Mantener a Vettel es la mejor opción para Ferrari

El tetracampeón del mundo dejó claro en febrero que su deseo es mantenerse en la Fórmula Uno por mucho tiempo. No solo quiere eso, sino también hacerlo con Ferrari. El 2020 es su último año de contrato con la ‘Scuderia’ y hasta el momento lo más lógico es que pueda renovar.

En condiciones normales se podría estar hablando de Daniel Ricciardo y Carlos Sainz como posibles ocupantes de la vacante en Ferrari. Pero la suspensión de la temporada por el Coronavirus ha permitido un avance en las negociaciones entre ambas partes.

Si se estuviera corriendo, la evaluación de los candidatos se haría por su desempeño en pista, pero eso no es posible en este momento.

Los equipos de la máxima categoría acordaron que el cambio de reglamento pautado para implementarse en el año entrante, se aplace para el 2022. Esto se hizo con la intención de reducir la mayor cantidad de gastos posibles debido a la crisis por el COVID 19.

Ante esta situación, sabiendo que se mantendrán las mismas regulaciones en 2021, los equipos tardarán un año más en desarrollar los monoplazas del futuro. Ferrari, con Vettel al volante, puede sacarle mucho provecho a esto que se les presenta.

Su experiencia es clave 

Ferrari tiene una de las alineaciones más sólidas actualmente con Charles Leclerc y Sebastián Vettel. El monegasco es una gran promesa, mientras que el alemán es el tercer piloto más ganador de la historia.

A sus 32 años, Vettel cuenta con 240 Grandes Premios disputados en su historial. Su largo recorrido por la Fórmula Uno es lo que necesita Ferrari en este momento en el que prácticamente todos arrancan desde cero. Antes de irse con otro piloto como Sainz o Ricciardo, es preferible contar con alguien que conozca el equipo a la perfección.

¿Podrá aceptar Ferrari más años por detrás de Mercedes? 

La verdad es que no, ni siquiera uno solo, pero la realidad es otra. Un año más para el cambio de reglamento puede darle a los plateados otra temporada dominante. Sin embargo, es ahí donde Ferrari puede tomar ventaja.

Ningún equipo se preparó más que Mercedes para el comienzo de la era Turbo-Híbrida que comenzó en 2014. En 2013, con los motores V8, ganaron un par de carreras, pero no estaban ni cerca del gran nivel al que llegaron.

Los de rojo deben aprender de eso. En su momento, Mercedes contó con Michael Schumacher y Nico Rosberg al volante, hasta que llegó Lewis Hamilton para reemplazar al ‘Kaiser’.

Una clave para eso fue tener a pilotos de mucha calidad manejando sus monoplazas, algo que a Ferrari no le falta.

Los errores del pasado no se olvidan

En 2018 le vimos ‘trompear’ en Monza, Suzuka, Austin y otras carreras. Al año siguiente tuvo incidentes con Leclerc, así como otros percances por los cuales se le criticó fuertemente.

Eso sin duda le agrega más presión. Su compañero es un protegido de Ferrari y se metió rápidamente en el bolsillo a la afición italiana. “Il predestinato” como lo llaman algunos, le ganó en puntos, victorias y clasificaciones a Vettel. El tetracampeón sabe perfectamente lo que vive Leclerc, pues es muy similar a lo hecho por él en Red Bull, donde fue el consentido.

El reto más grande que tiene Vettel para los años venideros es recuperar su forma, esa que lo llevó a ser campeón. La pelea no es con más nadie sino con él mismo. El talento está ahí, la máquina es competitiva, así que solo queda en sus manos retomar su reinado. Ganar es la única opción, no hay de otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba