Capitán de Independiente Medellín no ve con buenos ojos volver a jugar

Actualmente el mundo sigue azotado por la pandemia del COVID-19. Prácticamente todo se ha paralizado y las empresas, en general, siguen sufriendo los embates de esta crisis.

El fútbol, lógicamente, no escapa de ello. Pero también aquí interviene un factor determinante y es el mismo que prevalece en todo ámbito: el del sentido común.

Son muchas las dudas, interrogantes e inquietudes que surgen sobre cuándo podrá reactivarse la vida normal que se ha venido conociendo; lo mismo pasa en el deporte y también en el fútbol.

En Europa, continente golpeado por el virus antes de que América, ya se ven algunas señales de cómo y cuándo retornarían los torneos. Incluso ya varios equipos en diferentes países están entrenando.

En Colombia pasa igual. En estos momentos existe un hilo de comunicación entre el Gobierno nacional, la Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol, para poder acordar los protocolos de bioseguridad que se deben acatar para volver a jugar al fútbol en el país.

Pero en medio de esta discusión, el capitán de Independiente Medellín, Andrés Ricaurte, se muestra parco y muy cauteloso ante este posible escenario. “No me parece correcto. Creo que alejaría a los trabajadores del fútbol de sus familias y me parece que no es el momento para ello”, dijo.

Es un momento complicado y el “10” lo reconoce; sin embargo, muy a pesar de que dice extrañar mucho jugar, tiene claro que por muchas razones las condiciones no están dadas.

“Obviamente cada día que pasa es un golpe económico más para las empresas y para los equipos de fútbol, pero por el momento hay otras prioridades y creo que el fútbol por ahora debe esperar”, opina Ricaurte.

Sobre la idea que se planteó hace unos días sobre disputar el campeonato en una sola sede, el nacido en Medellín fue muy enfático de que esta posibilidad es “totalmente inviable”, aunque ya esa opción quedó descartada.

Se lo toma con calma en familia

El centrocampista del “Poderoso” está aprovechando estos días de cuarentena para compartir con su familia, ya que mientras está en temporada este tiempo es mucho más reducido: “Estamos con mucha tranquilidad y aprovechando el tiempo en familia. También haciendo ejercicios desde la casa, pero por sobre todas las cosas disfrutando el tiempo con mi esposa y mi hija, porque a veces en medio de la competencia uno no puede pasar tiempo con ellas”, expresó.

Mientras, Independiente Medellín no ha parado sus entrenamientos desde la casa bajo las órdenes del técnico Aldo Bobadilla y su cuerpo técnico.

A diferencia de deportes como el golf, el fútbol tiene contacto directo y constante durante su disputa, y es algo que el mismo presidente Iván Duque ha mencionado. Queda en manos del Gobierno y la Dimayor llegar a acuerdos que lleven con sano desarrollo el deporte más importante de Colombia.

Lee también: Las medidas más llamativas de la conmebol para reanudar la Libertadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba