Elev8, una experiencia única

En estas vacaciones he vivido momentos especiales junto a mi familia y amigos, pero uno de esos también tienen que ver con el béisbol. Por dos semanas estuve en un campamento en el instituto deportivo Elev8 ubicado en Delray Beach, Florida.

Llegué el 14 de julio, a las 8:30 de la mañana, me encontré con Alejandro Machado; quien es uno de los entrenadores y fue jugador en Grandes Ligas con Boston y Minesota y en Venezuela vistió el uniforme de los Leones del Caracas. Hice el “Check in” y a los pocos minutos fuimos a entrenar. Habían chamos venezolanos, que desde el principio nos juntamos y nos hicimos amigos. Elev8

El entrenamiento era fuerte, empezábamos con preparación física y luego la práctica. Cada uno se dividía y se iba a su posición, yo me iba con Ramón Morel; coach dominicano que me ayudo a mejorar como cátcher.

Horas de práctica

Horas y horas de práctica hasta que llegaba la hora del almuerzo y un tiempo de descanso, luego venía la práctica de bateo, la cual para mí fue intensa ya que tenía que mejorar mucho; pero al final del campamento corregí mis errores y ahora estoy mucho mejor como bateador. Hubo un día muy especial y fue el martes 15 de julio, Christian Yelich, jugador de los Marlins de Miami y además uno de mis peloteros favoritos fue al campamento; dio una charla a los campistas que además aprovecharon para conseguir un autógrafo y sacarse fotos con el joven outfielder. Me acerqué a él y le dije que lo admiraba muchísimo, me dijo, “Gracias, lo aprecio mucho, sigue trabajando fuerte para cumplir tu sueño“, fue sin duda algo grandioso para mí.

Yelich es un pelotero con mucho talento y apenas 23 años, será una pieza clave para Miami en los próximos años. Seguía avanzando todo y cada vez más las cosas se iban poniendo interesantes, a los pocos días llegó un equipo italiano, que sólo entrenaron dos días con nosotros ya que iban a Orlando a disputar un torneo internacional, fue divertido compartir con chamos de otros países donde también juegan pelota, el béisbol va creciendo en Europa y eso le hace bien a este deporte.

Más que béisbol en Elev8

Terminaba mi primera semana y me iba con mis padres a Miami, visité el estadio de los Marlins y vi a varios amigos, me tomé unos 3 días de descanso para luego volver a Elev8; y así fue, venía mejor preparado y tuve un mejor rendimiento, chocaba la bola más fuerte con el bate, movía las piernas más rápido, lanzaba un par de millas más duro y perfeccioné mi mecánica para lanzar a las bases como receptor.

Pero no todo era béisbol, en las tardes jugábamos partidas de Basket, Ping Pong y futbolito; luego en las noches pedíamos pizza y veíamos cualquier juego que estuvieran pasando por televisión. Fueron dos semanas en donde aprendí mucho como pelotero y como persona.

El béisbol es un deporte maravilloso que además de poder jugar y disfrutarlo; te da lecciones y te regala amigos que conservas para el resto de tu vida. Agradezco a mis padres por el esfuerzo que hicieron para que yo estuviera en el campamento, a mis entrenadores por hacerme mejor pelotero y Dios por hacer esto posible.

Tengo una meta fijada con el béisbol, y haré todo lo que sea posible para alcanzarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba