La Gran Carpa de la MLB está convertida en un circo

Cuando me senté a analizar qué tema podía exponer esta semana en la columna, estaba negado a escribir nuevamente de MLB y el coronavirus (Covid-19). Pero es algo que, en verdad, se hace prácticamente imposible.

Si bien todo parecía encaminado a una pretemporada “normal” para comenzar la campaña de la MLB a finales de julio (a pesar de que este 2020, no tiene nada de normal); las acciones de estos últimos días confirmaron que nuevamente está en veremos que los aficionados podamos disfrutar de las Grandes Ligas.

Con la llegada de los jugadores a los entrenamientos de “verano”, habitualmente conocidos como de primavera, la temporada parecía estar encaminada a un buen inicio. Sin embargo, varios anunciaron su decisión de no participar en la campaña.

Una acción totalmente entendible en un país como los Estados Unidos, donde la pandemia no está ni cerca de ser controlada. Pero, las Grandes Ligas van en una dirección totalmente diferente a lo que hasta hace un par de semanas pregonaba la misma Asociación de Peloteros.

Mike Trout y Bryce Harper, caras visibles de la MLB, hace unos días presionaban a los equipos y al comisionado con el lema “tell us when and where” (dígannos cuándo y dónde) para que le pusieran fecha de inicio a la temporada 2020; ahora son los primeros que en las últimas horas han dado declaraciones de no estar seguros de jugar por miedo a contagiarse.

¡Vamos muchachos! Nadie puede negar que es una situación muy delicada, pero este doble discurso es totalmente incomprensible para profesionales como ustedes. Hay que hablar claro. Yo no jugaría, porque a mi entender las condiciones no están dadas. Pero, si ustedes querían jugar y apenas días después dicen que no, todo parece un show, un circo, que no es característico de la Gran Carpa.

¿Acaso hace una semana no se sabía de los estragos del coronavirus? ¿Los peloteros no estaban al tanto del peligro que corren sus familias? Esto no es nada nuevo. Los riesgos estaban y siguen estando presentes.

Como dijo Andrew McCutchen, este “pleito” entre MLB y los peloteros lo único que ha hecho es hacerle daño al juego. Un tira y encoge de muchas figuras importantes hace que la situación se ponga más delicada y, como siempre, los espectadores son los más afectados.

Estados Unidos sigue siendo el país que más casos de Covid-19 registra diarios en el mundo. Ya van más de 40 casos confirmados en las Grandes Ligas y seguramente vendrán más.

Así que ya es tiempo de que se decida qué se va a hacer. ¿Se va a jugar o no? ¿Los jugadores están comprometidos con la campaña o no? Porque de lo contrario, todo parece ser un chiste de mal gusto, una guerra entre dueños y peloteros, que lo único que nos hace pensar es que todos son unos payasos y nosotros somos los fanáticos, pero no de un juego en el campo, sino de una presentación en un circo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba