Una liga española de beisbol con mucho sabor venezolano

Héctor Perozo tuvo una larga y exitosa carrera en España

La pelota española es sin duda alguna el principal destino para los jugadores venezolanos que deciden cruzar el océano para probar suerte en el mundo del béisbol europeo.

Tradicionalmente ha sido así, pero en los últimos años ese fenómeno se ha multiplicado significativamente por los problemas económicos y sociales de nuestro país.

Si bien antes los criollos llegaban al béisbol de la Madre Patria tras ser contratados como jugadores extranjeros. En años recientes un gran número de connacionales ha logrado insertarse por otras vía que les permiten tener papeles que les den la luz verde para actuar como jugadores comunitarios, al propio estilo del fútbol de ese lado del mundo.

Venezolanos desde las bases

El número de venezolanos que pueblan los equipos de la División de Honor, así cómo de las categorías inferiores en el país más grande de la península ibérica es notorio al punto que sería un complejo ejercicio hacer conteo preciso.

Esa avalancha tricolor ha generado cosas muy positivas dentro del mundo de la pelota española, a todos los niveles.

Pero a la hora de conocer y analizar como ha evolucionado a través de los años ese fenómeno de la migración criolla al béisbol ibérico hay que consultar a alguien que haya vivido de cerca ese fenómeno por un lapso importante.

Y quien mejor que Héctor Perozo, quien por 15 años ha estado ligado como jugador y ahora como técnico a ese béisbol.

“Yo cuando vine acá hace más de 15 años, tenía mucha incertidumbre ya que para aquel entonces no sabía siquiera que en España se jugaba béisbol, pero la influencia del jugador latino, y en su mayoría el venezolano ha hecho que el nivel de la liga haya crecido bastante en estos últimos años”, comenta el caraqueño desde el otro lado del charco.

Sangre venezolana

Luego de una exitosa carrera en España, decidió colgar los spikes para tomar otros rumbos laborales, pero ha sacado tiempo para seguir ligado a su gran pasión como técnico.

“Tanto jugadores como algunos ex peloteros que pasaron a ser entrenadores, así como un grupo importante de técnicos venezolanos han contribuido bastante a esta evolución. Por acá están excelentes profesionales como Candelario Díaz que hace un trabajo magnífico con el club Sant Boi, así como el ya desaparecido y recordado Flores Bolívar que marcó pauta en su momento, o Alirio Colmenares que hizo un trabajo importante con el desaparecido FC Barcelona», afirmó.

«Ellos y muchos otros venezolanos han sido factores fundamentales en el crecimiento de este deporte en España. No podemos compararnos aún con ligas como la italiana o la holandesa, pero yo creo que vamos bien encaminados”, prosiguió.

Según la recopilación estadística de Rubén Marcano en su página Peloteros Venezolanos en Europa, el nativo de Caricuao disputó 361 encuentros entre 2008 y 2020 dejando average ofensivo de .346, con 50 cuadrangulares y 298 carreras impulsadas.

Perozo ligo 50 jonrones en su carrera en España

“Mi pasantía por España ha sido bastante exitosa, modestia aparte las estadísticas así lo reflejan. Para mi ha sido bastante satisfactoria no solo a nivel de jugador, sino también a nivel técnico y arbitral poder adquirir conocimientos».

Acá al jugador latino que ha tenido experiencia en el profesional suele exprimirlo bastante para que contribuyan a formar a las categorías inferiores eso me ha ayudado mucho a instruirme y crecer aún más en este deporte luego de retirarme como jugador”.

Nuevas oportunidades para los venezolanos

Perozo, al igual que muchos otros jugadores venezolanos dejados en libertad en el béisbol organizado de Estados Unidos encontró la oportunidad en España de seguir activo.

“Yo pertenecía a la organización de los Dodgers de Los Ángeles; cuando me dejaron libre tuve varias invitaciones a spring training pero por problemas de visado no se pudieron concretar. Estando en Venezuela, un amigo que jugaba en España me preguntó si me interesaba jugar por estos lados ya que un equipo en Pamplona estaba buscando un bateador. De inmediato le dije que sí y desde ese año no he parado de venir acá”, rememora Perozo.

“Luego de todos estos años como pelotero tuve que tomar la decisión de retirarme por motivos económicos ya que los sueldos acá en el béisbol son bajos y todo el tema de la pandemia del Covid-19 le cambió la vida a muchas personas. Yo jugaba con el club San Inazio de Bilbao y me mudé a Zaragoza», describió.

«Aquí estoy colaborando con el club Miralbueno, ellos se enteraron que estaba por aquí y me preguntaron si me interesaba ayudarlos. De verdad que nunca me vi desligado totalmente del béisbol. Cuando juegan los partidos en casa voy les doy una mano y entre semana les organizo los entrenamientos. Uno tiene tantos años en un terreno de juego que cuesta desligarse”, añadió.

Una liga competitiva

La División de Honor de la Liga Nacional de Béisbol es la denominación que recibe la máxima categoría de la Liga Española de Béisbol. Comenzó a disputarse en la temporada 1957-58 bajo el nombre de Liga Nacional de Béisbol, teniendo como primer campeón al Hércules Las Corts.

Disputada en su origen por equipos de las federaciones catalana, castellana, aragonesa y vasca —ya que no existían más en la época— acabó por convertirse en la más importante competición beisbolística del país, en detrimento del Campeonato de España, actual Copa del Rey.

El Club Béisbol Viladecans catalán es el mayor ganador histórico con veintiún títulos, logrados todos de manera consecutiva. Segundo es la madrileña extinta sección del Real Madrid Club de Fútbol con diez títulos.

Tercero los Marlins Puerto de la Cruz canarios con seis campeonatos, equipo liderado por el manager y jugador venezolano Richard Montiel, ya con 18 años de trabajo en España.

Richard Montiel, con 18 años en ese país, es un exitoso manager-jugador de los Marlins

La actual edición se disputa con 12 equipos: Marlins de Tenerife PC, CB Astros de Valencia, CB Villadecans Béisbol, Béisbol Navarra, San Inazio, CBS Antorcha Béisbol, CBS Toros, CBS Miralbueno Béisbol, CBS Sant Boi Béisbol, CBS Rivas Béisbol y CBS Barcelona. Las acciones se iniciaron el fin de semana del 10 de abril. Cada equipo juega dos veces en cada una de las 11 jornadas que tiene la ronda regular hasta el 10 de julio.

“Siempre se trata de iniciar la liga huyendo un poco del frío, generalmente comienza en marzo y finaliza a finales de julio.  Además se juega la llamada Copa del Rey con los cuatro mejores clasificados el año anterior y se disputa una vez acabada la liga. El ganador de la liga va a un torneo europeo como la Champions League del fútbol, mientras que el equipo que se quede con la Copa va a otra competencia regional, como los formatos futboleros”, explica Perozo.

Avances importantes

Perozo admite que hay ciertos aspectos relacionados con reglamentos, formación de técnicos y árbitros en los que aún España está un paso atrás.

Considera que con el pasar de los años y la influencia latinoamericana se ha logrado nivelar con los que uno tradicionalmente conoce en el béisbol de estos lados del planeta.

“Hoy en día hay pocas diferencias en el béisbol español con respecto al que estamos acostumbrados, hace muchos años los árbitros amonestaban a los jugadores con tarjetas amarillas y los expulsaban con roja como en el fútbol. Esa y otras cosas fueron cambiando con la influencia del pelotero latino. Para uno que venía de jugar profesional en el béisbol organizado era muy extraño, así como el jugar solo los fines de semana”.

Buenos números

Luego de cinco jornadas disputadas, varios criollos minan los renglones entre los mejores bateadores y lanzadores del circuito. Por ejemplo, el caraqueño Jesús Ustáriz de los Marlins de Tenerife lidera por los momentos la triple corona ofensiva con average de .636 (33-21), impulsadas (25) y cuadrangulares (8), así como también es líder en hits conectados (21) y anotadas (25).

Los compatriotas de los Astros Yulman Ribeiro (1.20),  Lowuin Sacramento (2.08) y Ricardo Hernández (2.25) están entre los lanzadores con mejor efectividad, mientras el veterano Leslie Nacar (Marlins) lidera el apartado de victoria con cinco.

Una salida

Al igual que en otros ámbitos laborales, sociales y deportivos, muchos jugadores latinos que poseen pasaporte europeo debido a sus nexos familiares o logran gestionar papeles migratorios de residentes actúan como jugadores comunitarios, sin la necesidad de ocupar cupos de peloteros extranjeros.

“Eso ha facilitado en los últimos años que muchos jugadores venezolanos, dominicanos, cubanos puedan venir a jugar con cualquier equipo sin mayores problemas. En cambio, si un equipo desea traer a un jugador extranjero debe hacerlo con un contrato de trabajo y una serie de trámites más»

«Desde hace un par de años acá, para los equipos que no tienen esa holgura en sus presupuestos, es difícil que contraten a jugador no comunitario. En estos momentos solo el San Inazio de Bilbao y los Astros de Valencia lo hacen, bien sea porque tiene mejor presupuesto o porque lo gestionan mejor”, dijo Perozo.

Leer también:

“Acá en España la gran mayoría de los jugadores no nacidos en el país son venezolanos, también hay, pero en mucho menor porcentaje, dominicanos y cubano. Toda esta problemática que ocurre en Venezuela ha contribuido a que ese número aumente».

«Del 2007 al 2012 todos los equipos se repartían los jugadores, siempre eran los mismos, pero hoy en día puedes encontrar una gran cantidad de jugadores que están gestionando papeles o que están gestionando asilos, tocando las puertas de los equipos para seguir jugando béisbol”, señaló.

“Por acá han pasado jugadores de mucho renombre como Renny Duarte, quien es el coach de pitcheo de la selección española; por aquí estuvo Johan López, Béiker Graterol, Luis Landaeta, Nelson Abreu. Rómulo Sánchez y pare de contar”.

Selección variopinta

España participó en la edición de 2013 del Clásico Mundial tras superar un clasificatorio en Estados Unidos. Le tocó medirse en su grupo de San Juan al local  Puerto Rico, a República Dominicana y a Venezuela.

En ese último encuentro ante la novena plagada de estrellas encabezadas por Miguel Cabrera, el conjunto europeo comenzó ganando el duelo tras el jonrón de tres carreras de Bárbaro Cañizares en el primer episodio.

En el cuarto inning, el mal relevo pasó factura y los criollos armaron un rally de seis carreras para tomar la ventaja del juego.

La novena española intentó acercarse en la pizarra, pero cada vez que lo hacía, Venezuela también respondía. Al final, los venezolanos anotaron cinco carreras más y se terminaron llevando el duelo por pizarra de 11-6.

“Hubo muchas críticas en selecciones que participó en el Clásico Mundial como en la siguiente clasificatorio ya que se tenía en el país a un gran número de jugadores nacionalizado o que estaban en ese proceso que quedaron fuera ya que conformaron los rosters con jugadores latinos que nunca habían venido al país y que no tenían ni idea de donde quedaba Atocha (risas)».

«En ese momento se criticó ese proceso de selección, ya que debía reconocerse la labor de los jugadores insignia de la liga española, que poseían mucha experiencia y números importantes, pero que no fueron tomados en cuenta”, explicó.

Se mantiene la tendencia

Pese a que el béisbol se ha esparcido por todo el territorio español, hoy en día las nuevas generaciones de peloteros de calidad siguen siendo en su gran mayoría vinculados al nuevo continente.

“Es difícil ver a un jugador nacido y criado en España que tenga las condiciones para jugar el béisbol a un alto nivel, es complicado que podamos ver a una selección española con al menos la mitad de su nómina con jugadores nacidos en el país”, cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba