Los grandeligas venezolanos más extremos del primer mes de temporada

Esta banda de extremistas no pone bombas, por más que algunos siembren el terror. Son unos venezolanos que se han radicalizado durante el primer mes de la temporada de Grandes Ligas y cuyas posiciones ultristas los vuelven casos de estudio. Son unos criollos exóticos que no se retratan en grupo.

Por ejemplo, ¿quién piensa que es el venezolano que más lejos ha llevado una pelota durante estas cuatro semanas de Big Show en 2021? Lo más seguro es que su instinto lo haya orientado en la dirección correcta. Según los datos de Baseball Savant es Ronald Acuña Jr., el jardinero derecho de los Bravos de Atlanta quien esta semana descargó un cuadrangular que viajó a 481 pies del home. Solo el dominicano Yermín Mercedes la ha mandado a una distancia mayor (485).

Acuña es, del mismo modo, el criollo que más duro le ha pegado a una bola en el primer mes de temporada. Un batazo suyo se desplazó a 115,8 millas por hora.

Acuña Jr. no logrará el 40-40 según proyecciones de 2021
Acuña, el criollo que más duro le ha pegado a una bola en lo que va de temporada

¿Sabe usted quién es el venezolano que más swing hizo en el mes inicial del certamen correspondiente a 2021? Salvador Pérez. El catcher de los Reales de Kansas City movió las aspas cual helicóptero Huey en la Guerra de Vietnam. Según el portal Fangraphs, le tiró a 58% de los lanzamientos que le hicieron, la sexta entre las cifras más altas de las mayores.

¿Quién piensa usía que fue, en contraste, el artillero venezolano más cohibido durante el primer mes de la campaña? Pues no fue un clásico primer bate que espera conteos, sino un slugger nato como Eugenio Suárez, quien solo atacó 40,3% de los disparos que le hicieron.

Fuera de la zona de strike

¿Quieren saber quién fue el venezolano más “indisciplinado” entre el primero y el 30 de abril? De nuevo, Salvador Pérez, quien le tiró a 50,2% de los pitcheos que le hicieron fuera de la zona de strike. Nadie en las Grandes Ligas fue tan goloso durante ese periodo. En cambio, el nativo que se puso más “exquisito” fue Ronald Acuña, quien solo salió a buscar 18,2% de los pitcheos malos que le hicieron.

Como saben, la K es la primera letra del beisbol contemporáneo. Las Grandes Ligas se han transformado en una orgía de ponches que ya preocupa a los dueños del negocio porque ahora, como nunca antes, la acción del juego se limita al istmo entre la lomita y el home. Dicho esto, ¿quién creen ustedes que es el venezolano que está haciendo menos contacto en el primer mes de campeonato? Eugenio Suárez, quien abanica a la brisa 55,4 por ciento de las veces que se anima a blandir el madero. Con razón el campocorto de los Rojos de Cincinnati se está inhibiendo de hacer swing.

Eugenio Suárez: Estoy muy orgulloso de mi - Diario Primicia
Eugenio Suárez, el que menos contacto ha hecho.

En sus antípodas se ubica Luis Arráez, quien pareciera tener un bate imantado. El utility yaracuyano de los Mellizos de Minnesota hace contacto 87,4% de las veces que le tira a la bola. En 2020 ese porcentaje escaló hasta 92%. Por eso es el venezolano que menos se poncha (12,1%).

Hablando de contacto, el coterráneo con mayor carga de conexiones débiles en el primer mes de las Grandes Ligas es el infielder anzoatiguense de los Cascabeles de Arizona Asdrúbal Cabrera (21,3%, según Fangraphs). En el otro polo, el aporreador con el más elevado índice de conexiones fuertes, esto es, de 95 millas por hora en adelante, es el enmascarado de los Tigres de Detroit Wilson Ramos. 43,8 % de sus batazos van envueltos en llamas.

¿Y los lanzadores?

Pasemos ahora a los pitchers venezolanos más extremos de 2021 ¿Puedes creer que el relevista diestro de los Dodgers de Los Ángeles Brusdar Graterol llegó a tirar un slider a 92,9 millas por hora? Pues sí, lo hizo el 18 de abril contra Manny Machado, de los Padres de San Diego. El detalle es que el pitcheo fue bola.

¿Sabías que el pitcher venezolano que más duro lanzó durante el primer mes de temporada de Grandes Ligas fue el taponero zurdo de los Filis de Filadelfia José Alvarado? Así es. Según Baseball Savant, Alvarado le tiró una recta de cuatro costuras al dominicano de los Mets de Nueva York Jonathan Villar que se movió a 102 millas por hora. El meteorito cayó fuera de la zona de strike.

El 16 de abril, el polivalente jugador de los Mellizos de Minnesota Willians Astudillo causó hilaridad al lanzarle a su compatriota de los Angelinos de Los Ángeles Luis Rengifo una “bombita” a 42,2 millas por hora que fue etiquetada como curva. Fue, en ese momento, el lanzamiento más lento de la campaña. Hasta que apareció Hernán Pérez y le tiró a Scott Hurst, de los Cardenales de San Luis, un bostezo a 42 millas por hora que terminó en el guante del jardinero central de los Nacionales de Washington Víctor Robles. Pareció un pitcheo de caricatura.

Velocidad de rotación

Probablemente hayan escuchado o leído sobre el “spin rate”, que no es otra cosa que la velocidad de rotación que le imprime un pitcher a la pelota al lanzarla. Pues bien, el venezolano con el slider que más rápido gira mientras llega al plato es el prospecto de los Medias Rojas de Boston Eduard Bazardo, quien promedia 2.768 revoluciones por minuto. En materia de curvas, la del derecho de los Piratas de Pittsburgh Miguel Yajure va dando vueltas sobre su eje a 2.847 revoluciones por minuto.

Ningún escopetero nacido en la República ha dependido tanto de la recta cortada en 2021 que el siniestro portugueseño de los Medias Rojas de Boston Martín Pérez, quien apela al cutter 34% de las veces que se impulsa hacia el pentágono. Y el repertorio de Jhoulys Chacín tiene más curvas que la carretera Transandina: 39% de los tiros del zuliano de los Rockies de Colorado son de doce a seis.

A la defensiva

En materia defensiva, el campeón venezolano del mascoteo durante el primer mes de temporada de Grandes Ligas es el receptor de los Cerveceros de Milwaukee Omar Narváez, quien en ejercicio de prestidigitación ha transformado en strikes 50,5 % de los pitcheos que tomó un poco más allá de los bordes externo e interno de la zona de strike. Es todo un especialista en la materia, pues solo nueve catchers lo superaron en el lapso analizado.

Deben sospechar quién es el venezolano que más rápido corre por la geografía de las Grandes Ligas. Claro, es Ronald Acuña, cuyos sprints alcanzan la velocidad de 29 pies por segundo.

Para finalizar, el pelotero venezolano más extremadamente rendidor en el primer mes de temporada es Ronald Acuña, metido en múltiples lideratos de la Liga Nacional a la ofensiva, emulando a Usain Bolt en las bases y haciendo acrobacias a la defensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba