Bartomeu no escapará del terremoto BarçaGate

A seis días de la elección de un nuevo presidente, la policía irrumpió en las oficinas del FC Barcelona. Fue parte de un dispositivo por presuntos delitos económicos que, según medios económicos, llevó a la detención de Josep Maria Bartomeu.

Agentes del área de delitos económicos de los «Mossos d’Esquadra», la policía de la región española de Cataluña (noreste), acudieron por la mañana a registrar las oficinas del club en el estadio Camp Nou.

«Se están llevando a cabo detenciones», declaró un portavoz policial, sin dar detalles sobre el número o la identidad de las personas afectadas. Tampoco sobre el objetivo de la operación, que los medios españoles vincularon al escándalo del Barçagate.

Bartomeu, quien dimitió en octubre a su cargo como presidente del Barcelona, no sería el único directivo reconocible. También estaría el consejero delegado Óscar Grau y el responsable de servicios jurídicos Román Gómez.

Josep María Bartomeu decidió alejarse de su puesto como presidente del FC Barcelona
Josep María Bartomeu decidió alejarse de su puesto como presidente del FC Barcelona / Foto AFP

Una portavoz judicial señaló a la AFP que la operación, bajo secreto de sumario, fue ordenada por la juez que investiga este escándalo desvelado en febrero de 2020 por la radio Cadena Ser. Dicho reportaje vinculó al conjunto culé con una empresa que publicó mensaje por redes sociales para desprestigiar a rivales de Bartomeu. Del mismo modo, esas publicaciones buscaban enaltecer al directivo y crear matrices de opinión políticas.

Bartomeu todavía tiene dolores de cabeza por el BarçaGate

Ni siquiera por salir de la presidencia del Barcelona, Josep Maria Bartomeu logró quitarse los efectos del BarçaGate. Se trató de una investigación que lo golpeó, provocó sus peores momentos como directivos y en definitiva provocó su renuncia.

El reportaje de la Cadena Ser desveló que una empresa contratada por el club había impulsado una cuenta de desprestigio contra la plantilla. A través de las redes sociales, se enviaron mensajes negativos en contra de Lionel Messi o Gerard Piqué, el exjugador Xavi Hernández o el exentrenador Pep Guardiola. Además, contra personas que, de una u otra manera, criticaron la gestión de Bartomeu.


Lee también:


La radio también demostró que el Barça pagó casi un millón de euros (1,2 millones de dólares) en varias facturas a I3Ventures, de la que se desvinculó tras el escándalo. Bartomeu reconoció contar con los servicios de esa empresa, pero negó que buscaran afectar a alguien del club o personas externas.

Un terremoto institucional

Si el capítulo final de Josep Maria Bartomeu como presidente del Barcelona fue su dimisión, uno de los más importante fue el BarçaGate. Ese reportaje movió los cimientos de su directiva y provocó todo tipo de cambios que debilitaron su influencia.

Una de las primeras consecuencias fue la renuncia de seis directivos de la entidad. Del mismo modo, la interposición de una demanda por parte de un grupo de socios contra la junta directiva de Bartomeu por «presunta corrupción y administración desleal» que dio origen a la investigación en curso.

Criticado por un amplio sector de la afición, de la plantilla e incluso de la directiva, Bartomeu y lo que quedaba de su junta directiva dimitieron a finales de octubre cuando estaban a punto de ser destituidos por una moción de censura.

Bartomeu-Barcelona-Futbol
¿Qué hará Messi tras la renuncia de Bartomeu? (Photos by Manu Fernandez and Pau Barrena / AFP)

Su mandato de seis años y medio, iniciado de forma accidental por la dimisión de su predecesor Sandro Rosell por otro escándalo, quedaron marcados por numerosos problemas judiciales. También será recordado por sus conflictos con la plantilla y un evidente declive a nivel deportivo.

A punto estuvo de dejar como legado la pérdida de Messi, quien trató de rescindir en agosto su contrato de forma unilateral. El argentino, decepcionado con los resultados del equipo y las decisiones de la directiva, fue uno de los más criticados dentro de los mensajes por las redes sociales. Incluso ofendieron a su esposa.

La operación policial se produce a seis días de las elecciones a la presidencia del club previstas el domingo, en la que los socios (propietarios-aficionados del club) deben escoger entre Joan Laporta, expresidente entre 2003 y 2010, Victor Font y Toni Freixa.

Un comentario

  1. 388254 142792Hi my loved one! I wish to say that this post is remarkable, excellent written and come with almost all crucial infos. I would like to see a lot more posts like this . 485493

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba