“Chuy” Vera: “Viví uno de los mejores años de mi vida en Estudiantes”

Jesús “Chuy” Vera, actual Director Internacional de Scouting del FC Dallas, habló sobre su experiencia como jugador de Estudiantes de Mérida, el reto que significó entrenar al rojiblanco, el torneo conquistado en el 2011 con Zamora y el importante rol que actualmente desempeña, en entrevista exclusiva a Triángulo Deportivo.

Inicio en el fútbol con la camiseta rojiblanca

La camiseta de Estudiantes de Mérida arrastra un sentimiento inexplicable. Desde muy pequeño, Jesús “Chuy” Vera ha expresado su amor por Estudiantes, uno de los equipos con más tradición de Venezuela, y en el que hizo realidad el sueño de debutar como futbolista profesional en 1986.

“En mi llegada a Estudiantes como juvenil, el equipo venia de ser campeón en el año 85 con jugadores que yo admiraba mucho: Carvajal, René Torres, Emilio Campo, Asdrúbal Sánchez y Zambrano. En el 86 logramos el subcampeonato y fuimos a Copa Libertadores. Pude participar en un compromiso siendo muy joven. Fue una gran alegría”, contó con una sonrisa Jesús Vera.

El exfutbolista merideño formó parte importante de aquel Estudiantes del año 1999, equipo que destilaba un juego excepcional y logró clasificar a los cuartos de final de la Copa Libertadores: “Richard Páez fue poco a poco armando un grupo. Al principio costó para que se interiorizara la idea futbolística, pero se logró. Además, Richard trabajó mucho en la parte psicológica, buscó que todos creyéramos en los cambios y que si podíamos. No nos importaba quien estaba al frente, estábamos convencidos y logramos los resultados”, manifestó “Chuy”.

Desde la zona técnica

Jesús Vera tomó las riendas de Estudiantes de Mérida en el 2008, lo que significó un reto difícil por los cuantiosos problemas que presentaba la institución. La situación fue compleja, pero se armó una gran plantilla: “Durante la primera parte sufrimos porque fue un inicio difícil, pero tuve el atino de traer al equipo a jugadores muy buenos. El primer torneo nos costó mucho y nos amparó la final de la Copa Venezuela del 2008. En el siguiente año, el equipo ya tenía interiorizada la idea de juego. Llegaron refuerzos que nos dieron ese toque de personalidad”, destacó.

A pesar de los momentos complicados que vivió Estudiantes de Mérida, el equipo nunca bajo los brazos y con el apoyo de la afición más fiel del fútbol venezolano alcanzó ser más grande que cualquier problema: “Mucha gente colaboró con nosotros. Buscábamos hacer asados luego de los partidos para mantener el espíritu vivo. José, dueño de una carnicería en Mérida, nos regalaba la carne y Milillo nos daba el pan. Los martes nos llenábamos de la satisfacción del resultado y nos llenábamos tanto del alimento espiritual como físico”, detalló el técnico. 

“En el camerino les decía a los jugadores: Muchachos no podemos abandonar en la búsqueda del éxito, porque si lo hacemos le daremos la razón a la directiva de que somos malos y que por eso no nos pagan. Debemos luchar para conquistar cosas más importantes”, develó el merideño, y además declaró: “Pase uno de los mejores años de mi vida al lado de un grupo de hermanos del alma. Fue maravilloso”.

«Chuy» muy cerca de la gloria

El estratega venezolano recordó además esos 18 minutos en donde Estudiantes acarició el título del Clausura 2009: “Ese es un episodio que a veces no quiero recordar por como fue el desenlace. Estábamos en disputa tres equipos por el título y uno de los rivales tenía que perder para poder clasificar a Copa Libertadores. Algo inexplicable”, señaló el profesor Vera.

Sin embargo, en el segundo periodo (2013) del profesor Vera en el banquillo estudiantil, el equipo peleó puestos de descenso hasta la última jornada: “Jugar título y jugar descenso es lo mismo. El equipo jamás dejó de jugar buen fútbol, sabiendo que teníamos la soga en el cuello. Les trasmití lo mismo de aquel Estudiantes del 2008/2009: Muchachos no vamos a perder y no vamos a descender, pero lo que no se debe traicionar es la idea de juego y esa siempre se respetó. Siempre jugamos a ganar y salvamos la categoría”, detalló el entrenador merideño.

Primer título con Zamora FC

Luego de la gran actuación que había realizado Estudiantes en el 2009, mostrando un juego vistoso y efectivo, Jesús “Chuy” Vera decidió emprender un nuevo reto en Barinas, al convertirse en director técnico del Zamora FC

Ciertamente, el inicio no fue fácil para el entrenador y su equipo de trabajo, pero nunca dejaron de creer en sus ideas: “Las fórmulas que vas llenando son experiencias vividas. El fútbol es de vivencias. Llegué a Zamora y me sucedió lo mismo que con Estudiantes, pero entendí que, para aprender nuevos conceptos, había que desaprender lo anterior, eso ya era parte de mi filosofía. Cuando llegué a Barinas les dije a mis jugadores: Muchachos olvídense de lo anterior y vamos a ir por esta nueva idea de juego, va a costar ganar, pero vamos a hacerlo bien y en el momento que ganemos nos va a costar perder”, manifestó Vera.

Un equipo que se caracterizó por el buen fútbol, orden táctico y velocidad en las transiciones. Ganó jugando bien: “El equipo anotó muchos goles, siempre proponía. La diferencia entre el Estudiantes de Mérida y el Zamora fue el título, porque en Mérida también jugábamos muy bien. En Barinas sucedió algo muy parecido a lo que me paso en Mérida, nos debían mucho dinero y toda la ciudad se unió y nos apoyó, eso nos permitió crecer”. 

Zamora queda campeon del torneo clausura 2011. Foto: Alejandro van Schermbeek 15-5-11

Hombre de retos

Desde el 2017, “Chuy” Vera se desempeña en el cargo de Director Internacional de Scouting en el FC Dallas, equipo de la primera división de la Major League Soccer (MLS) de los Estados Unidos en la Conferencia Oeste: “Valoro mucho lo que hice en Venezuela, porque pude estar en seis finales y eso para mí es algo extraordinario. Cuando llegue acá, ese currículum me permitió entrar en una institución que es una de las más grandes de Estados Unidos”.

“El ser scouting te afina el ojo, porque estas permanentemente viendo a jugadores, y el solo hecho de ver futbolistas, estás viendo movimiento, estrategias, técnicas, potencia, fuerzas, táctica, mentalidades y no solo de jugadores, sino también de equipos. Como entrenador he crecido enormemente, el “Chuy” Vera que dejó Mineros de Guayana ha cambiado mucho. Estoy en un nivel alto y ha sido producto al área de scouting”, finalizó el profesor.

https://www.instagram.com/tv/CABjtSfBUTe/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba