¡Tranquilos! El futuro del béisbol venezolano está en buenas manos

En el mundo del deporte no es fácil digerir ni lograr un cambio generacional. Pero en el caso del béisbol venezolano creo que los aficionados pueden estar tranquilos. 

A pesar de que Cabrera, Hernández, Andrus o Sandoval siguen activos, para el venidero Clásico Mundial de Beisbol, en 2023, el roster de Venezuela promete tener un rostro completamente diferente. 

La nueva camada liderada por las ya figuras Ronald Acuña Jr. y Gleyber Torres comienza a abrirse paso en el béisbol de las Grandes Ligas. Ambos dan de qué hablar, de buena manera, con sus respectivos equipos.

Además del jardinero de los Bravos de Atlanta y el campocorto de los Yankees de Nueva York, Venezuela podría tener un As en Jesús Luzardo. Aunque el zurdo de los Atléticos de Oakland también tiene nacionalidad peruana, este país no cuenta con un equipo profesional de beisbol. Sí, es prácticamente un hecho que lo veamos vestido con los colores de Venezuela.

En la prestigiosa lista para conformar la rotación también están el diestro German Márquez, quien esta zafra es el as de los Rockies de Colorado; así como Yonny Chirinos de los Rays de Tampa Bay; además de Pablo López y Elieser Hernández en los Marlins de Miami. 

Cuando llegamos al bullpen la cosa se pone un poco complicada. Sin embrago, Brusdar Graterol, de los Dodgers de Los Ángeles, está llamado a ser una de las sensaciones de los últimos innings en los próximos años, gracias a su capacidad para lanzar por encima de las 100 millas por hora, y por qué no, cerrar una buena cantidad de compromisos. 

Otra muestra de que la sangre joven viene pisando fuerte, es que en la actual campaña 2020 de Grandes Ligas ya seis criollos han debutado. Otros 21 ya se habían graduado en el mejor béisbol del mundo en 2019. 

Y ahí es dónde llegamos al meollo del asunto. ¿Cómo esta nueva generación va a poder superar en rendimiento al grupo de los últimos 20 años? Uno que contó con figuras como Omar Vizquel, Johan Santana, Cabrera y el “Rey” Félix

A simple vista podría parecer complicado, pero no creo que estos jóvenes estén muy de acuerdo. 

Solo basta que tomamos en cuenta que Acuña Jr. ya se llevó un premio a Novato del Año de la Liga Nacional y es el latinoamericano más joven en alcanzar 30 jonrones y 30 bases robadas en una misma temporada. Y qué decir de Torres, quien a punta de batazos se ganó la titularidad y hasta cuarto bate ha sido en un lineup plagado de estrellas como el de los Yankees. 

La nueva generación criolla promete. Siempre se duda de los jóvenes, es algo normal. Pero, gracias al talento y el accionar que muestran, nos hace estar seguros que el futuro del béisbol venezolano en las Grandes Ligas está en muy buenas manos. 

Lee también: Miguel Cabrera, el bateador hipnotista

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba