Los Tigres de Aragua enfrentarán el veto con experiencia

Los Tigres de Aragua serán los patriarcas de la próxima temporada del beisbol profesional venezolano. Un equipo añejado en barricas de beisbol desplegará la divisa bengalí para inscribirse entre los cinco clasificados a los playoffs. Desde Maracay hablará la voz de la experiencia.   

Así como los Tiburones de La Guaira se defenderán con peloteros en gestación, los felinos mostrarán con orgullo sus sienes plateadas. Varios miembros de la vanguardia tigrera superan los 30 años de edad. Algunos bordean la cuarentena. Privados de emplear personal afiliado al emporio Major League Baseball (consecuencia del veto impuesto por el Departamento del Tesoro del gobierno estadounidense), a los Tigres les toca merodear en las afueras del sistema MLB.

Las piezas de la línea central            

Francisco Arcia, el catcher principal, cuenta 32 años de edad; Ramón Cabrera, su acompañante, tiene 31; Edwin García, proyectado como torpedero titular, ya pulsó el botón del tercer piso; Denis Phipps, planeado como uno de los jardineros habituales, sopló 36 velas en julio; Alexi Amarista, el segunda base, festejó los 32 en abril; Logan Durán, uno de los abridores de cabecera, ya es cuarentón; Guillermo Moscoso, otro iniciador principal, alcanzará los 38 en plena campaña; Henry “Pollito” Rodríguez, un fijo en el lineup, se enfila hacia los 32. Elih Villanueva, uno de sus serpentineros extranjeros, va por 35.   

De cualquier modo, no sería la primera nómina provecta capaz de fajarse enérgicamente en la LVBP. 

La línea central garantiza una correcta ejecución de las rutinas defensivas. El receptor Francisco Arcia llegó a las Grandes Ligas por sus facultades detrás del plato. El intermedista Alexi Amarista y el torpedero Edwin García saben interponerse a los rollings que salen por el medio. “García tuvo una lesión, pero debe incorporarse pronto”, apuntó el mánager de Aragua, Luis Ugueto. “Y para el campocorto también contamos con Deiner López, que vino en un cambio”.  Para el jardín central, Carlos Tocci regresa al circuito con su excelente guante en el maletín. “Y también está el cubano Raico Santos para cubrir ahí”, subrayó Ugueto. 

En el plano ofensivo, Arcia no tiene fama de buen bateador, pero este año se distinguió por su alto promedio y capacidad de embasarse entre la AAA de los Angelinos de Los Ángeles, la Liga del Atlántico (circuito independiente) y la liga mexicana de verano. El también exbigleaguer Amarista hizo trizas el torneo de verano en México, donde sacudió veinte dobles, catorce jonrones, promedió .369, tuvo OBP de .408 y .631 de slugging. García blandió con soltura el madero la temporada pasada con los Tigres y siguió parrandeando en México, con .362 de average y .429 de slugging. Tocci, otro carnetizado en MLB, sufrió una depresión al bate este año en las filiales de los Nacionales de Washington, pero el patrullero de 26 años de edad es un chocador de .330 en cuatro zafras dentro de la pelota venezolana.   

En las esquinas del infield

El único slugger genuino que tendrá la alineación de los Tigres de Aragua se ocupará de la primera base. Es el toletero ambidiestro de 27 años de edad Wilson García, quien despachó 18 vuelacercas en los 400 turnos que tomó este año para el afluente AA de los Rojos de Cincinnati. García llegó a los Tigres en un cambio desde Cardenales de Lara, mas no ha debutado con los rayados.

La otra alternativa para la inicial es Henry “Pollito” Rodríguez, quien también puede operar como bateador designado. Al exgrandeliga no se le ha olvidado cómo batear y promedió para .356 en México.

El primer nombre que se le viene a la mente al mánager Luis Ugueto cuando se le pregunta por el celador de la tercera base es el de Ezequiel Alfonzo, un joven de 22 años de edad que salió del sistema MLB en 2017 y bateó sobre .300 en la Liga Mayor de Beisbol Profesional, certamen estival venezolano que se disputó por primera vez. “También está Alfredo Angarita, quien llegó como invitado”, comentó Ugueto. Angarita fue dejado libre por Bravos de Margarita. 

A todas estas, ¿y Hernán Pérez? ¿Dónde está el Más Valioso de la refriega anterior en la LVBP? ¿El bateador de .400? ¿El defensor múltiple? En los Tigres esperan que se uniforme, así sea en diciembre. Pérez está jugando en Corea del Sur. Recordemos que el beisbol asiático “abduce” a los peloteros latinoamericanos que enfilan la proa hacia allá. 

En los bordes del outfield

Denis Phipps no se cansa de venir al beisbol venezolano. Y el beisbol venezolano tampoco se cansa de él ¿A quién no le sienta bien un bate que ha sido galardonado con el premio al Productor del Año y al Regreso del Año en campañas distintas? ¿A quién le sobra un forastero que acumula OPS de 841 tras cinco despliegues en la liga?  Ahora lo tendrán los Tigres de Aragua para que defienda el left o el rightfield. “También la primera” acota el mánager Ugueto. Phipps es más un generador de líneas, pero ya colecciona 27 jonrones en la LVBP y se ha volado la cerca 23 veces este año luego de 416 turnos en ligas independientes de América del Norte. Justo ahora es líder de la categoría en la Frontier League. A nadie debe sorprenderle una tabla a las gradas del quisqueyano.

El otro jardinero titular del equipo será el cubano Raico Santos, quien bateó .350, con OBP de .471, en la campaña 2020-2021 de la Serie Nacional cubana, su único domicilio hasta ahora en la pelota. “Es un bateador de líneas”, dio luces Ugueto sobre Santos, quien pudiera proteger cualquier de los jardines. “Para el outfield también tenemos a Eduard Pinto, Carlos Arroyo y Eduardo Sosa”, recordó el timonel.   

Rotación con muchas vivencias

Los venerables Logan Durán y Guillermo Moscoso presiden la junta de iniciadores de los Tigres de Aragua. Durán volvió a mostrarse efectivo en el torneo pasado, como siempre desde que lanza en Venezuela, donde enmarca una efectividad vitalicia de 3.04 en 213.1 innings. El dominicano de 40 ruedas no tuvo trabajo en el estío. Tampoco en 2020.  

Guillermo Moscoso, exgrandeliga y ganador del Pitcher del Año, tuvo una accidentada campaña 2020-2021 en la LVBP, mal de muchos en la brigada de abridores de Aragua (5.07 de efectividad entre todos sus componentes). El diestro aragüeño, con más de 200 innings de recorrido por la Gran Carpa y casi 300 en Japón, no pudo ser dominante en la recién finalizada Liga Mayor de Beisbol Profesional. Las tribulaciones de Moscoso hacen que el desempeño de los otros dos importados destinados a la rotación (además de Durán) cobre aún más relevancia.

Habrá que ver cómo le va al diestro cubano Frank Madán, quien va a su primera excursión fuera de la Serie Nacional de su país. En la temporada pasada tuvo foja de 13-5 y 3.30 de efectividad, con 1.14 de WHIP. No es ponchador, pero usa un escudo antijonrones (0,6 por cada nueve innings en su carrera de 12 torneos en la isla. Es un corredor de maratones: terminó 11 de los 20 partidos que comenzó. Un tipo así, de largo aliento, le vendría bien a esa rotación. 

El escopetero derecho estadounidense Elih Villanueva llegó a las Grandes Ligas por primera y única vez en 2011. Luego ha recorrido el mundo entero subido a un montículo: ligas menores, independientes, México, Taiwán. En el verano de 2021 hizo paradas en la Liga del Atlántico y la Liga Mexicana de Beisbol. Entre ambas completó 110 entradas y recibió 5,31 carreras limpias por cada nueve innings lanzados. La siguiente página en el pasaporte de este beduino del beisbol llevará el sello de los Tigres de Aragua, quienes aspiran a que saque su sapiencia y control para hacer outs, pese a que sus antecedentes previos no luzcan tranquilizadores. Recuerden que los números no lo dicen todo.

Otra pieza para la rotación de los Tigres es también exbigleaguer: el derecho Osmer Morales. No trae números atractivos de México: 6.41 de efectividad en 60.1 capítulos, con 1.79 de WHIP y 5,7 boletos por cada nueve innings.  En cuanto a Ramón García, le fue mal en la temporada anterior, su primera con los bengalíes en la LVBP. Mostró mejor cara en la Liga Mayor de Beisbol, con EFE de 2.40 en 15 actos para Senadores de Caracas.

En suma, la rotación genera algunas interrogantes.

El bullpen es fortaleza

El departamento de relevo de los Tigres echará de menos a su mejor hombre de la temporada pasada: Jhondaniel Medina, sometido a una operación que, en principio, lo mantendrá al margen de la mayor parte de la ronda eliminatoria, o hasta de toda. El mánager Luis Ugueto pone sobre la mesa otros nombres: “Tenemos a Alexis Tapia, Francisco Carrillo, que llegó de Caracas en un cambio, Henry Rodríguez, Ismael Guillón, Eduardo Figueroa, Ángel Padrón y los zurdos Dédgar Jiménez y Édgar Ibarra, que fue invitado. Ángelo Palumbo puede ser abridor y relevista. Es otro brazo con el que contamos”. Todos estarán bajo la conducción de Geoff Broussard, quien, según Ugueto, será el finalizador. Broussard lanzó en México y tuvo WHIP de 1.12, con 3,5 boletos y 10,5 ponches por cada nueve innings.

Y todavía falta gente en esa enumeración. Jesús Sánchez y Leonel Campos fueron muy importantes en el denso bullpen de Cardenales de Lara y lo serán ahora con los Tigres. Conocen la liga, sus secretos. Ángel Nesbitt, con pasado en las Grandes Ligas, es un lanzallamas para las entradas finales. Si los abridores pistonean, hay auxiliares suficientes para que mantenerse a flote. 

“El hecho de que haya existido la Liga Mayor de Beisbol va a contribuir a que varios de nuestros pitchers dejen una mejor impresión”, subrayó el mánager Ugueto, aferrado al conocimiento acumulado por su plantel para estar de nuevo en postemporada sin bigleaguers ni prospectos ¿Podrán aguantar hasta que llegue Hernán Pérez? Se sabrá antes de Navidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba