Brignani: «Pesó el no estar en el torneo nacional»

No fue el Santos que arrolló a Boca Juniors en la vuelta de la semifinal de la Copa Libertadores pasada. Tampoco clasificó caminando la segunda fase, como muchos pudieron pensar. Tuvo que sudar un poco más para empatar 1-1 con el Deportivo Lara y transcender de ronda de la mano de un Yeferson Soteldo que pesó lo que no pudo en la ida.

También pesó demasiado la falta de ritmo de partido de un Deportivo Lara que no ha empezado el torneo. Para poder aspirar a más, tenía que ser más ofensivo y, aunque lo fue un poco en el segundo tiempo, no le alcanzó. Su juvenil rival, que no fue ni la sombra del que decidió la copa ante Palmeiras, se llevó el boleto.

“Pienso que hicimos un buen partido. El segundo tiempo fue distinto al primero porque estuvimos la mayoría de tiempo en el campo rival. Aunque estamos eliminados esto es una motivación para el torneo local. Fuimos a Brasil a jugar y aquí en Venezuela propusimos. A pesar de la derrota es un gusto saber que lo dimos todo”, dijo el capitán venezolano, Jesús Bueno.

La visita llegó lleno de jóvenes debido a las bajas, pero siempre tener a Yeferson Soteldo será un plus. En Vila Belmiro no tuvo mayor incidencia en el resultado, en la vuelta, cuando su equipo tenía la pelota pero no encontraba qué hacer con ella, el vinotinto asumió el protagonismo. No solo fue desequilibrante como siempre sino que, de pelota parada, puso el tanto que terminó siendo determinante.

Parecía imposible pensar que el Santos que hace un par de meses jugó la final de la Libertadores, tendría tantos problemas. El Lara que viene en plena pretemporada, como todos los equipos venezolanos, se la creyó muy tarde pero plantó cara al laureado rival.

“Toda la presión la tenía Santos. Lara iba por algo histórico que era sacar al último finalista de la Libertadores. Tratamos de jugar con la posesión de balón pero nos faltó profundidad. Redondeamos un buen partido con la posesión pero no conseguimos ese último pase”; agregó el técnico del equipo brasileño, el argentino Ariel Holan.

Llegan los goles

A diferencia del primer encuentro en Brasil, los porteros ahora tuvieron escaso trabajo. Martín Brignani, técnico del Deportivo Lara, volvió a parar una línea de cinco defensores, cediéndole la pelota a Santos. Los brasileños tuvieron la posesión casi absoluta pero sin lograr poner en apuros a Luis Curiel.

Pero cuando el juego se traba, es hora de que los “distintos” saquen su magia. Así fue como “Soteldinho”, como lo bautizó Neymar, puso el tanto que sería clave en el marcador global. En el parcial 37’ cobró de forma exquisita un una falta al borde del área, mandando la pelota por encima de Cristopher Rodríguez, el único en la barrera que no saltó, para poner el 1-0.

Yeferson Soteldo anotando el gol de Santos / Alberto Gardeazabal

“Nos costó mucho poner le último pase. El Lara fue un equipo muy replegado con una línea de cinco, pero nosotros tenemos que saber filtrar bolas”, agregó Holan.

Santos parecía ya tranquilo, habiéndole quitado a Lara la ventaja de gol de visitante. Sin hacer mayor esfuerzo se fueron al descanso. El local no encontraba las contras que sí fueron peligrosas en Brasil, tampoco las pelotas paradas.

“Queríamos sostener el cero en nuestra valla en el primer tiempo, para luego dominar el juego. Pero recordemos que estábamos jugando con el subcampeón de América y eso conlleva una jerarquía. Ellos se consiguen con un gol de pelota parada y luego esos nos lleva a replantear todo”, indicó Brignani.

El tiempo para intentar la remontada de Lara

Lara comenzó el segundo tiempo muy pasivo, mientras que la visita parecía conformarse con el resultado. Fue entonces cuando el equipo crepuscular apostó por salir jugando, tener la pelota y atacar por los costados.

En el parcial 62’ Jesús Bueno centró un balón al corazón de área que cabeceó Cristopher Rodríguez y luego Ignacio Anzola para poner el empate. Fue el segundo tanto del central en la Copa Libertadores, lo que dejó a Lara con por lo menos 30 minutos para conseguir el tanto que emparejara la llave.

Pero no alcanzó. El último cuarto de cancha también fue una materia pendiente para Lara, así como lo fue para Santos. “Pesó mucho la falta de ritmo competitivo. Hay que recordar que nosotros no estamos en el torneo nacional pero Santos sí. De paso no tuvimos el balón de la copa, solo entrenamos con él 10 minutos en la ida. Pero en línea generales, me voy contento con el rendimiento de los jugadores”, cerró Brignani.

Martín Brignani dando indicaciones a la banca de Lara / Alberto Gardeazabal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba