Sin TV no hay crecimiento

Muchos leerán el título y se preguntarán qué quiso decir ella con esto.  No estoy hablando del crecimiento de un niño a través de la televisión (Tv),  me refiero a la evolución de un deporte y la afición.  ¿Cuántos se han entusiasmado por alguna actividad física por medio de un programa o alguna transmisión?

La Tv es un arma fundamental para el crecimiento de una liga, selección o disciplina. El estar en una pantalla hace que las personas se interesen y muchas veces los patrocinantes también.  Lo que no se muestra,  poco se vende.

El domingo 31 de agosto nuestra selección de voleibol debutó en el Mundial masculino de Polonia. ¿Todo el país lo supo?  ¿Cuántos vieron a esos muchachos dejar el alma ante Argentina?  Pocos,  muy pocos.  Para ese día se había anunciado que la Televisora Venezolana Social (Tves) iba a transmitir,  de hecho,  comentaron que estarían dándole cobertura a todo el evento.  ¿Qué ocurrió?  Nada,  como muchas veces nada pasó.  Según la Federación Venezolana de Voleibol ningún canal se interesó en comprar los derechos de la competición.

¿Cómo quieren que la gente apoye a un combinado si ni siquiera pueden verlos en señal abierta de Tv? La única manera de estar al tanto era por internet y las redes sociales.

No es posible que una selección mundialista no cuente con una transmisión.  Quizás se puede entender a los canales privados porque no tienen el dinero,  pocos clientes,  entre otras cosas. Sin embargo,  si existen varios canales públicos y tienen los recursos,  lo más lógico y sensato es ser la ventana donde el pueblo puede disfrutar del talento nacional.

Los periodistas hacemos nuestro trabajo al informar,  buscar estar en contacto con los jugadores y publicar sus actuaciones, pero ¿dónde quedó el apoyo a la generación de oro? ¿Estos atletas no pertenecen a la misma generación?

Es cierto que no todo es malo,  que en oportunidades han transmitido eventos, aunque con este tuvieron el gran fallo.  Venezuela merecía poder ver a sus mundialistas y ellos con su trabajo se han ganado el derecho a estar en las pantallas.

No podemos esperar que crezca una afición de la nada,  hay que poner cada uno su grano de arena y el de la televisión es mostrar a los deportistas. Es verdad que el béisbol paga más, el baloncesto y hasta el fútbol,  pero si no mostramos no podemos esperar que lluevan clientes.  Hay que ver cómo han crecido las ligas que tienen transmisión y cómo las personas se han enamorado de las selecciones que pueden ver.

Talento hay,  logros también, falta que se valoren a todos por igual y esos que tanto hablan hagan algo más que salir en las fotos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba