oportunidades algunos padres que tienen algún hijo peloterito me han preguntado si es recomendable ceder a una academia o a un agente los derechos deportivos de su hijo, en convenio formal, incluyendo un porcentaje de bonificación, a cambio de un servicio que la academia brinda para que el objetivo finalmente pueda ser alcanzado, y mi respuesta es siempre la misma: sí; pero siempre y cuando sea una academia o un agente que en realidad le proporcione a su hijo las herramientas necesarias para poder desarrollarse.

https://www.instagram.com/p/CNp6s9rpu3b/

¿Qué debe ofrecer la academia?

En ese sentido la academia debe tener la capacidad de poder impulsar el talento de su hijo, el personal adecuado y capacitado, la estructura requerida, la visión, las relaciones con los distintos equipos de béisbol organizado (MLB), el plan, la responsabilidad de poder cumplir con todo lo que acarrea desarrollar a un joven en el béisbol y también en otras áreas que lo van ayudar a ser no solo un buen jugador, sino también una buena persona y que le servirán para tener un mejor futuro dentro y fuera del campo.


También te puede interesar:

Todo por un sueño: Lo que hacen los prospectos para mostrar su talento

El impacto de los jóvenes latinos en las Grandes Ligas


Por eso es de gran importancia evaluar quiénes serán las personas que estarán desarrollando el talento de su hijo, que también estarán cuidándolo e incluso educándolo. Hay muchísimas academias buenas en nuestro país, academias reconocidas y capaces de hacer un gran trabajo que permita que todo salga como se desea con su hijo, pero también hay muchas otras que, en vez de ayudar, perjudican el desarrollo de su hijo y las cosas no salen como se espera, por lo que reitero que es sumamente importante saber a quién le das la responsabilidad de desarrollar el talento de tu hijo.

La confianza es necesaria

 
Una vez que su hijo esté en una buena academia, previo a un análisis en donde determinen que es la correcta. Es bueno confiar en esas personas que están apostando en su hijo, sin dejar de supervisar con el respeto y los límites acordados. Que usted vea que su hijo se está desarrollando bien, que se siente a gusto con la academia; con los entrenamientos, que se esté alimentando correctamente y todo lo que sea importante en cuanto al desarrollo del joven se esté cumpliendo como se acordó.

Para todo esto la confianza es muy importante, ya que se supone que usted está buscando a unos especialistas en la materia para que ellos puedan hacer el mejor trabajo posible para el beneficio de su hijo, también tomando en cuenta que esta academia o agente solo tiene algún beneficio económico si se logran los objetivos trazados, que no es más que la firma al béisbol profesional. 

La edad es importante

La edad en la que un joven debería estar ingresando a una academia a entrenar un poco más enfocados en una firma al profesional sería 12 años. Aunque algunas academias tienen sistemas de prospectos KIDS (niños) que se integran de manera parcial y se van adecuando a lo que sería ya un sistema más específico, en el que la mayoría de los casos incluye residencia y están 100% bajo la responsabilidad de la academia.

La Infraestructura que el sistema de academias brinda al béisbol profesional es inmensa. Sería prácticamente imposible poder sustituir este sistema por otro método y es que cuantitativamente es difícil contabilizar. Por ejemplo, cuántos estadios están a disposición a nivel nacional e internacional para el desarrollo de estos jóvenes; cuántos entrenadores de béisbol, preparadores físicos, cuánta inversión económica hacen estas academias para que cientos de jóvenes logren pactar anualmente con una organización de béisbol profesional.

Y no es solo que logran jugar profesional. Sino que además muchos de estos jóvenes están tan bien desarrollados por estas academias que logran ascender rápidamente en el béisbol hasta convertirse en grandes estrellas de este deporte. Es importante valorar a esas buenas academias que hacen una gran inversión de tiempo y dinero; para que estos jóvenes sigan adelante y que, por supuesto, estas academias tengan también una justificada recompensa económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba