¿Cómo están actualmente los trabajos del estadio Brígido Iriarte?

El estadio nacional Brígido Iriarte de El Paraíso es una de las piezas arquitectónicas del deporte en la capital del país. Sin embargo, la falta de mantenimiento y el mal uso de sus espacios durante la última década han generado una decadencia del recinto.

Hasta inicios de 2018 se utilizó en el fútbol profesional venezolano (Primera y Segunda División). A partir de ese momento, no estaba apto para jugar en el balompié local debido al estado en que se encontraba. Sin embargo, otras disciplinas si continuaron su actividad en sus instalaciones.

Desde ese momento, los equipos que hacían vida en este lugar se comprometieron a arreglarlo y devolver el balompié al oeste de Caracas. Una nota de prensa del 2018 menciona que eran cuatro las instituciones encargadas. Pero Triángulo Deportivo confirmó que, hasta el presente mes de agosto, los arreglos pasan por cuenta de Atlético Venezuela y Deportivo Petare FC.

https://www.instagram.com/tv/CDTyr-IhnJn/?igshid=5qu3ga1s9qx3

Para el presente mes de agosto, la obra lleva cierto porcentaje de avance. No obstante, la cuarentena que produjo el virus de COVID-19, frenó los trabajos. El 2020 pintaba para ser un año importante, con la culminación de los mismos, pero esto generó que los proyectos planteados se dividieran en dos, con miras también al próximo año.

Con el fin de conocer el status de la remodelación, contactamos con el presidente del Atlético Venezuela, Rubén Villavicencio, quien contó sobre puntos clave que desarrollaremos a continuación:

Cancha del Brígido Iriarte

Una de las principales falencias que tenía el Brígido Iriarte era el estado de la grama, siendo esta un arma letal contra los jugadores. Esta se convirtió en la prioridad número uno de los trabajos a realizar. Por ello, Villavicencio considera que la misma tuvo que hacerse “de menos cero”.

Brígido Iriarte
Durante 2019, el estado del drenaje en el Brígido Iriarte era deplorable / cortesía Rubén Villavicencio

“Sacamos 2.500 metros cúbicos de material, que era como arcilla. Se llegó hasta el sistema de drenaje, se optimizó y se proyectó hacia arriba, para tener ocho colectores y una espina de pescado más efectiva. Luego se llenó de arena con una granulometría especial. Esto permitirá más drenaje”, aseguró el dirigente.

Para sacar la cantidad de relleno mencionada, se utilizaron camiones de carga. Sin embargo, cada uno de ellos permitía un aproximado de siete metros cúbicos. Su costo oscilaba los $500 por traslado, convirtiéndose en un trabajo complicado y costoso.

Villavicencio aclaró que el drenaje fue cambiado y se instaló un nuevo sistema de riego. Andrew “Pochi” Páez (hermano del ex seleccionador nacional Richard Páez), fue el encargado de este último trabajo. “Se hicieron pruebas y el riego opera fabulosamente. Colocamos ese sistema, los aspersores y las bombas, porque las que estaban se las robaron o desmantelaron”.

La realidad con respecto a los servicios básicos en la capital no pasa desapercibida. Las fallas en el suministro de agua obligaron a trabajar más para poder garantizarla. Pero fue en ese momento cuando la pandemia apareció. “Tuvimos que habilitar un pozo profundo que estaba ahí, hacerle un trabajo de mejoramiento. Sacamos una bomba que estaba sumergida y compramos una nueva”, contó.

Brigido Iriarte
Con camiones se sacaron 2.500 metros cúbicos del campo / Cortesía Rubén Villavicencio

Motivado al confinamiento, algunos trabajos continuaron a distancia. “Pochi trabajó desde Mérida. Los tubos los traíamos de Valencia, porque uno siempre buscaba proveedores más económicos ya que la inversión es muy fuerte. A la par estuvimos llevando la contratación de las luminarias. Tuvieron que haber llegado en febrero”, aseguró Villavicencio.

Sobre el punto de la iluminación, se conoció que este sistema llegará en los próximos días al Brígido Iriarte. Pero todo parece indicar que, motivado a los pocos meses que quedan del 2020, sólo estará listo este punto, el gramado y los camerinos. Además, también se buscará habilitar una zona para los medios de comunicación.

Otros proyectos

Cuando se conoce a profundidad el proyecto inicial de remodelación del estadio nacional Brígido Iriarte, se sabe que tienen una gran ambición. No en vano se cuenta nuevamente con la asesoría del arquitecto Omar Carnevali, mismo que trabajó la estructura del recinto en sus inicios.

Una de las cosas más llamativas será la posibilidad de una ampliación en sus tribunas. «Hay un proyecto muy serio para cerrar el Brígido. Habíamos proyectado una tribuna popular, para terminar de cerrar esa área que no da buena impresión. Esto se va a postergar», comentó el presidente del cuadro capitalino.

Brígido Iriarte
Maquinarias trabajando en el estadio Brígido Iriarte / Cortesía Rubén Villavicencio

Por otro lado, Atlético Venezuela y Deportivo Petare FC no solamente piensan en ellos, sino también en la comunidad que reside en el oeste del país. Sin embargo, esta fase dependerá de los recursos que se obtengan.

«Vamos a colocar unas salas con sillas odontológicas y un área de fisioterapia. Parte para los clubes y parte para la comunidad. Pensamos tener un gimnasio, que será para jugadores y le ofreceremos el servicio a la comunidad, de forma tal que podamos recibir recursos de afuera para mantener el estadio».

Incluso existe la posibilidad de que cadenas de restaurantes trabajen en las instalaciones deportivas. “Habíamos hecho un acuerdo preliminar con un grupo que tiene una cadena de restaurantes en Caracas y querían expandirse hacia El Paraíso. Eso va a funcionar todos los días, es un proyecto que lo postergamos, pero sé que lo vamos a terminar ejecutando”.

Pese al parón de la cuarentena, la cancha cuenta con drenaje y sistema de riego / Cortesía Rubén Villavicencio

Asimismo, se tiene pensado remodelar unos nuevos camerinos para los árbitros y también una sala de conferencias con capacidad para 150 personas. La misma, estará habilitada para la prensa y la capacitación tantos de los clubes como de la asociación de fútbol del Distrito Capital.

Mal uso de los servicios

Esta no será la primera vez que el estadio Brígido Iriarte pase por remodelaciones. En las últimas dos décadas, algunas instituciones de fútbol que han pasado por este, han invertido en determinados arreglos, pero la delincuencia y el mal uso de los servicios, daña las buenas intenciones.

«El problema fundamental que tiene el estadio es el uso que se le ha dado en los últimos años. Siguen existiendo once familias que hacen vida en el Brígido Iriarte. Habíamos llegado a un acuerdo, se le consiguió vivienda en Los Valles del Tuy. Hubo una reunión previa, acordamos los autobuses y la mudanza para llevarlos a sus nuevas casas, pero nos reventó esto», contó Rubén Villavicencio.

Sobre las personas que continúan viviendo en el recinto de El Paraíso, expuso: «Estuvimos trabajando de la mano con el Ministerio de Hábitat y el Ministerio del Deporte, la mayoría de la gente que hace vida ahí son trabajadores del ministerio, es un tema sensible. Todavía tenemos inconvenientes en algunas áreas que siguen siendo ocupadas por personas que no se han mudado y no podemos intervenir”.

Trabajos en la cancha. / Foto: cortesía de Rubén Villavicencio.

Los problemas de seguridad que presenta el estadio son considerados entre los proyectos. “Hay espacios con invasiones y problemas de seguridad alrededor del estadio. También son temas sensibles», aseguró Rubén.

Es por ello que existe un plan para la elaboración de un estacionamiento con la intención de proporcionar facilidades a los visitantes. «Estamos evaluando con la comunidad, hacer el estacionamiento del Brígido Iriarte en un terreno que está ahora invadido. Vamos a presentar un proyecto, para que sirva al mismo tiempo un mercado a cielo abierto y que tenga locales comerciales, que le permita a la comunidad tener otro tipo de servicios”, explicó.

Deportes del Brígido Iriarte

Es de conocimiento público que las instalaciones del estadio nacional Brígido Iriarte eran utilizadas por diferentes disciplinas en la capital. Distintas disciplinas de atletismo como: Velocidad, saltos, lanzamiento de jabalina, balas o disco. Gracias al nuevo comodato que se le otorgó al Atlético Venezuela y Deportivo Petare, ya esto no será así bajo acuerdos previos.

“Dieron el comodato con unas condiciones particulares, entendiendo que hay algunos derechos que puede tener la Federación de Atletismo. Eso lo respetamos y llegamos a unos acuerdos, como que no se iba a practicar lanzamiento de jabalinas, balas o discos. Solamente sería utilizado en competencias oficiales. Esto nos permitía a nosotros tener control”, indicó el dirigente.

El sistema de iluminación también es prioridad en este 2020 / Cortesía de Rubén Villavicencio.

Asimismo, el presidente de Atlético Venezuela reveló que tanto la Federación de Atletismo, como los organismos de las otras disciplinas usan el estadio sólo como depósito.

“La Federación de Atletismo no invierte en el Brígido Iriarte. Lo utilizan como depósito y como un elemento para preservar un espacio. La asociación de atletismo no hace vida ahí porque tiene otra sede. Así todas las demás disciplinas. Hemos tratado de hacerle entender que eso no puede suceder», dijo.

Constantemente existe una lucha entre el fútbol y el resto de los deportes que utilizan estos espacios. Sin embargo, una buena noticia es que las instalaciones se manejarán con un consorcio creado entre el IND, Atlético Venezuela y Deportivo Petare. El mismo «tendrá una Dirección general, de mantenimiento, de seguridad, de eventos con el propósito de mantener el estadio como tal. Una estructura independiente que pueda generar recursos», concluyó Rubén Villavicencio.

Un comentario

  1. 248477 771589Somebody necessarily help to make seriously articles I may possibly state. That could be the extremely 1st time I frequented your web page and to this point? I surprised with the research you produced to make this actual put up remarkable. Amazing task! 266578

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba