Había una vez….

Desde el año 2011 los Juegos Nacionales no se disputan en Venezuela en ninguna categoría adulto. En 2013 sólo fueron juveniles.

Antes de la crisis por el Coronavirus, el año pasado, la Liga de Diamante disputó 14 eventos, esto en un cálculo pequeño que representa unas 56 horas de televisión. Este evento de atletismo tuvo dentro de sus protagonistas a la triplista  Yulimar Rojas y la garrochista Robeilys Peinado. 

Dos de las cartas de Venezuela con boleto en mano a los Juegos Olímpicos de Tokio. Incluso Peinado alcanzó su mejor marca personal  y récord nacional de 4,70 del salto con pértiga en una de las famosas paradas de este evento mundialista.

La final entre los hermanos Limardo en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, representó uno de los momentos más importantes de este evento multideporte. Generó una cantidad enorme de exposición mediática en Venezuela e internacionalmente. Nunca en la historia de los deportes de combate de los juegos se había enfrentado una pareja de hermanos en la disputa de una medalla de oro. Antes Jesús y Rubén también se midieron en la final del campeonato panamericano, lo que confirma que el menor de los Limardo es hoy el segundo en el equipo nacional. 

Hasta su desaparición en 2018, la Serie Mundial de Boxeo representó un evento de exposición mediática importante para los pugilistas del mundo. Entre ellos Yoel Finol, quien ganó la medalla de bronce olímpica en los Juegos de Río 2016, presea que cambió de color posteriormente, gracias al positivo en dopaje del ruso Misha Aloian. 

¿Qué tienen en común Robeilys, Yulimar, Yoel y Jesús, además de su comprobado talento para hacer deporte?  Hoy en día en medio de la realidad venezolana, todos convergen en un cosa. Ninguno compitió más en Venezuela. 

Desde el año 2011, los Juegos Nacionales no tienen ninguna competencia adulta en Venezuela. Como escribí en mi columna anterior, fue la última posibilidad de ver competencias entre estrellas consagradas del deporte vs. la nueva generación; esa que hoy está completamente mermada por la desaparición de la competencia primaria en el país. 

En el año 2013 los Juegos regresaron, pero en un formato exclusivamente juvenil. Caracas fue la sede principal de un evento que indicaba la posta de una nueva generación de atletas en la delegación de Venezuela. 

Robeylis Peinado venía de ser campeona del mundo juvenil. Ese talante le dio la posibilidad de ser protagonista en la ceremonia inaugural y representar los colores de Distrito Capital como abanderada. Fue la primera y única vez que Peinado apareció en vivo y en televisión abierta compitiendo en Venezuela. 

Robeilys Peinado durante en los Juegos Nacionales de 2013 / Archivo Sayago

En la delegación de Anzoátegui una espigada muchacha llevó la bandera en la inauguración de esos juegos de 2013. Yulimar Rojas era la promesa del equipo del oriente del país. Ganó en cuanta prueba la inscribieron, dejó récords regados por todos lados, atónitos muchos vieron el inició del proceso para convertirse en lo que hoy es: la reina mundial del salto triple. Después de eso a Yulimar Rojas no se le vio ni vistiendo los colores de Anzoátegui y tampoco nunca más realizó una competencia nacional.

Yulimar Rojas como abanderada en 2013 / Prensa IDANZ

Jesús Limardo en 2013 saltó a la palestra pública tras ganar una medalla de bronce en el campeonato mundial juvenil de Croacia. Esto le hizo merecedor de llevar la bandera del estado Bolívar en el desfile inaugural de los Juegos Nacionales de ese año. Jesús formó parte del poderoso equipo bolivarense que ganó la competencia por equipos realizada en la Academia Militar de Fuerte Tiuna, en la que hubo mucho nivel de esgrima. Ya pasaron 7 años desde aquella vez y Jesús sólo ha usado su espada en Venezuela para entrenar cuando pasa períodos cortos en el país y antes de irse a su base de entrenamientos en Polonia. 

Jesús Limardo abanderado de Bolívar en 2013, con su hermano Rubén / Archivo Sayago

Uno de los casos más emblemáticos de las anomalías del deporte venezolano es Yoel Finol. Un talento como pocos dentro del ensogado. El hoy medallista de plata olímpico emula a sus colegas en el deporte como Francisco «Kid» Rodríguez, quien debutó primero en Grandes Ligas que en la LVBP. Finol nunca ha representado a Mérida, ni a ningún estado en Venezuela. Jamás pasó por la experiencia de los Juegos Nacionales. 

Yoel Finol nunca disputó unos Juegos Nacionales en Venezuela / Archivo Sayago.

Los nombres antes expuestos es sólo un ejemplo de cómo la cantera del deporte venezolano ha tenido una desproporción tremenda en los últimos 10 años. Las llamadas «figuras» no son el resultado de un sistema que los lleve al más alto nivel. Por el contrario, representan al talento dentro de la adversidad. Algunos son el fruto de proyectos personales o familiares de vieja data. Otros se agrupan en la captación de un talento que termina desarrollándose fuera de las fronteras del país y que les expulsa tras no poder desarrollar en casi una década su competición primaria. 

En 2020 fue el Coronavirus el gran culpable de una nueva suspensión de los Juegos. Pero antes de la pandemia también hubo suspensiones, con presupuestos aprobados que no terminaron precisamente en el encendido de la llama nacional. Por el contrario sirvió para terminar apagando el sueño de muchos atletas por competir en su país. 

El secuestro de algunas federaciones; el hecho por ejemplo de no tener una pista de atletismo homologada por World Athletics; las diferencias marcadas entre el ente regulador del deporte en Venezuela (Mindeporte); y el llamado «deporte federado» o voluntario representan hoy en día, uno de los muros que impide que vuelva la piedra fundacional del desarrollo deportivo. Sin Juegos no hay presente y mucho menos futuro. Mientras tanto seguiremos viendo a estos emblemáticos atletas ganar en otras latitudes, mientras que en el país continuarán apagando velas por cada período que transcurre sin este evento y recordando bajo el enunciado «Había una vez»…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba