Steve Kerr y su desgarrador mensaje contra la violencia: ¡¿Cuándo vamos a hacer algo?!

Steve Kerr estalló en la conferencia de prensa luego de la derrota de Golden State Warriors frente a Dallas Mavericks. El entrenador dijo “hoy no voy a hablar de baloncesto” y todo esto luego del tiroteo que sucedió en una escuela básica de la localidad de Uvalde en Texas y que se convirtió en la masacre más cruda en los Estados Unidos.

Salvador Ramos de 18 años de edad entró a la escuela primaria Robb en Uvalde y asesinó a 18 niños y dos adultos (incluida su abuela) en la que es considerada como la masacre más brutal en una escuela en Estados Unidos.  Esto desató la ira del entrenador que golpeó la mesa y dijo ¡¿Cuándo vamos a hacer algo?! Sobre la situación de las armas en Estados Unidos.

El entrenador encaró al senado estadounidense con un mensaje a los “50 senadores que están en Washington”. Kerr estuvo en Dallas a seis horas de Uvalde, donde ocurrió el terrible hecho. Ambos equipos se enteraron del hecho horas antes del partido y varios jugadores enviaron sus mensajes a las familias de las victimas y en contra del porte de armas en la nación americana.

A mediados de mes en Milwaukee, cerca del Fisery Forum y luego de un partido de los Bucks se registró un tiroteo que dejó 20 heridos. Algo que fácilmente pudo haber sucedido en el partido. Por esto Kerr se mostró muy molesto y “cansado de los minutos de silencio” por situaciones como la de Uvalde.

Junto a la de Columbine en 1999 y la de Parkland en 2018, el tiroteo de Uvalde es el que más víctimas mortales dejó, en su mayoría niños. Una situación que se ha hecho frecuente y que van más de 200 tiroteos en la nación de las barras y las estrellas.

Steve Kerr y la historia de su padre

Steve Kerr sabe muy bien lo que es vivir una masacre de este tipo. El otrora base de Chicago Bulls perdió a su padre en 1984, ¿el motivo? Un ataque terrorista a la Universidad Americana en Beirut, Libano.

En ese momento Kerr tenía 19 años de edad y era una de las estrellas de la Universidad de Arizona. Esto lo llevó automáticamente a convertirse en un promotor de la regulación de armas en su país natal. Los conflictos de este tipo iban en un ascenso meteórico.

El propio entrenador de Golden State en el documental The Last Dance habló acerca de este incidente. Ahora con hijos y nietos, el también preparador de la selección nacional de baloncesto de Estados Unidos pidió por los que tienen hijos y nietos, por los que son padre y madre y que todas estas situaciones mermen.

Junto a varias figuras del deporte estadounidense alzaron su voz para que exista una regulación de armas en Estados Unidos y no se tengan que realizar homenajes seguidos por víctimas que no tenían porqué morir de una forma tan repentina.

Botón volver arriba