La absurda rivalidad entre deportes

Rivalidad, ¿Qué deporte es mejor?  ¿Cuál tiene más fanáticos?  ¿ Quiénes nos han dado más al país?  Estas son algunas de las preguntas que se empieza a hacer la gente cuando hay un torneo, comienza una temporada o sencillamente quieren imponer sus gustos por encima del otro.

Cada quien tiene un cariño particular por un deporte,  quizás por varios. Lo que no comparto es lo absurdo de poner a rivalizar uno con otro,  a decir que este es mejor,  a pelear porque uno tiene medallas y el otro simplemente fanaticada.

Hace poco me molestó la actitud de muchas personas al ganar la selección de baloncesto el Suramericano. Mientras una parte del país celebraba -expertos,  fanáticos o simplemente venezolanos-, otros se encargaban de decir por las redes sociales: «Ellos clasifican a un Panamericano, pero el voleibol va a un Mundial», buscando generar una rivalidad.

Esa no es una manera para que el fanático de un deporte sienta aprecio por el otro, rivalizar no sirve de nada; el trabajo es informar e invitar a apoyar a todas nuestras selecciones.

El voleibol va a un Mundial, como venezolanos debemos de alentarlos, seguir sus pasos y sentir como si estuviésemos jugando cada punto con ellos. Es cierto que ni los entes gubernamentales ni la población les ha prestado atención,  para nadie es un secreto que acá las reacciones se dan cuando la gloria está cerca. Rivalidad.

Dentro de poco son los Juegos Olímpicos Juveniles,  ahí hay todo tipo de disciplina; sin embargo, cada atleta es venezolano y nuestro apoyo debe ser incondicional. Si yo empiezo a decir que ellos sí hacen por el país y otro deporte no, no servirá de nada porque la gente no funciona así.

Ni el fútbol es mejor que el béisbol,  ni la natación es lo máximo y el esgrima no.  Tanto uno como otros son venezolanos,  Vinotintos o tricolor,  cada uno deja el alma por su país y merece admiración.

Deja de discutir por cuál es mejor,  por la rivalidad, únete a un sentimiento nacional y vive cada actuación como si estuvieras con ellos compitiendo.  Todos somos venezolanos,  todos queremos alegrías para nuestra tierra, pero no por caer vamos a pisarlos; ese es el momento para levantarlos y seguir con ellos en las buenas o en las malas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba