LVBP: a la espera de “órdenes superiores”

El comunicado que la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) publicó este martes brinda revestimiento institucional al temor que ya había expuesto, a título personal, su presidente, Giuseppe Palmisano. La esperanza de disputar la temporada 2020-2021 se va desvaneciendo. El out 27 está a punto de caer sin que se haya dado tan siquiera la voz de play ball.

Palmisano había advertido la semana pasada al periodista Jesús Ponte que era “poco probable” que la zafra 2020-2021 viniera al mundo. El comunicado de la LVBP no entra a cuantificar las posibilidades de cruzar las rayas, pero da a entender que son escasas; y que se irán empequeñeciendo, inexorablemente, a medida que pasan los días. En este caso, el beisbol sí tiene tiempo y el cronómetro se agota. Es de suponer que si en un mes no hay un escenario definido estaremos frente al hecho sin precedentes de una cancelación total de la temporada.  

Hay por lo menos una noticia alentadora a efectos de que el campeonato vea la luz: el Gobierno apareció. Ha habido reuniones con el ministro de la Juventud y el Deporte, Pedro Infante, a propósito del torneo 2020-2021. Pero ni siquiera en el Ministerio fueron capaces de ofrecer a la Liga las pautas, protocolos y garantías que esta requiere para operar en un contexto de pandemia.

“En el Ministerio están esperando órdenes superiores”, comentó a Triángulo Deportivo un ejecutivo de la LVBP. El Estado tiene una tarea prioritaria ahora: frenar la diseminación exponencial del coronavirus que registra Venezuela desde hace varias semanas. De entrada, sería imposible jugar con el Covid arreciando a su ritmo actual.

Dentro de los equipos que conforman la LVBP hay quienes todavía apuestan por la materialización del certamen 2020-2021. Creen que la reaparición del Gobierno es una buena señal. Y recuerdan que, a pesar de que muchos de los peloteros están fuera del país y pudieran hallar dificultades para venir por la clausura del espacio aéreo venezolano, un porcentaje muy apreciable de la posible base de jugadores para el torneo están ya en el país.

En el caso del Magallanes, la gerencia calcula que cerca de 70% de los efectivos que pudieran emplazar en un campeonato de emergencia se encuentran dentro de las fronteras nacionales. En Tiburones de La Guaira afirman que entre 50 y 60% de sus tropas están acantonadas en Venezuela. “Peloteros va a haber, incluso si no se abren los vuelos”, dijo un directivo a Triángulo Deportivo.  “Los que habitualmente iban a Europa se quedaron aquí y muchos de los que iban a jugar en México lograron volver”.        

Quien suscribe esta columna lamenta no compartir el optimismo de los optimistas. Hay una gran coalición antibeisbol que se agavilla para frustrar la temporada 2020-2021 de la LVBP. Y no es solamente el coronavirus, o la cuarentena. Es la economía; los recursos para fraguar el certamen; el bloqueo a Tigres de Aragua y Navegantes del Magallanes, que pudiera extenderse a Bravos de Margarita. Son demasiados frentes abiertos en simultáneo.

“Todo va a depender del Gobierno”, insiste un ejecutivo. “Si el Gobierno no brinda las condiciones claro que no va a haber beisbol. Si el Gobierno muestra disposición sería suicida ponerse exquisito, porque en ese caso nos montan un torneo paralelo en noviembre. Para ellos siempre ha sido prioritario que haya beisbol y no creo que vaya a ser diferente ahora”.

El asunto es que ya casi nada es como era y el beisbol profesional venezolano entra en esa categoría de sectores que ya no pudieron permanecer incólumes ante el avance del deterioro general.

La verdad, hay que ser optimista en demasía para aferrarse a la posibilidad de que el coronavirus se repliegue de aquí al último trimestre, que por ello se flexibilice la cuarentena y por consiguiente se reanude la conectividad aérea del país; y de paso, que aparezcan sponsors distintos al Estado para que no alce la ceja el Tío Sam, que en ese escenario utópico levantaría el veto a Magallanes y Aragua. Es improbable hasta los límites de lo onírico y lo ilusorio. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba