Iván Colmenares cumplió la tarea en El Salvador

Hace una semana el estratega venezolano Iván Colmenares levantó el trofeo de campeón de la Liga Nacional de Béisbol de El Salvador (LNB), el circuito profesional mejor organizado y competitivo en Centroamérica, luego por supuesto de los gigantes de la región: Panamá y Nicaragua. Para este barquisimetano de 47 años criado en la tierra del Tamunangue, El Tocuyo; el título alcanzado con la novena naranja de Halcones es el premio a un trabajo constante y laborioso que viene realizando desde su llegada al llamado Pulgarcito de América en 2018, tanto en la categoría mayor como en la formación de las nuevas generaciones de peloteros salvadoreños.

Halcones se llevó los honores de la mano de Iván Colmenares, que durante todo el torneo manejó lo mejor posible los recursos con lo que contaba, sacándole provechos a sus brazos y una ofensiva que combina veteranía con nóveles talentos. Clasificados en la primera posición de la ronda regular con récord de 14 triunfos por 13 reveses, igualados con las Águilas de la UTEC (equipo al que le ganaron la serie particular 6 por 3), también se llevaron sin mayores inconvenientes la final en cinco juegos.

Colmenares con la copa de campeón en la LNB

Se logró el objetivo

A la tercera fue la vencida para Iván Colmenares, quien obtuvo el título nacional luego de dos experiencias previas como estratega en la LNB salvadoreña. “Llegué en 2018 a dirigir el equipo mayor de Agabeisi, en este país con otra cultura beisbolística muy diferente a la que nosotros estamos acostumbrados y logré meter al equipo a la final, con muchos muchachos jóvenes en el lineup. No se me dio el campeonato ya que perdimos la final 4-2 con Santa Tecla, pero fue una gran experiencia”, recuerda Colmenares.

“En 2019 dirijo a las Águilas de la UTEC ya que por momentos se prensaba que Agabeisi no iba a salir para la temporada, recibí la otra oportunidad y amarré con la UTEC. No tuve la suerte de meterlos en la final. En 2020 estaba de coach en el equipo Halcones hasta que suspendieron el campeonato debido a la pandemia. El manager era el cubano Iday Abreu y teníamos 0-6 hasta que pararon las acciones”, agregó Colmenares, quien además fue contratado posteriormente por la Federación Salvadoreña de Béisbol para trabajar en las categorías menores.


Lea también:

Wilfredo Ramírez y Ricardo Marcano triple coronados en El Salvador

Elías Davalillo comparte el béisbol con la ayuda a los más necesitados


“Gracias Dios este año me dieron la responsabilidad de dirigir al equipo de Halcones y pudimos llevarnos el campeonato. Al principio me costó un poco engranar el equipo. Tuve que hacer varios ensayos para determinar en cuáles posiciones me rendían más algunos jugadores, eso me costó un poco, pero al hacer los ajustes conformamos un gran team que se llevó el campeonato”.

Todo un magallanero

El nombre de Iván Colmenares era recurrente en los rosters de los seleccionados del estado Lara en su etapa de la pelota amateur, lo que le permitió más adelante dar el paso al profesional.

“Representé en muchas oportunidades al estado Lara en el béisbol amateur, en especial en las categorías júnior y juvenil. Siendo juvenil jugué la máxima categoría que para ese entonces se denominaban AA. De ahí brinqué de una vez al profesional; fui firmado por los Orioles de Baltimore, a través de Arturo Sánchez y el señor Alavis, además firmé con los Navegantes del Magallanes”.

Colmenares se ganó el respeto de sus jugadores

“Con Magallanes no tuve mucha suerte de jugar en el equipo grande ya que habían muchos ´caballos` y se me hizo difícil jugar arriba. Con ellos estuve cuatro años con peloteros de la talla de Edgardo Alfonzo, Raúl Chávez, Carlos Guillén, Alejandro Freire, Carlos ´El tapón` Hernández, Melvin Mora, ´Manacho`, Juan Francisco Castillo, en fin esa gran camada de los años 90”, rememora el piloto larense.

Independiente y liga de verano

“De ahí se presentó una oportunidad de ir a Estados Unidos a jugar una Liga Independiente, en Beaumont, Texas. También jugué la Liga de Verano en Venezuela, con el equipo Delfines del Caribe, que luego se pasó a llamar Embajadores de Monagas. En ese equipo el manager era Antonio Armas, estaba Jesús Tiamo como técnico y el desaparecido Luis Mercedes Sánchez como coach de pitcheo. Allí jugué cuatro años y quedamos campeones dos años seguidos. En el equipo estaban jugadores como Alexis Infante, Marcos y Julio Armas y William Cañate”, continúa su relato el popular “pelón” como es conocido por sus paisanos venezolanos en El Salvador.

El retiro

“Ya retirado del béisbol activo estuve buscando algún chance con organizaciones de Estados Unidos, bien sea de scout o técnico y se me da la oportunidad con los Piratas de Pittsburgh en Venezuela Summer League. Gracias a Osmin Meléndez y Euclides Rojas, quien era el Jefe de Latinoamérica en ese tiempo; ellos me dieron la confianza, trabajé con la organización como coachs de outfield, bateo, corrido de bases. También llegué a ser manager de forma interina ya que nos rotábamos todos los técnicos puesto que jugábamos también la Liga Paralela. Con ellos estuve trabajando 11 años hasta que decidieron cerrar la academia como lo hicieron la mayoría de las organizaciones por los problemas económicos, políticos y jurídicos en la era del presidente Hugo Chávez. La organización decidió cerrar y mudarse a República Dominicana”, explica Colmenares.

Su estilo de juego se impuso

“Yo desperdicié la oportunidad de continuar con mi labor ya que me ofrecieron seguir trabajando con Pittsburgh en Dominicana, pero preferí quedarme en Venezuela, con la esperanza de recibir otra oportunidad con otra organización en el país. Lamentablemente no se dio y empecé a buscar opciones en otros países y tuve la oportunidad de venir a El Salvador, gracias a un amigo llamado Gilberto Pérez. Él vive en Estados Unidos y conoce a Carlos De León, quien para ese momento patrocinaba el equipo de la liga mayor Agabeisi y la academia de formación del mismo nombre, y que buscaba un manager para el equipo. Pérez me recomendó y gracias a De León estoy acá”.

Premundial Williamsport

Iván Colmenares no solo apuntó su trabajo en dirigir a la liga mayor cuando pisó suelo salvadoreño, ya que luego de finalizado el torneo de 2018 tuvo otro gran reto como lo fue un premundial del famoso torneo Willamsport, para que el que estuvo trabajando intensamente con ese equipo 13-14 a la par de sus compromisos de la LNB.

“Luego que termina la final me concentro con el equipo de Agabeisi de la categoría 13-14 que representó a El Salvador en el premundial Williamsport que se celebró ese año en Aruba. Allá nos tocó un grupo fuerte con Puerto Rico, Venezuela y el anfitrión. El primero lo perdimos 5-2 con Aruba; luego 2-1 con Venezuela, nos ganaron en el último inning con un squezze play. En el último juego ante Puerto Rico caímos 7-5; ante esas potencias de la categoría, El Salvador no deslució, de verdad que estoy muy satisfecho con ese trabajo del 2018”.

Consejos de oro

Iván Colmenares es de ese tipo de técnicos que siempre está presto a dar un buen consejo, a compartir sus conocimientos con los más jóvenes, es un verdadero formador de peloteros lo cual ha sido de gran provecho en el ámbito beisbolero del país centroamericano.

“Considero que he ayudado mucho a los muchachos, inclusive a uno que otro veterano, cambiando su forma de pensar en el béisbol, de tomarlo más en serio, como un gran compromiso, más como un trampolín que les permita a los más jóvenes conseguir a futuro becas universitarias o firmas al profesional”, explica Colmenares, a quien siempre se le puede ver en el estadio Saturnio Bengoa con un cubeta de pelotas y un bate de fongo para ayudar a los muchachos a seguir creciendo en el béisbol, o enseñando concepto básicos a niños en las escuelas y colegios para que se enamoren del béisbol.

“La camada que tenía en Agabeisi que ahora forman parte del equipo mayor de Shopping Center, sigue ese legado que les deje, de prepararse físicamente, de estar atento a la técnica de bateo, de toque de bola, así como de fildeo y a la hora de correr. De aprenderse el juego de inicio a fin. Siempre me he preocupado por hacerle perder el miedo. Yo noté cuando llegué que cuando uno daba un rolling los muchachos o se ponían de medio lado o le sacaban la cara a la pelota. Incluso a los más veteranos de la liga mayor les he dado muchos consejos y tips de cómo pararse bien en el plato, en cuál conteo batear según la circunstancia del juego y han sido bien receptivos”, puntualizó.

Enseña a los pequeños en las escuelas

Ayudar a la selección nacional

El Salvador tiene en su agenda dos grandes compromisos con la selección mayor, ambos como anfitrión. En 2022 está previsto organizar los Juegos Centroamericanos, la justa regional en la cual la azul y blanca tiene su mayor logro en el béisbol con la medalla de oro en la edición de 1990. Sin embargo, en los últimos días  el gobierno nacional retiró su apoyo a la realización de los juegos solicitados por otra administración. Sin embargo, en 2023 si están confirmados los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Para ambos compromisos ya la federación local ha iniciado su trabajo para buscar buenos resultados.

“Mis aspiraciones ahora están centradas en trabajar como coach en la Selección Nacional de El Salvador, trabajar con esos muchachos, estoy comprometido con el país y muy agradecido, me gustaría que el equipo se metiera en la final siendo sede”, finalizó el “pelón” Iván Colmenares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba