Italia: la segunda tierra de Juan Infante

Tres años después del fin de la Segunda Guerra Mundial, allá en el año 1948 del siglo pasado, en Italia se disputaba el primer torneo de béisbol con equipos o clubes constituidos a semejanza del fútbol. Con el pasar de las décadas estos torneos han mutado radicalmente a los formatos de campeonatos implementados en los últimos años en la bota tricolor. Pero para los amantes de la pelota en este lado del mundo les es difícil digerir que un país tan famoso por sus cuatro Copas del Mundo en fútbol, con un torneo de balompié que se ubica entre los cinco grandes de Europa y de la tierra, se practique de forma organizada el deporte de batear y correr.

Pues sí, ¡se juega! Italia es una de las veinte selecciones que estarán presentes en el próximo Clásico Mundial de Béisbol. La novena italiana se ha convertido en un asiduo participante de esta competencia, pues ha asistido a las cuatro ediciones que se han disputado con muchos jugadores norteamericanos de ascendencia italiana, pero también con un importante grupo de peloteros producidos por sus ligas. El mejor torneo que tuvieron fue en 2013, cuando alcanzaron el séptimo lugar.

Para el venezolano, el béisbol italiano debería ser más conocido de lo que realmente es. Desde hace varias décadas por ese país han pasado estrellas de renombre en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional como Robert Pérez, Ronny Cedeño, Álex Romero, Rómulo Sánchez y Darwin Cubilan (todos ex grandesligas), por solo nombrar a un puñado de nombres sonoros de una muy larga lista de peloteros nacionales, de todos los niveles, que han trabajado en ese béisbol y que incluyen a personajes que han sido todas una estrellas por eso lados como Orlando “Pepita” Muñoz y Jairo Ramos.

Su segunda tierra

Juan Carlos Infante es uno de esos venezolanos que no tardó mucho en enamorarse de su cultura, tradiciones y por supuesto de la pelota tras pisar tierras itálicas. Ya son 14 años que el caraqueño tiene en su curriculum como pelotero en el béisbol italiano.

En los últimos años, la Federación y el circuito local han transformado el formato de juego para darle mayor impulso a sus nuevas generaciones, lo que inevitablemente lleva al paisano a reflexionar y comparar el ayer con el hoy.

Infante lleva 14 años en Italia / Google

“Ha variado muchísimo el béisbol acá, cuando yo llegué aquí se jugaban tres juegos a la semana, y había cuatro extranjeros por equipos. Ahora solo se juegan dos choques a la semana, que generalmente son el mismo día (los dos a nueve innings), a menos que el equipo visitante tenga dinero para quedarse en un hotel, y la cuota de extranjero bajó de cuatro a dos. Esta reducción se debió a que quieren darle más oportunidades a los jugadores jóvenes italianos de crecer y desarrollarse”, comentó desde su casa en el país europeo el experimentado jugador de cuadro Juan Infante.


También te puede interesar:

Un “hechizo” persigue al equipo venezolano en el Clásico de 2017

El primer Clásico Mundial: a 15 años del mayor frustre del deporte venezolano


“El nivel ha bajado un poco con respecto a años anteriores ya que ahora solo se disputa  un solo partido contra lanzadores extranjeros, antes eran dos. Son juegos más exigentes ya que son pitchers muy experimentados, como el venezolano Raúl Rivero, quien ya lleva varios años jugando en Italia”.

Muchos cambios

La batalla por el título del Campeonato de la Serie Italiana de Béisbol 2021 tomó otra dimensión cuando el Consejo Federal de la Federación Italiana de Béisbol y Softbol (FIBS) anunció hace unos meses atrás que la recién creada Serie A estará compuesta por 33 equipos. Básicamente, combinando los campeonatos de la Serie A1 y A2 del año pasado, el béisbol de la Serie A de 2021 permite que más equipos compitan a un nivel superior para ayudar en el crecimiento y desarrollo del juego en Italia.

“Para este año unieron las dos ligas, lo que era la Serie A1 y la Serie A2, ahora es una serie única de 33 equipos con ocho grupos, siete de cuatro equipos y uno de cinco. Como en el fútbol, cada uno tendrá su cabecilla de grupo, que serán los equipos que pertenecían a la A1. Los que finalicen primeros en cada grupo pasarán a la siguiente fase para un todos contra todos, para pasar luego varias fases de playoffs hasta llegar a la final. Los otros jugarán como un repechaje y los que queden últimos pasan automáticamente a la serie B, que es como una segunda división”, explicó Juan Infante sobre la particular y enredada forma de clasificación en el torneo de ese país.

Otro torneo

Las reglas de la Serie A exigen que al menos cuatro jugadores italianos sean de la categoría U23, y en juego siempre debe estar alguno de ellos. Además, los lanzadores italianos deben actuar en el primer juego de cada ronda. En los playoffs de la Serie A, los lanzadores italianos deben alinearse en el segundo y cuarto juego.

“El torneo se inicia el 7 de mayo y finaliza en agosto, ya que en septiembre está el campeonato europeo de naciones, por lo que esta campaña está recortada con respecto a las anteriores”, aclaró.

Jairo Ramos es uno de los venezolanos más exitosos en la pelota italiana / Google

Mucha constancia

Juan Infante ha tenido una larga interacción en la pelota italiana en donde ha militado con los equipos de Anzio (2006), Bologna (2009-2016), Rimini (2017), Castenaso (2019) y Módena (2020).

“En el 2006 vine por primera vez a Italia y antes de ser contratado no tenía ni idea que aquí se jugaba béisbol. Me trajo Orlando Muñoz; mediante mi mamá que es italiana me nació la idea de jugar por estos lados y mantenerme activo, para luego jugar en el invierno en el Caribe. En 2009 me convocó la selección de Italia para ir al Clásico Mundial y en ese momento decidí definitivamente quedarme a vivir acá. Ya que Venezuela no me dio el chance e Italia sí, dije vamos a tornar esa oportunidad”.

Y es más allá de la pelota, el béisbol representó para Infante un nuevo renacer tanto en el plano personal, laboral y familiar, lo que cada vez se está haciendo más común entre cientos de peloteros nacionales regados por diversos países de la tierra.

“Pese a la pandemia,  el año pasado pudimos jugar y me fue muy bien, lo hice para el Módena con el que repito esta campaña. Hay muchos venezolanos que se han quedado jugando acá. Conmigo está Ángel Calero, quien pese a que es extranjero ya es residente. Como él hay muchos,  la situación económica que vive Venezuela ha propiciado que mucha gente ligada al béisbol se ha venido para Italia”, comentó el atleta Juan Infante que a sus 40 años dice que mientras pueda correr se mantendrá en un terreno de juego.

Raúl Rivero, ha destacado en los últimos años por esas tierras / Google

Doble función

“Acá pude crecer como persona y encontré la oportunidad de ver crecer a mis hijos con una mejor calidad de vida, en especial por la seguridad. Creo que ha sido una carrera exitosa. Este año tengo dos roles: jugador y coach, enseñando a las nuevas generaciones”, comentó Infante, quien trabaja de lunes a viernes en una empresa química, en el departamento de control y calidad, y los fines de semana se los dedica al béisbol.

El contingente venezolano en las diversas categorías es muy grande, ya que hay una buena cantidad que juega con pasaporte comunitarios por sus nexos familiares, por lo que hacer un inventario es una tarea casi tiránica. En ese grupo han destacado en los últimos años, y seguramente lo harán en el torneo 2021, figuras como Raúl Rivero, Omar Bencomo Jr y Osman Márval. ¡Forza Italia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba