Clubes europeos tienen 8.500 millones para querer superar la pandemia

Son pocos los que encontraron total comodidad durante la pandemia que provocó el coronavirus. Pero son menos que tienen un deseo mayor a que la normalidad vuelva que los clubes del fútbol europeo, que nadan entre las pérdidas económicas y les sobran los motivos para soñar todos los días por la desaparición del Covid-19.

Son más de 6.000 millones si se desea ser un poco más específico. La crisis sanitaria podría amputar entre 6.500 y 8.500 millones de euros a los ingresos de los equipos, según advirtió este miércoles Andrea Agnelli, presidente de la Juventus y del sindicato europeo de clubes (ECA).

Desvelada durante el seminario en línea ‘e-think Sport’, esta suma representa una neta reevaluación con respecto al estudio realizado en 2020 por la ECA, que hablaba de 4.000 millones de euros (4.858 millones de dólares) de pérdidas, acumuladas en dos temporadas. Debido a la falta de aficionados en las gradas y la baja de los derechos televisivos, los conjuntos viven horas bajas en la actualidad.

Si la temporada 2019/2020 solo conoció «tres o cuatro meses de crisis», con pérdidas en venta de entradas, en ingresos comerciales y en derechos de televisión, «parece que 2020/2021 será una temporada sin aficionados en los estadios», explicó Agnelli. Ante eso, el golpe que provocará la pandemia a las finanzas será demoledor.

«Cuando miro las mejores informaciones de las que disponemos, el escenario de base para la industria en la región habla de entre 6.500 y 8.500 millones de euros en los dos años combinados», declaró Agnelli.

Por otra parte, en cuanto a tesorería, «unos 360 clubes necesitan inyecciones de dinero, ya sea bajo forma de endeudamiento o de capitalización, para un total de 6.000 millones de euros (7.287 millones de dólares) en dos años», añadió el patrón de la Juve.

Fichajes, otro problema para los clubes

Pero la venta de entradas y las visitas a las tiendas no son los únicos inconvenientes de los clubes. El mercado de traspasos, que es parte importante de las cuentas monetarias en el fútbol, también se vio afectada por la pandemia. Pocos movimientos y, los que se concretan, por cantidades sumamente inferiores a las acostumbradas.

Mbappe-París-Fichajes
Kylian Mbappé es uno de los temas por definir en París. Foto AFP

Cuando el precedente estudio de la ECA no tenía en cuenta el impacto contable de la ralentización del mercado de traspasos, Andrea Agnelli habló de una bajada de 2.600 millones de euros de ingresos en un año. Se trata de un descenso de un 40%.

«Toda la industria atraviesa un período muy complicado. Se necesita una reflexión seria sobre la manera en la que queremos abordar el futuro», declaró el dirigente, defensor de los intereses de los grandes clubes.

Andre Agnelli ignoró la Superliga

Agnelli se mostró evasivo sobre las negociaciones en curso de las futuras competiciones continentales tras 2024. No quiso comentar los proyectos de «Superliga» reservada a los grandes clubes europeos y combatida por las instancias del fútbol.

Los planes de Superliga que desveló The Times, medio que mostró cómo sería el proyecto, aseguró que el plan inicial es que haya 15 clubes permanentes (citaban al Milan, Real Madrid, Manchester United) Los otros cinco participantes se clasificarán.

Sobre eso no respondió el directivo, aunque alabó la creatividad para promover cambios que aumenten el atractivo de las competiciones europeas. Juzgó como «muy interesante» la idea de un cambio de la fase de grupos de Liga de Campeones, inspirada en el sistema suizo. Con un grupo único de 32 o 36 equipos disputando cada uno diez partidos contra diez rivales diferentes.

El Real Madrid detenido contra el impulso del Shakhtar
El Real Madrid detenido contra el impulso del Shakhtar / Foto AFP

Además, pidió más oportunidades para equipos y criticó los torneos que intenten ser cerrados, como la Superliga.

 «Si miramos lo que está pasando tenemos que atajar los problemas de polarización y balance competitivo, así como la pérdida de interés. El llamado sistema suizo es muy interesante, un gran sistema. Lo que puedo decir con seguridad, desde la perspectiva de ECA viendo lo que ocurrió en 2019, es que queremos que todas. Cada una de las reformas pasen por la asamblea general de la ECA, con todos los clubes votando para decidir cuál será nuestro futuro colectivo».

«Las competiciones a nivel europeo debe ser abiertas a todos. Así nosotros, como directivos de la industria, debemos mantener vivo el sueño, algo que es uno de los mantras de nuestra historia. Todo se debe decidir por méritos deportivos, pero debemos recordar a dónde van los fans del futuro, así que desde nuestro punto de vista más partidos europeos son bienvenidos», cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba