Con la NFL se mantiene viva la protesta social en el deporte

El deporte es una extensión de la sociedad. Los deportistas, más allá de la burbuja en la que viven debido a su condición de estrellas, no se ven ajenos a lo que pasa en el mundo y en todo lo que los rodea. Al fin y al cabo, ellos y sus familias formaron, forman y formarán parte de este planeta.  

Por esta razón no es de extrañar todos los acontecimientos que hemos vivido en las últimas semanas. Suspensión de compromisos en varias ligas importantes de los Estados Unidos; por los graves y delicados problemas raciales y sociales que se viven en ese país desde hace décadas y que en la actualidad han vuelto a tomar fuerza.

En esta ocasión la batuta la tomó la NBA. Los equipos decidieron parar por unos días la postemporada debido al tiroteo que sufrió Jacob Blake en Wisconsin; y que contó con el apoyo de la MLB y la NHL, donde también se suspendieron compromisos.

La situación se tornó en esos días bastante delicada y el circuito de baloncesto estuvo a punto de suspender sus actividades. Esto según mi criterio no hubiese sido lo correcto, ya que manteniéndose activos pueden hacer llegar su voz a muchas más personas y que la protesta sea más visible.

Tras varios días de discusión entre los jugadores y los dueños, se decidió seguir jugando. Sin embargo, ahora es que este tema apenas comienza. En un par de semanas comienza la NFL, que desde hace unos años se erigió como punta de lanza de las protestas sociales en el deporte. Una liga que apunta a no quedarse atrás en esta ocasión; cuando más controversia ha generado el tema por asesinatos y agresiones a afroamericanos por parte de policías blancos en el país norteamericano.


Te interesaría también

Una temporada que permite soñar en grande

El día que un “Rey” venezolano alcanzó la perfección


Muchas han sido las voces que ya se han escuchado desde el circuito de fútbol americano que alientan a protestas masivas previo a los compromisos de la venida temporada. ¿Quién no se acuerda de Colin Kaepernick y el movimiento de arrodillarse durante el himno de los Estados Unidos?

También hay que tomar en cuenta que al igual que en la NBA, la cantidad de afroamericanos que hace vida en la NFL es predominante. Muchos de ellos han sido víctimas de abusos por su color de piel a lo largo de su vida.

Ejemplo de esto es lo ocurrido la semana pasada con el exjugador Brandon Marshall; quien grabó un video donde se podía ver cómo unos guardias de seguridad no lo dejaban entrar a la residencia donde tiene una casa. Lo más increíble de creer de esta situación es que los guardias llamaron a la policía para comprobar que lo que decía Marshall era cierto.

Sin duda, se vive una situación bastante crítica en los Estados Unidos. Esto ha llevado a los deportistas a sensibilizarse y aprovechar su voz en los medios para crear conciencia social y buscar algo de justicia en todos estos casos de abuso racial.

Es por eso que aprovecho la oportunidad para volver repetir las preguntas que hace poco más de un mes plasmé en esta misma columna y que al parecer pasará mucho tiempo para que tengan respuestas. ¿Cómo es posible tanta desigualdad, tanto racismo entre los humanos y tanto odio entre hermanos? ¿No basta con que seamos humanos para tratársenos a todos por igual? ¿Qué nos puede llevar a pensar que el simple color de nuestra piel nos hace mejor o peor persona, mejor o peor deportista?.

Espero de todo corazón que algún día este absurdo del color de piel se acabe en nuestro mundo. En estos momentos parece una utopía, pero nada cuesta soñar y creer en un mundo menos desigual y sin racismo. Mientras tanto, no me cansaré de escribir sobre el tema; así como seguramente tampoco se detendrán las protestas sociales de los deportistas, quienes tienen a su maquinaria pesada lista para entrar en acción la llegada del fútbol americano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba