La NFL abre las puertas a la afición y al Covid-19

El jueves 10 de septiembre arranca una nueva temporada de la NFL y, junto a ella, una de las pruebas más complejas para el deporte profesional en los últimos meses. La razón: varios equipos del circuito han dado a conocer que permitirán la entrada a cierta cantidad de aficionados cuando jueguen en condición de local.

Esto resulta un hecho sin precedente para el deporte en plena pandemia del Covid-19. Hasta ahora, se ha jugado a puerta cerrada en casi todos los países del mundo e incluso en Estados Unidos, hogar de la NFL. Otras ligas como la NBA o la MLS han jugado sus respectivos campeonatos en las denominadas “burbujas”, aisladas de cualquier contacto con la afición.

De los 32 equipos que conforman la NFL, cuatro de ellos ya han confirmado que jugarán con cierta cantidad de público en sus compromisos. Otros tres no han comentado todavía con cuánta cantidad lo harán.

Tomando en cuenta que los Estados Unidos es uno de los países con más contagios y fallecidos producto del coronavirus; sin duda es una apuesta sumamente arriesgada por parte de la NFL. Las medidas de protección deberán ser extremas para poder cuidar la salud de los aficionados, trabajadores y jugadores.

Esto, además, abre la puerta a que cualquier brote provocado por la apertura a la afición pueda terminar con la temporada de esos equipos al tener que entrar en cuarentena. Incluso esta situación podría poner fin a la campaña de la NFL, si varias organizaciones se ven afectadas.

Asimismo, a diferencia de equipos de la MBL o la NBA, donde los rosters son más cortos, los equipos de la NFL cuentan con 53 jugadores. La probabilidad de que uno de ellos se infecte y contagie a una gran cantidad de personas es mucho mayor.


Lee también de Henry Roldán


La prueba de fuego para el comisionado Roger Goodell será el mismo jueves; cuando los actuales campeones, Kansas City Chiefs, reciban en su casa a Houston Texans.

Según dieron a conocer los Chiefs, tienen pensado aceptar alrededor de un 22% de aficionados en el Arrowhead Stadium. Tomando en cuenta que el aforo de este estadio es de cerca de 80.000 personas, para el juego inaugural se esperan cerca de 17.000 aficionados en el compromiso. Todos deberán cumplir con todas las medidas sanitarias correspondientes.

Los otros equipos de la NFL que han confirmado asistencia en sus estadios son: Miami Dolphins (20% de asistencia); Indianapolis Colts (25% de asistencia) y Jacksonville Jaguars (25%de asistencia).

Por su parte, los que han hecho saber que recibirán aficionados durante la primera semana, sin todavía definir porcentaje, son: Dallas Cowboys, Tampa Bay Buccaneers y los Atlanta Falcons.

Por supuesto que el tema no es menor. El riesgo es máximo y los márgenes de maniobras son mínimos. Por ende, ya nueve organizaciones afirmaron que no recibirán aficionados a lo largo de la campaña y otras todavía tienen muchas dudas.

Veremos cómo la NFL logra manejar esto sin que se le salga de las manos. En los Estados Unidos existe una gran cantidad de personas que está en contra del uso de medidas de protección ante Covid-19. Claramente al estadio deberán entrar con protección, pero es prácticamente imposible controlar que adentro las cumplan o saber si horas o minutos previos al compromiso las cumplieron.

A partir del jueves, todas las miradas estarán fijadas en lo que pueda hacer la NFL contra el coronavirus. Podrían convertirse en un ejemplo a seguir o, por el contrario, quemarse con fuego, al ser el centro de las criticas por desafiar a una pandemia sumamente compleja y delicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba