Triglicéridos: carbohidratos o grasas, ¿qué debo controlar?

Muchas personas llegan a la consulta nutricional comentando que deben disminuir, eliminar o cuidar el tipo de grasa que ingieren porque tienen los niveles de triglicéridos elevados en sangre. Sin embargo, la gran mayoría al darse cuenta de sus valores, empiezan a controlar tanto la porción como la calidad de las grasas que consumen en su día a día.

Las personas reciben consejos del médico tratante, un amigo o leen en internet que controlar la comida es la solución a su problema de triglicéridos. Pero, ¿realmente esta es la verdadera solución? ¿Por qué hay personas que, aún al cuidar estos aspectos, el valor no disminuye?

Hablemos entonces desde lo básico para dar respuesta a nuestra interrogante. Tener altos niveles de grasa en la sangre puede conducir a desarrollar depósitos grasos en los vasos sanguíneos. Esto conlleva a que nuestras arterias sean más estrechas y que el flujo de sangre se vea obstruido por las famosas placas de ateroma. De esta manera, podemos ocasionar que nuestro sistema cardiovascular o cerebrovascular se vea afectado.

Llevar un estilo de vida saludable va más allá de fines estéticos. Adoptar correctos hábitos alimentarios y tomar buenas decisiones de inclusión y combinación de alimentos son una perspectiva vital en la ganancia de salud. Sin duda, una nutrición adecuada apoya la salud y contribuye al correcto mantenimiento de niveles saludables de lípidos sanguíneos.


Lee también:


Los triglicéridos son uno de los parámetros sanguíneos de los cuales debemos estar muy atentos, aún cuando no son tan mencionados como el colesterol. Son estos el tipo de lípido más común que posee el cuerpo humano. No solo responden al tipo y cantidad de grasa que consumimos, sino al exceso de calorías adicionales.

Aumento de los triglicéridos

Cuando aumentan los triglicéridos no necesariamente quiere decir que estamos consumiendo exceso de grasas o que no controlamos su calidad. Al ingerir alimentos pueden ocurrir dos procesos: usar el nutriente de forma inmediata o almacenarlo. En ese último proceso, los triglicéridos actúan siendo la molécula de almacenamiento de todas esas calorías extras que nuestro cuerpo no utiliza al momento.

Si bien es cierto que el aumento de los triglicéridos va de la mano de un elevado consumo de grasas y una mala calidad de estas, el exceso de consumo de harinas procesadas, como azúcar o alcohol, son con mayor frecuencia la causa de la elevación de este parámetro. Con estos alimentos, usualmente, las personas tienen descontrol de porciones y altas frecuencia de consumo, llevando así a un consumo excesivo de calorías que se acumulan por ser innecesarias.

El consumir menos grasa o eliminar las grasas para disminuir estos valores, pensando que es la única modificación a nivel de alimentación, es un error. Como expliqué antes, las grasas no son el único elemento que eleva los triglicéridos. Controlar el tipo y cantidad de carbohidrato disminuye estos valores, así como también disminuir o evitar el consumo de alcohol.

En cuanto a los carbohidratos, la recomendación abarca controlar la porción e incluir alimentos naturales de granos completos, ricos en fibra, con bajo o mínimo procesamiento y libres de azúcar añadida. La avena, el arroz, plátano, yuca, papa, frutas y vegetales, son los ideales.

– Recomendaciones generales para una vida saludable

  1. Disminuir la cantidad de grasas consumidas.
  2. Mejorar la calidad de grasas, incluyendo aceite de oliva, aceitunas, aguacate, frutos secos y semillas.
  3. Controlar la porción y el tipo de carbohidrato a consumir.
  4. Incluir alimentos ricos en Omega 3.
  5. Aumentar el consumo de fibra, de 25 a 30 gramos al día.
  6. Evitar el consumo de alcohol.
  7. Incluir la actividad física.

Entonces recuerda: si eres de las personas que posee triglicéridos elevados, y cuidad la calidad y cantidad de las grasas que consumes, trata de evaluar la cantidad y calidad de los carbohidratos que consumes, seguramente esta será la clave para mejorar esos niveles en sangre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba