Bartomeu ve la puerta de salida

Cansados y hastiados de las decisiones que tomó Josep María Bartomeu, los socios del Barcelona dijeron basta. La moción de censura, una vía que podría provocar la destitución del presidente del club catalán, ya tiene los requisitos para ser aprobada, de acuerdo a un reporte del diario Olé.

Según el medio, los promotores de la iniciativa superaron el mínimo de firmas por parte de los socios del Barcelona para continuar el proceso. Ahora, una vez se presente y se certifique la veracidad de las rúbricas, se podrá llamar a un referéndum para destituir a la junta directiva que encabeza Bartomeu.

Se trató de un esfuerzo titánico para cumplir con los requisitos que activan la moción de censura. Los líderes del proceso empezaron a juntar firmas el pasado 31 de agosto y tenían hasta el día 17 de septiembre hasta las seis de la tarde (hora española) para reunir 16.520 firmas, lo que equivale al 15% del censo electoral culé. De acuerdo al diario Sport de Cataluña, se recaudaron más de 18.000 rúbricas.

Bartomeu
Bartomeu en la presentación de Ronald Koeman (Photo by Josep LAGO / AFP)

Superar el mínimo exigido no es con el fin de mandar un mensaje o para que la petición sea más contundente en contra de Bartomeu. Normalmente estos procesos son impugnados por la dudosa procedencia de las signas, por lo que reunir la mayor cantidad posible es la única forma de garantizar que se lleve a cabo el proceso.


También podría interesarte:


“Una vez entregadas las firmas, comenzará el proceso de validación por parte del club y un escribano dejará constancia del número exacto de firmas”, aseguró el diario Olé.

¿Cómo se podría logar una destitución de Josep María Bartomeu?

En caso de que las firmas sean certificadas, la moción de censura la someterán a un referéndum. Tras el proceso de validación, el Barcelona llamará a elecciones en un plazo de 10 y 20 días hábiles, en un proceso en el que se consultará a los socios del club si desean la destitución de Josep Martía Bartomeu junto a su junta directiva.

Para que Bartomeu abandone su cargo, debe tener en contra al 66.6% de los votantes. En la historia de las mociones de censura que se llevaron a cabo en el cuadro catalán, nunca un presidente terminó destituido, porque no se llegó a la cantidad de votos necesarios en el referéndum.

Tanto Josep Lluís Núñez y Joan Laporta, únicos presidentes del Barcelona en llegar hasta esas instancias, evitaron la destitución. Sin embargo, si Bartomeu se convierte en el primero, tendrá que cesar de sus ocupaciones y convocar a unas nuevas elecciones para que una junta gestora tome las riendas del club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba